Multihomicidio en la Narvarte: 7 claves que las autoridades no investigan a un año del caso

¿Cuál fue el móvil del multihomicidio de la Narvarte? ¿Hubo un quinto hombre implicado en el asesinato? A un año del caso, la defensa de las víctimas denuncia que hay más preguntas que respuestas.

Nadia Vera
Cuartoscuro

A un año del multihomicidio de la Colonia Narvarte, en la Ciudad de México, las preguntas sin resolver por parte de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) se acumulan.

En la actualidad tres personas están consignadas como presuntos responsables del asesinato de Mile Martín, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete, la activista Nadia Vera, y el fotoperiodista Rubén Espinosa.

Los familiares y amigos de las víctimas, quienes ayer domingo realizaron actos conmemorativos en la Ciudad de México, Veracruz y Guadalajara, denunciaron que a un año del crimen aún se desconoce con certeza el móvil del multihomicidio.

Comentaron que la Fiscalía no ha investigado otros “elementos clave” del caso.

Los abogados de las víctimas recordaron que en noviembre de 2015 presentaron una demanda de amparo contra la Fiscalía que investiga el crimen, luego de que se negara a informarles por escrito sobre los avances de la investigación y tras oponerse a realizar nuevos peritajes para esclarecer los hechos.

Como fruto de la demanda, que incluyó por lo menos 60 requerimientos, en abril pasado consiguieron el amparo de una Juez para que se realizaran nuevas diligencias y evitar así que las autoridades capitalinas le den carpetazo al caso.

Aun así los avances han sido “nulos”, denuncian.

Estas son algunos de los “elementos clave” del caso Narvarte que familiares y abogados de las víctimas exigen que se investiguen:

1. El móvil: ¿tres tipos llegaron, dispararon y se fueron con 6 mil pesos?

A un año del crimen, el móvil del multihomicido sigue siendo una incógnita.

Aunque la PGJCDMX apuntó que las primeras investigaciones apuntaban a un posible robo de un vehículo y de una maleta, en el expediente de la investigación no existe una relación de lo que presuntamente fue sustraído del departamento.

De hecho, en el departamento se dejaron computadoras, aparatos electrodomésticos, y otras cosas de valor. Según trascendió, los tres sujetos sólo se llevaron una alcancía con seis mil pesos.

Los abogados y familiares de las víctimas creen que sería poco probable un multihomicidio con violencia y saña sólo para robar una pequeña cantidad de dinero: “Creemos que unos ladrones que tuvieron tiempo de asesinar a cinco personas, también habrían tenido tiempo suficiente para saquear el departamento y no llevarse solo un ‘cochinito’ con 5 mil pesos”, plantea en entrevista con Animal Político Patricia Espinosa, hermana del fotoperiodista Rubén Espinosa.

David Peña, abogado de Nadia, Yesenia y Mile, asegura por su parte que la versión de la Fiscalía es “inverosímil”.

“La Procuraduría mantiene su hipótesis de que tres sujetos llegaron un buen día a un departamento en la colonia Narvarte, entraron, dispararon y se fueron. Así, sin más. Sin ninguna motivación, móvil ni nada. Y que además, que estas personas no se escondieron después del homicidio. Simplemente, asesinaron y se fueron a sus casas”.

La procuraduría capitalina también ha dicho que las pruebas obtenidas fortalecieron otra línea de investigación: el crimen tuvo como origen la amistad de los tres presuntos responsables con la joven Mile Virginia Martín, una de las cinco víctimas; en una entrevista con Animal Político en noviembre de 2015, el subprocurador de justicia del DF, Edmundo Garrido, reconoció que este móvil no estaba “totalmente confirmado”.

2. No se investiga actividad periodística como posible móvil 

Artículo 19, organización defensora de la libertad de expresión, expuso que otro elemento clave que las autoridades ministeriales no han investigado como posible móvil del asesinato es el activismo de Nadia Vera y el trabajo periodístico de Rubén Espinosa.

Tanto Nadia como Rubén denunciaron públicamente que tuvieron que autoexiliarse en la Ciudad de México tras recibir amenazas en Xalapa, capital veracruzana. Nadia Vera incluso denunció en un video que responsabilizaba al gobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa de cualquier ataque en su contra.

Leopoldo Maldonado, abogado de Artículo 19 –que participa como coadyuvante en la investigación del caso-, expresó que la defensa de las víctimas no está cerrada a que el móvil del asesinato sea político o de libertad de expresión. Pero demanda que la Fiscalía capitalina “agote esta línea de investigación”, para que “con elementos objetivos y una investigación seria” pueda concluir si dicha línea “apunta o no hacia Veracruz”.

Artículo 19 critica que la Procuraduría General de la República (PGR), a través de su Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), no haya atraído el caso, a pesar de las denuncias públicas que hicieron Nadia y Rubén sobre las amenazas en su contra por su actividad crítica contra las autoridades veracruzanas. Asimismo, evidencia que el órgano de investigación de delitos contra la prensa de la PGJCDMX tampoco esté participando en las investigaciones. 

3. No se dejó declarar a familiares y amigos de las víctimas 

Aunado a lo anterior, Mirtha Pérez, mamá de Nadia, denunció en una carta el pasado 27 de julio, que la Fiscalía no permitió declarar a varios familiares y amigos de Nadia, quien querían abonar al caso con sus testimonios acerca de las amenazas de muerte que recibió la activista.

El abogado David Peña precisa que los dos días posteriores al multihomicidio, sí se tomó declaración de algunos amigos y familiares. Pero a partir del tercer día la Procuraduría dejó de recibir testimonios.

“La Fiscalía dice ‘para qué quiero seguir preguntando en Veracruz, si yo ya tengo a tres detenidos’. Pero nosotros aún no sabemos el móvil, si alguien mandó a estas tres personas, si alguien les pagó, o cuál fue entonces su beneficio”, señala Peña, quien denuncia que “la Procuraduría está oponiéndose a que se siga ampliando la investigación sobre la línea que vincula el caso con Veracruz”.

4.¿Hubo un quinto hombre en el departamento?

Según la declaración que consta en el expediente del caso, Daniel Pacheco –uno de los tres consignados- dijo que la tarde del 31 de julio de 2015 había cinco hombres en el departamento de la Narvarte. Tres de ellos eran el propio Daniel y sus supuestos amigos Abraham y Omar –también consignados-. El cuarto era Rubén Espinosa. Y del quinto no se sabe nada. De hecho, en su investigación la Procuraduría sólo se identifica a cuatro sujetos.

En este sentido, el abogado Leopoldo Maldonado apunta que la Fiscalía no ha investigado varios elementos que pueden dar respuesta a la existencia de ese quinto sujeto.

Por ejemplo, Maldonado señaló que en las cuerdas y cables que los presuntos homicidas utilizaron para estrangular a dos de las víctimas, previo a dispararles en la cabeza, se encontraron restos de ADN de una persona del sexo masculino que no corresponden con los tres victimarios ni con el de Rubén Espinosa.

Además, se hallaron “pisadas de zapato con sangre”, que al contrastarlas con las tallas de los cuatro hombres que estuvieron en el departamento durante los hechos tampoco coinciden.

5. ¿Y los videos completos? 

Los abogados de las víctimas refieren que han solicitado ver los videos de cámaras del C4 y de cámaras privadas de los establecimientos que hay en las proximidades del departamento de la calle Luz Saviñón.

Hasta el momento, Artículo 19 tuvo acceso como coadyuvante de la investigación a “un video editado” de lo que sucedió en dicha calle entre las dos y tres horas, lapso de tiempo en el que ocurrió el crimen.

Artículo 19 solicitó acceder al video completo, sin editar, para saber si alguna persona entró antes o después de los hechos, y corroborar su identidad y si participó o no en los hechos.

Los videos completos están bajo custodia judicial. “Lo que hemos visto hasta ahora es, tal cual, una versión editada de los videos que sostienen la teoría del caso de la procuraduría”, dijo Maldonado.

6. ¿Y las llamadas telefónicas?

Otra incógnita sin investigar es las llamadas telefónicas que realizaron los probables responsables en momentos previos, durante y después del crimen.

A pesar de que se tiene el registro de llamadas, “la Procuraduría se ha negado a investigar a quiénes pertenecían esos números, para determinar si tuvieron algún vínculo con los hechos”, criticó Maldonado.

Cuestionado sobre cuál fue el argumento de la Fiscalía para no investigar las llamadas, explicó que la autoridad les respondió “que no era necesario”, puesto que dichas llamadas “pudieron ser de familiares o del banco”.

7. Otros vacíos

Además de lo anterior, el abogado de Artículo 19 expuso que quedan “otros vacíos” por investigar. Uno de ellos es por qué Mile Martín, la ciudadana colombiana, “salió abruptamente” del departamento donde vivía, en la calle Adolfo Prieto.

“Tampoco se ha agotado esta línea de investigación. No se investigó por qué (Mile) puso una denuncia por despojo cuando la sacaron de ese departamento, motivo por el cual se fue a vivir provisionalmente con Yesenia Quiroz al departamento de la Narvarte (donde fue asesinada)”.

“El gobierno le apuesta al olvido”

“A un año del caso, hay más interrogantes que respuestas”, dice a modo de conclusión el abogado David Peña.

“Tenemos la sensación de que no ha pasado un año. Porque sigue intacto el dolor, la rabia y la impotencia por la impunidad”, comentó por su parte Giovanna Mazzotti, colega de Nadia Vera, quien denunció que “el gobierno le apuesta al olvido” del caso.

Por su parte, Patricia Espinosa cuenta en entrevista que a un aún no digiere el asesinato de su hermano Rubén, aunque advierte que ni ella ni su familia están cansados.

“Vamos a seguir luchando hasta el final. Lo único que pedimos es que nos dejen satisfechos con la investigación. Sabemos que eso no nos va a quitar el dolor, pero al menos nos dejarán tranquilos. Porque ahora mismo no sabemos bien quién ideó todo esto y por qué. Por eso –concluye Espinosa-, seguimos en la nada y con la tristeza de que Rubén ya no está con nosotros”.

Animal Político buscó a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México para que diera respuesta a estos interrogantes en una entrevista; al momento de publicar esta nota, la dependencia no contestó a la petición.

Close
Comentarios