Duarte llegó al extremo de desviar 503 mdp de secretarías clave sin contratos ni licitaciones

Javier Duarte desvió dinero de áreas clave como salud y seguridad para supuestamente promocionar los resultados de su gobierno; el dinero en realidad se entregó a empresas fantasma.

Este pago a empresas fantasma, confirmado por Bermúdez Zurita, involucra por lo menos a 19 empresas y 12 dependencias
Este pago a empresas fantasma, confirmado por Bermúdez Zurita, involucra por lo menos a 19 empresas y 12 dependencias Cuartoscuro Archivo

El fraude cometido por la administración de Javier Duarte a través de empresas fantasma sigue creciendo. Investigaciones periodísticas de Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad documentan nuevos desvíos que superan los mil millones de pesos y que se suman a los 645 millones revelados originalmente en mayo pasado.

Los hallazgos muestran  un nuevo modus operandi a través del cual 12 dependencias hicieron pagos a las compañías fantasmas sin que mediara licitación ni contrato alguno. Además, que el número de empresas involucradas ya asciende a 68 y que algunas de ellas fueron constituidas fuera de Veracruz, en entidades como Chiapas, Puebla, Oaxaca o la Ciudad de México.

Animal Político documentó que sólo en 2014 la administración de Javier Duarte pagó 503 millones de pesos a través de 348 facturas en favor de 19 compañías fantasma. Esto sin que existiera  ningún proceso licitación o contrato de por medio. El concepto de todas esas facturas fue la supuesta “difusión de actividades del gobierno”.

Pero el dinero no salió del presupuesto de la Coordinación de Comunicación Social, la única facultada para contratar servicios de difusión, sino que se utilizaron recursos de 12 dependencias claves. Por ejemplo,  de Seguridad Pública se tomaron 56 millones de pesos  y de la Secretaría de Salud otros 47 millones de pesos.

Entre las 19 empresas a las que se pagó la supuesta difusión de actividades del gobierno hay 10 que apenas un año antes habían recibido contratos para vender paquetes de cemento, despensas y útiles escolares.  Las doce dependencias involucradas negaron en solicitudes de transparencia haber firmado contratos por los pagos que si aparecen facturados.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad documentó la operación de otras 47 nuevas empresas fantasma que recibieron contratos por un total de 633 millones de pesos del gobierno de Javier Duarte. En varias de las compañías hay coincidencias de socios y domicilios con las primeras 22 empresas reveladas en mayo pasado.

La red de empresas fantasma, además, se extiende a otros seis estados. En la investigación periodística se documentaron contratos del Gobierno de Veracruz por 299 millones de pesos a 17 compañías en los estados de Oaxaca, Hidalgo, Querétaro, Puebla, Chiapas y la Ciudad de México.

En este nuevo grupo hay 11 empresas que realizaron ventas ‘fantasma’ por 204 millones de pesos; es decir, que no pudieron acreditar la entrega de la mercancía o servicios para el que fueron contratadas.

Hasta ahora, las investigaciones periodísticas de Animal Político y Mexicanos contra al Corrupción han documentado un desvío desde mayo pasado de un total de mil 780 millones de pesos. De acuerdo con el SAT, los recursos desviados podrían superar los tres mil millones solo en el caso del primer grupo de empresas fantasma.

A continuación,  la investigación de Animal Político.

*****

Durante 2014, el gobierno de Javier Duarte utilizó a 19 empresas fantasma para desviar 503 millones de pesos del erario público sin licitaciones ni contratos. El desvío se hizo a través del presupuesto de 12 dependencias veracruzanas de las que se tomaron recursos para -supuestamente- difundir las actividades de la administración de Duarte, sin que estás tuvieran facultades para gastar en ese concepto.

Para pagarle a las compañías fantasma se usaron recursos de áreas clave como procuración de justicia, seguridad pública, salud, educación, desarrollo social y medio ambiente.

Se trata de un nuevo capítulo en la historia de las empresas fantasma de Javier Duarte y el desvío  de recursos al erario de Veracruz que, según el Servicio de Administración Tributaria (SAT),  podría ascender 3,300 millones de pesos.

A diferencia de los 645 millones desviados a través de 4 dependencias que, entre 2012 y 2013, entregaron 73 contratos a 21 empresas fantasma para la compra de productos a población vulnerable, que nunca llegaron a su destino, según documentó Animal Político en mayo pasado, en esta ocasión Duarte y sus colaboradores ni siquiera simularon los procesos de adjudicación y contratos.

La Constitución Política del país y la ley de Adquisiciones de Veracruz claramente disponen que cualquier erogación de recursos públicos debe hacerse mediante una licitación pública y, con excepciones, una licitación cerrada para adjudicación directa. Aquí no ocurrió nada de ello.

Una serie de solicitudes de información hechas vía transparencia gubernamental a 12 dependencias de la administración Duarte revelan que, en todos los casos, las instancias de gobierno negaron haber firmado contratos por el concepto de publicidad o difusión con las 19 empresas fantasma. Sin embargo los pagos se hicieron, como consta en 348 facturas en poder de Animal Político.

Además de las 12 dependencias, se preguntó también vía transparencia a la Coordinación de Comunicación Social – única facultada para erogar recursos en la difusión de imagen del gobierno – si había contratos firmados con las empresas. La respuesta fue negativa. La Secretaría de Finanzas del estado también negó cualquier proceso de adjudicación con dichas compañías.

MAS Empresas Fantasma 01

El saqueo

En el caso del desvío de recursos documentado en este nuevo capítulo de la historia Duarte-empresas fantasma se establece que la dependencia a la que se le facturaron más pagos por difusión, en 2014, fue la Secretaría de Seguridad Pública, con más de 54 millones 400 mil pesos; le sigue la de Turismo, con 51 millones 238 mil; la de Desarrollo Social, con 50 millones 79 mil pesos; la de Desarrollo Económico y Portuario, con 48 millones 474 mil pesos; la de Educación, con 47 millones 679 mil pesos y la de Salud, con casi 47 millones.

Después se encuentra la Secretaría de Protección Civil, que pagó a las empresas fantasma por difusión de actividades del gobierno 46 millones 625 mil pesos; le sigue la de Gobierno, con 41 millones 78 mil pesos; la de Medio Ambiente, con 39 millones 612 mil pesos, y la Secretaría para el Desarrollo Agropecuario, con 39 millones 605 mil pesos.

Incluso la Procuraduría de Justicia de Veracruz  pagó 36 millones 401 mil pesos y la Secretaría de Comunicaciones 676 mil pesos a las compañías falsas.

MAS Empresas Fantasma 03

Más de 80% de los pagos se hicieron entre septiembre y diciembre de 2014  y hubo casos en donde se hicieron múltiples pagos con diferencia de pocas horas. Por ejemplo, solo entre el 15 y 16 de diciembre  se hicieron pagos de 80 facturas por casi 166 millones de pesos.

Más de 80% de los pagos se hicieron entre septiembre y diciembre de 2014  y hubo casos en los que se hicieron múltiples pagos con diferencia de pocas horas. Por ejemplo, solo entre el 15 y 16 de diciembre  se hicieron pagos de 80 facturas por casi 166 millones de pesos.

Por este caso, el Servicio de Administración Tributaria está integrando una investigación y ya ha pedido a las dependencias involucradas informes sobre los pagos realizados. Tras esta indagatoria,  si encuentra motivos suficientes, podría presentar ante la Procuraduría General de la República una nueva denuncia penal contra la administración de Javier Duarte por estos desvíos.

Consulta el especial: Las empresas fantasma de Veracruz.

Fraude confirmado por el SAT

 

Sedeco a Cgcs Akkira by http://www.animalpolitico.com on Scribd


La investigación que tiene en desarrollo el SAT también ha confirmado que no existen contratos que amparen estas adquisiciones pese a que las facturas son reales.

El 19 de octubre, Ericka Carrillo Alvarado, directora Jurídica de la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario de Veracruz (Sedecop), informó a la coordinación de Comunicación Social sobre una solicitud enviada por la Administración Estratégica de Fiscalización del SAT para que se entregaran contratos que amparaban facturas por gastos de “difusión de actividades” que la dependencia erogó en favor de la empresa Publicidad Akkira.

El documento, al que este medio tuvo acceso, evidencia que las facturas existen pero también que no hay contratos, dado que dicha secretaría está impedida por ley para entregar dinero por ese concepto.

“El Jefe del departamento de Recursos Financieros informa bajo protesta de decir verdad que se da por enterado de su existencia (de las facturas), sin embargo la Sedecop se encuentra impedida a contratar servicios relacionados con publicidad, información, difusión o cualquier actividad de comunicación social”,  señala en el documento la directora jurídica.

Debido a lo anterior, ella le informa al área de Comunicación Social local que estos pagos tuvieron que haber sido erogados por ellos y le invita a que informe de esta situación a los auditores del SAT. Además advierte que se dará vista a la Contraloría estatal de las irregularidades que estos hechos representan.

En 2014, el titular del área de Comunicación Social era Alberto Silva, quien un año antes encabezaba la Secretaría de Desarrollo Social, la cual dio más de 50 contratos a empresas fantasma.

Empresas recicladas

SAT by http://www.animalpolitico.com on Scribd

De las 19 empresas que en 2014 facturaron con el gobierno de Veracruz los supuestos servicios de difusión de actividades, 10 de ellas ya habían sido utilizadas un año antes para recibir pagos  por servicios como venta de materiales para construcción, de despensas o materiales escolares, según reveló la investigación de Animal Político de mayo pasado.

Se trata de las empresas Carrirey, Ravsan Servicios Múltiples, Anzara, Mogarver, Merca Carrey, Marvercarr, Publicidad Akkira, Saervizios Oktagonales, Centro de Recursos de Negocios CERENE, y Desarrolladores Mercalim.

Estas 10 compañías facturaron más de 86% de los 503 millones de pesos destinados a la supuesta difusión de actividades del gobierno de Javier Duarte.

Los domicilios fiscales de estas compañías corresponden a cuartos o terrenos en zonas populares y cuyos socios en realidad son personas de bajos recursos.

El SAT ya incluyó a estas 10 compañías en el listado definitivo de empresas que simularon operaciones y hay juicios penales en curso en contra de todos sus representantes legales.

Nuevas empresas: una es salón de belleza

Además de las compañías mencionadas, hay otras ocho empresas que también facturaron al gobierno de Veracruz casi 84 millones de pesos por difusión de actividades gubernamentales.

ficha-patrol

ficha-jisar

Las empresas son Comercial Patrol, Principal Enajena, Promoción y Comunicación, Comercializadora Jisar de México y Compañía Sanagora de Servicios, cuyas actas de constitución se encuentran inscritas en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Además están  Gman Smart Business, Servicios Integrales de Mercadotecnia y Producción de Eventos SIMPE y Servicios Generales M, constituidas en Veracruz y Boca del Río.

MAS Empresas Fantasma 02

Las facturas en poder de Animal Político revelan la coincidencia de domicilios fiscales entre algunas de éstas, como en el caso de Comercial Patrol y Promoción y Comunicación. Ambas empresas reportaron al Servicio de Administración Tributaria su ubicación en Paseo de la Niña 150 del Fraccionamiento Las Américas, en Boca del Río.

La dirección corresponde a la Torre 1519, un complejo inmobiliario con oficinas corporativas en renta en las que inclusive se ubica la oficina local del SAT. Es un edificio moderno que se ubica en la mejor zona comercial de Boca del Río. En este mismo lugar operó Desarrolladores Mercalim, una de las empresas fantasma con las que desviaron recursos en 2013.

En noviembre pasado, el SAT incluyó a Mercalim, junto con las demás empresas reveladas en el reportaje de mayo pasado, en la lista definitiva de empresas inexistentes que simulan operaciones. En tanto, la empresa Promoción y Comunicación ya figura en la lista oficial de presuntas compañías no localizadas.

En el caso de Servicios Generales M, de acuerdo con la facturación, tiene su domicilio en el número 1908-3 de la Avenida 9 de la colonia José Cardel, en la ciudad de Córdoba, Veracruz.

Pero en ese lugar lo que en realidad existe es una estética de belleza y rizado de pestañas. Es un inmueble de dos pisos, forrados de azulejo y cajón de estacionamiento para siete vehículos.

En el Sistema de Información Empresarial de la Secretaría de Economía, la compañía Comercial Patrol aparece con una empresa de 0 a 10 empleados dedicada a la venta de materiales de construcción. Comercializadora Jisar de México figura como una compañía también de 0 a 10 empleados dedicada a la venta de equipo  de cómputo. Ninguna dice dedicarse a actividades de difusión de información publicidad.

Las otras seis empresas no figuran siquiera en el mencionado registro.

Además hay una persona física de nombre Gabriel García Esquivel que también emitió cuatro facturas al mismo número de dependencias, por un monto idéntico: 139 mil 200 pesos.


Descargas

descarga-empresas-fantasma-veracruz

Facturas 709 mb.

Respuestas de transparencia 15 mb.

Close
Comentarios