El notario que certificó a policías de Nochixtlán es exfuncionario de la Secretaría de Seguridad

Para el investigador Ernesto López Portillo es “irregular” que un notario público certifique la nula portación de armas en un operativo policiaco; pues se tendrían que videograbar la actuación de los policías e invitar a instancias de derechos humanos.

notario nochixtlan
Cuartoscuro

El notario público que el pasado 16 de junio “certificó” la nula portación de armas de fuego por parte de policías estatales y federales que participaron en el operativo de Nochixtlán, Oaxaca, que dejó un saldo de siete civiles muertos y decenas de heridos, es un ex funcionario de la desaparecida Secretaría de Seguridad Pública, dependencia que hasta hace cuatro años comandaban a la Policía Federal.

Se trata del notario público oaxaqueño Blas Fortino Figueroa Montes, quien de acuerdo con un documento entregado a una comisión de senadores que da seguimiento a los hechos ocurridos en Nochixtlán, certificó en una hora y veinte minutos que 400 policías estatales y un número no definido de policías federales, sólo portaban equipo antimotín y no llevaban armas de fuego.

La certificación notarial fue presentada por el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, para argumentar que los policías sólo portaban equipo antimotín al inicio del operativo, lo que a decir del investigador Ernesto López Portillo, director del Instituto para la Seguridad y la Democracia (INSYDE), se trata de una medida “irregular”, pues si quiere mostrar certeza la policía debe de videograbar sus operaciones y mostrar el material.

“En todo caso, debió llamar a visitadores de derechos humanos para que verificaran el operativo desde el inicio, hasta la retirada, y no a un notario”, dice el investigador.

El notario, exdiputado priista y exfuncionario de la SSP

De acuerdo con el acta notarial, de la que Animal Político tiene copia, el notario 65  de la ciudad de Oaxaca, Blas Fortino Figueroa Montes, recibió desde el 18 de junio tres oficios para realizar una “certificación de fe de hechos” sobre el número de elementos que participarían en un “operativo emergente de restauración del orden”.

La solicitud la hicieron el secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Jorge Alberto Ruiz; el coordinador general de la Agencia Estatal de Investigaciones, Jaciel Vázquez, así como el coordinador estatal de la Policía Federal en Oaxaca, Jorge Cano.

Por ello, el domingo 19 de junio, el notario público acudió a la Supercarretera Cuacnopalan-Tehuacán-Oaxaca desde las cinco horas y certificó que los 400 policías estatales sólo portaban el “kit policíaco antimotines”, sin armas de fuego ni punzocortantes.

Lo mismo hizo con 50 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes además del equipo antimotín, llevan dos lanzadores simples de “agentes químicos”.

En el acta notarial no se asienta cuántos elementos de la Policía Federal revisó, aunque, de acuerdo con la información del comisionado Galindo, participaron 400 en el operativo. El notario certificó que los federales portaban “equipo antimotín, seis lanzadores simples de agentes químicos y 158 cápsulas de humo”.

Revisó también los 50 vehículos oficiales que utilizarían los policías; la diligencia encabezada por el notario concluyó a las 6:20 de la mañana; es decir, una hora y veinte minutos después de su llegada.

El historial laboral del notario Blas Fortino Figueroa Montes denota que conoce bien el funcionamiento de la policía, toda vez que de 2007 a 2013 trabajó en la Secretaría de Seguridad Pública Federal, durante la administración de Genaro García Luna.

De acuerdo con el registro de servidores públicos de la Secretaría de la Función Pública, Figueroa Montes entró a dependencia en 2007 como director de Asuntos legales y derechos humanos del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social. Y de 2009 a 2013 fue director general de Normatividad y control de la SSP.

Además, el notario conoce también el estado de Oaxaca, toda vez que tuvo cargos públicos durante tres gubernaturas. Fue presidente del Congreso estatal por el PRI, durante la administración del exgobernador, Diódoro Carrasco, entre 1992 y 1998.

Después saltó a la Cámara de Diputados, como diputado priista por Oaxaca, en la LVI Legislatura, entre noviembre de 1994 y agosto de 1997.  Y de 2001 a 2002 fue director de comunicación social en la administración del exgobernador José Murat.

Mientras que entre 2002 y 2004 fue Coordinador estatal de Abasto y de 2004 a 2007, en la administración de Ulises Ruiz, fue director del Consejo estatal del café de Oaxaca.El investigador Ernesto López Portillo sostiene que la única manera para convencer sobre la buena actuación de la policía en el país no está en un acta notarial, sino en la transparencia. “La Policía Federal debe enseñar sus protocolos”, dice.

Notario by http://www.animalpolitico.com on Scribd

Close
Comentarios