Ahora va el SNTE: estas son sus peticiones a la SEP para corregir la reforma educativa

El Sindicato pidió a la SEP que haga cambios a la reforma educativa para que los docentes tengan garantizados sus derechos laborales.

Ahora va el SNTE: estas son sus peticiones a la SEP para corregir la reforma educativa
Se instaló la mesa de diálogo entre la Secretaría de Seguridad Pública y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación para discutir la reforma educativa. Cuartoscuro

A dos años de la aplicación de la reforma educativa promovida por el presidente Enrique Peña Nieto, no se han concretado todos los beneficios prometidos para los profesores, quienes se encuentran en una situación de “incertidumbre”, aseguran dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Por eso, la dirigencia sindical exigió al secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, replantear la evaluación y el sistema de estímulos para profesores, aspectos medulares de la reforma. Aunque el discurso del titular parecía irreductible, este jueves 7 de julio se abrió la puerta para “construir” consensos a través de una mesa de negociación con representantes de ambas partes.

Durante un encuentro este miércoles, Juan Díaz de la Torre, presidente del SNTE, entregó al secretario Nuño un documento con 12 puntos para “corregir” la reforma educativa, sobre todo en su implementación.

A raíz de esa exigencia, este jueves instalaron la mesa de negociación que si bien coincide en la aplicación de la reforma, el sindicato busca el respeto a los derechos laborales de sus agremiados.

“Estamos trabajando para que los docentes se vean en la propia reforma”, porque los maestros se sienten “en la incertidumbre”, aseguró José García, integrante del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.

Luego de la reunión de dos horas, el líder sindical dijo que buscan el blindaje del sistema educativo para que cumpla con la función, pero, sobre todo, “que los docentes sepan que están garantizados sus derechos. Ese es el objetivo”.

En el documento de 12 puntos, el SNTE pidió que la evaluación a los docentes no tenga el carácter “punitivo” y que se aplique con base en un criterio de “contextualización” y con la participación de los maestros, es decir, que tomen en cuenta las diferencias económicas y culturales de las diferentes regiones del país.

Otro reclamo central es el “respeto” a los derechos adquiridos en el programa Carrera Magisterial, toda vez que la SEP decidió separar dicho estímulo a salario, lo que repercute en una disminución en las prestaciones, jubilaciones y el aumento salarial anual de los profesores.

Además, exigen “la inmediata aplicación del pago de salarios, incentivos económicos, asignación de plazas y la promoción de docentes destacados en la primera etapa de evaluación del desempeño docente”, es decir, cumplir con la promesa de que los maestros que participarían en la evaluación que mandata la reforma educativa verían mejoras económicas y laborales.

El SNTE apoyó la reforma educativa que según el presidente Peña Nieto, era la más importante de su sexenio; sin embargo, dos años después, la dirigencia considera que hay “interpretaciones equívocas”.

Luis Manuel Hernández, integrante del CEN del SNTE, aseguró “se puede mejorar la calidad de la educación a la par de respetar los derechos laborales”.

El punto más complejo, dijo, es la etapa de implementación. Aunque “hay voluntad de todos para sacarla adelante. Hay que quitarle la presión de agendas diferentes a lo educativo y a lo sindical”.

José García consideró que después de esta primera reunión, “hay sensibilidad” por parte de la SEP, pero “lo que queremos es que todos entendamos la ley de la misma manera. A partir de ahí, que sea aplicable”.

El subsecretario de Educación Básica, Javier Treviño, quién encabezó la mesa por parte de la SEP, descartó la suspensión de las evaluaciones que han causado movilizaciones en diferentes estados del país.

Aunque habrá diálogo para encontrar consensos, existirá “pleno respeto a la ley”, porque esta mesa de negociación se trata de “fortalecer todos los procesos de implementación”.

El SNTE también demandó “establecer como criterio para la evaluación” la participación previa de los docentes en las distintas modalidades.

Además, pidió al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), instalar de manera inmediata, un “mecanismo de revisión y análisis riguroso de las primeras etapas de evaluación y replantear todo el proceso”.

En un comunicado enviado horas después de la mesa de negociación, el INEE dijo estar dispuesto a escuchar a todos los actores, pero advirtió que “la evaluación docente no atenta contra los derechos constitucionales del magisterio y no tiene intención punitiva”.

Por ello, dijo, cada actor debe asumir la responsabilidad que le corresponde y en este caso, al INEE,  como “organismo constitucional autónomo, le corresponde asegurar la solidez técnica de las evaluaciones, vigilar su adecuada aplicación y el estricto apego a sus resultados”.

Close
Comentarios
  • Hector Armendariz

    EL
    DESPERTAR DEL ZOMBI-SNTE

    Parece que el SNTE no estaba muerto andaba de
    parranda con Aurelio Nuñó.

    Después de meses de luchas,
    marchas, bloqueos, paros, descuentos, despidos, amenazas, encarcelamientos,
    muertos, desaparecidos y múltiples represiones como el pan de cada día, por fin
    los maestros, estudiantes y padres de familia en lucha, vieron algo de luz, su
    hartazgo hacia el totalitarismo educativo encuentra resultados, sus legítimos
    reclamos tuvieron eco, ya que sus exigencias por cambios, adecuaciones y
    modificaciones a la Reforma Administrativa (dizque Educativa) fueron escuchadas
    y se esperan efectos positivos para mejorar en verdad la educación y respetar
    los derechos laborales de los maestros.

    No se deben de olvidar las
    terribles y difamatorias campañas mediáticas de desprestigio y criminalización
    hacia y en contra de los [email protected] por parte de las televisoras y medios de
    comunicación, cómplices inmorales del sistema al distorsionar y falsear enormes
    desabastos, escases de productos y combustibles, quiebra de comercios, todo fue
    exagerado, son hechos comprobados por reporteros de la Revista Proceso y medios
    independientes, se politizó y aterrorizó con la quiebra del país y la
    reprobación de todos los alumnos de varios estados, quienes, se dijo
    chapuceramente, perderían el año escolar debido a los paros y bloqueos.

    Hasta donde se sabe, marcharon
    durante meses decenas de miles de maestros y paraban miles de escuelas, no en tres estados
    sino en 8 o más, los merolicos del sistema exclamaban que sólo eran unos
    cuantos maestros y unas cuantas escuelas;
    pero la realidad es que en las marchas aparecían por doquier decenas de miles
    de profesores protestando. ¿Serían virtuales?

    Ante estas exigencias de
    gran parte de la sociedad, el gobierno
    Neoliberal por fin cedió y abrió un poco la puerta para el diálogo, acepta por
    fin, que sí son necesarias varias modificaciones y adecuaciones a su Reforma
    punitiva.

    Ante la represión y la
    imposición violenta de la Reforma y sus Leyes Secundarias, el SNTE se mantuvo agazapado, obediente y
    callado, ahora que ya hay disposición y dialogo para reformar la Reforma, aparecen
    como ninfas de su letargo sepulcral, como zombis traen una cartita que
    casualmente es igual a las peticiones expresadas por los maestros en lucha, es
    decir, después de las participaciones y resistencias de los maestros en muchos
    estados del país, ahora se quieren subir a la carreta y aparecer como los héroes
    que lograron modificar la Reforma y rescatar el respeto y la no retroactividad hacia
    los derechos de los maestros.

    Cómodamente, cuando vieron
    que ya estaba todo planchado y en vías de pactarse los acuerdos con la SEP y
    Gobernación, por supuesto gracias a las protestas y la lucha de la resistencia
    magisterial, estos líderes de azúcar se aprontan muy sonrientes proponiendo lo
    que ya saben que se va a negociar, a pesar de nunca dieron la cara ni
    ofrecieron resistencia a las barbaridades de la Reforma Administrativa, vieron
    que era momento de rescatar la poca legitimidad que les queda como
    interlocutores con el Estado y vieron fácil montarse a caballo ensillado.. Pero
    no tiene la culpa el indio sino el que lo hace compadre.

    ATTE. Profr. Héctor
    Armendáriz