¿Bantú murió por la anestesia? ¿Su traslado fue bien planeado? Esto dice un estudio de expertos

Las autoridades de la Ciudad de México solicitaron un informe a un grupo de expertos internacionales, quienes concluyeron que el gorila murió a causa de la enfermedad cardiaca que padecía.

¿Bantú murió por la anestesia? ¿Su traslado fue bien planeado? Esto dice un estudio de expertos
Bantú murió mientras era trasladado del zoológico de Chapultepec al de Guadalajara. Zoológico de Chapultepec
La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México solicitó un estudio riguroso externo sobre las condiciones que generaron la muerte del gorila Bantú, a fin de contar con elementos suficientes que garanticen la transparencia del caso.

En un comunicado, la dependencia local informó que dicho análisis fue realizado por un panel de médicos internacionales expertos en gorilas y médicos veterinarios nacionales con reconocimiento internacional, quienes participaron de manera voluntaria, sin mediar ningún tipo de pago o retribución por su servicio.

El panel concluyó que quienes realizaron los procedimientos posteriores a la muerte del gorila, “siguieron el formato del protocolo de necropsias estándar del proyecto Gorilla SSP (Species Survival Plan) de la AZA (Asociación de Zoológicos y Acuarios) incluida la morfometría, peso de los órganos, varias mediciones del corazón e imágenes fotográficas”.

Al respecto aclaró que el propósito de un examen post mortem sobre un gorila o cualquier otro animal no radica solamente en determinar la causa de la muerte, sino también en contribuir al entendimiento de otros procesos que afectan la salud del ejemplar y que en última instancia lleven a técnicas veterinarias y de crianza mejoradas.

Por ello, “con la finalidad de lograr un examen (necropsia o autopsia) post mortem completo se debe diseccionar el cuerpo desde la barbilla hasta la pelvis y extraer todos los órganos internos. Se examina y se toman muestras de cada órgano”.

Con respecto a la anestesia, los especialistas explicaron que “los tres agentes de inmovilización usados en el caso de Bantú son ampliamente usados en los procedimientos de inmovilización de gorilas y pueden ser seleccionados en combinación”.

Por lo anterior “la opinión del grupo es que Bantú no recibió una sobredosis de los agentes de inmovilización”.

En cuanto a la transportación del ejemplar, aseguraron que “la jaula de transporte cumplía con las normas de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) la cual hace recomendaciones para los contenedores y transporte de animales vivos para una amplia gama de especies de animales”.

Referente a las causas de la muerte de Bantú, el grupo de especialistas mencionó que si bien, el corazón de Bantú era manifiestamente anormal en peso y circunferencia, la apariencia voluminosa corresponde a la dilatación en estado terminal.

Por ello, se puede llegar a una conclusión de que “el fallecimiento posterior a la inmovilización para el transporte se podría haber relacionado con el hecho que el corazón ya no fue capaz de compensar la enfermedad crónica subyacente”.

De hecho, el estudio señaló que aún en el improbable caso de que Bantú se resucitara con éxito, tendría un pronóstico grave dada su enfermedad cardiaca en etapa terminal.

Aquí el informe íntegro:

Reporte de expertos sobre Bantú by http://www.animalpolitico.com on Scribd

Close
Comentarios