Programas sociales cuestionados por Coneval tendrán millones en 2017, pero sin destino claro

Aun cuando el Coneval ha cuestionado en diferentes evaluaciones la falta de información sobre los recursos destinados a programas sociales dirigidos a emprendedores, jóvenes y adultos mayores, Hacienda les destina recursos millonarios para 2017.

programas sociales
El programa de ayuda a adultos mayores carece de definición de la población atendida y el modelo de intervención para atenderla. Cuartoscuro

La Secretaría de Hacienda ha ignorado las evaluaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y ha mantenido presupuestos millonarios a programas sociales que no han comprobado su eficacia y ni siquiera tienen identificado la población objetivo ni los beneficios que han recibido.

Se trata de  los programas del ramo 20 de Desarrollo Social: Generación y articulación de políticas públicas integrales de juventud; Fomento a la economía social y el programa de Servicios a grupos con necesidades especiales, el que incluso tendrá un aumento presupuestal del 5% para 2017.

Hacienda ha mantenido aumentos presupuestales a los programas que han operado desde 2008 y 2009 y, que según las evaluaciones más reciente del Coneval presentan debilidades en su diseño y ejecución.

 

Fomento a la economía no genera cadenas productivas

El programa de Fomento a la economía social, por ejemplo, tendrá 2 mil 15 millones de pesos, según el proyecto de egresos 2017 para entregar apoyos para abrir o ampliar un negocio. Sin embargo, el Coneval, concluyó que “el programa no fomenta decididamente la generación de cadenas productivas”.

La recomendación del Coneval, como parte de la evaluación realizada en 2014, está la “cuantificación de la población potencial y objetivo”, elaboración de padrones y de una evaluación de impacto en el mediano plazo.

Apoyo para adultos mayores sin información beneficiarios

El programa Servicios a grupos con necesidades otorga descuentos especiales a adultos mayores a través de la credencial del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), mediante convenios con organismos de gobierno e instituciones privadas.

El programa inició operación en 2009 con 215 millones de pesos y ha mantenido un crecimiento presupuestal desde entonces hasta llegar a 338 millones de pesos, para 2017. El programa carece de definición de la población atendida y el modelo de intervención para atenderla. Tampoco tiene los mecanismos para sistematizar la información de la población beneficiada, según el Coneval.

Aunque el programa busca fomentar el ejercicio de los derechos y el desarrollo integral de los adultos mayores, no tiene “estrategias para afrontar el proceso acelerado de transición demográfica” que prevé que en 2030 habrá ocho millones más de adultos mayores que en 2015.

Recursos para jóvenes sin padrón

A través del programa de articulación de políticas dirigidas a jóvenes, se han apoyado a jóvenes emprendedores, becarios y prestadores de servicio social, pero en el análisis del Coneval, concluye que “no identifica de forma específica el problema que da origen al programa”.

Tampoco tiene un padrón de beneficiarios y de planeación estratégica que defina sus metas de corto, mediano y largo plazo. Aún así, para 2017 recibirá 189 millones de pesos.

El actual presupuesto presenta recortes en distintos rubros de la administración pública, pero estos casos mantienen asignaciones constantes aunque carezcan de evidencias sobre su efectividad, según ha cuestionado el Coneval a través de evaluaciones.

Close
Comentarios