La ASF le pone tache al gobierno por su gasto de 2,300 mdp en tabletas para alumnos de primaria

La Auditoría Superior indicó que el gobierno federal no dio elementos para asegurar que el gasto en 988,489 tabletas haya ayudado a la educación; en el 54.1% de las escuelas donde se aplicó el programa no había internet para conectar los dispositivos.

tabletas sep
948,133 tabletas fueron entregadas a alumnos de quinto grado de primarias públicas de educación básica, en 2015, y 40,356 a figuras educativas que apoyaron su aprendizaje. Cuartoscuro Archivo

El gobierno de Enrique Peña Nieto gastó en 2015 un monto de 2 mil 346 millones de pesos en el programa de entrega de tabletas electrónicas a alumnos de quinto de primaria, pero en la mitad de las escuelas donde fueron entregadas ni siquiera contaban con internet, y nunca se comprobó que esos dispositivos mejoraran el aprendizaje.

Lo anterior lo estableció la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en su análisis sobre la Cuenta Pública 2015.

Al verificar el funcionamiento del Programa de Inclusión y Alfabetización Digital, y de la instancia encargada de ejecutarlo, denominada Coordinación General @prende.mx, la ASF identificó más de una decena de fallas en el programa, con el que las autoridades educativas entregaron 988,489 tabletas electrónicas a alumnos y “figuras educativas” -profesores, directivos, supervisores- de 15 entidades.

En aquel entonces los estados elegidos fueron Colima, Estado de México, Puebla, Sonora, Tabasco, el Distrito Federal, Nayarit, Durango, Sinaloa, Tlaxcala, Quintana Roo, Zacatecas, Yucatán, Hidalgo y Chihuahua.

La ASF señala que, para empezar, el gobierno nunca explicó por qué fueron elegidos esos estados, y ya que fueron entregadas las tabletas, no se establecieron parámetros para asegurar que el gasto había sido adecuado, y que los alumnos habían aprendido más y mejor.

Además, no se cumplió con dar la infraestructura necesaria para que el uso de estos dispositivos en los salones de clase diera frutos, y no se capacitó de forma adecuada a los profesores, para que sus clases mejoraran con las tabletas.

“No es posible asegurar que los alumnos de quinto grado de primarias públicas los utilizaron como herramienta en su proceso de aprendizaje; no se garantizó la disponibilidad de energía eléctrica, de internet ni del equipamiento de ‘solución de aula’ en las escuelas apoyadas por el programa, por lo que no es posible asegurar que los dispositivos operaron como se tenía previsto, lo que impide conocer los efectos del programa en el favorecimiento del aprendizaje de los alumnos de quinto grado de primarias públicas beneficiados”, concluyó la ASF.

En 2015, según la Auditoría, el gobierno federal no proporcionó información sobre la disponibilidad de energía eléctrica en las escuelas participantes en el programa, por lo que no fue posible determinar si las escuelas contaron con dicho servicio para el funcionamiento de las tabletas.

“De las 30,632 escuelas en las que se entregaron tabletas electrónicas a los alumnos de quinto grado, el 43.8% (13,428) contó con el servicio de internet; en el 2.1% (642) no se dispuso de información sobre la disponibilidad de este servicio, y en el 54.1% (16,562) no se contó con dicho servicio para garantizar la conectividad de las tabletas”, detalló la Auditoría.

A continuación un conteo de 13 de las fallas del programa de tabletas, identificadas por la ASF:

1.- No se justificaron las razones por las que el programa se delimitó únicamente a los alumnos de quinto grado de primarias públicas.

2.- Nunca se justificó por qué los alumnos requerían tabletas electrónicas para su aprendizaje.

3.- El gobierno federal no justificó cómo se realizó la selección de las entidades federativas que participaron en el programa de entrega de tabletas en 2014 y 2015.

4.- La Coordinación General @prende.mx “no contó con información, indicadores, ni metas que permitieran evaluar el grado en que el programa contribuyó a favorecer el aprendizaje de los alumnos”.

5.-  No se estableció el procedimiento de selección para determinar a los beneficiarios del programa.

6.- La Coordinación General @prende.mx no actualizó los lineamientos de operación del Programa de Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD) para el ejercicio fiscal 2015.

7.- No se acreditó la entrega de tabletas a las figuras educativas del estado de Sinaloa, aun cuando dicha entidad federativa participó en el PIAD en 2015.

8.-  La Coordinación General @prende.mx  no contó con la matrícula de alumnos inscritos en forma regular en quinto grado de primarias públicas, ni con el registro de las figuras educativas en servicio en 2015, por lo que no se pudo establecer el nivel de cobertura que tuvo el programa.

9.-  @prende.mx “no adquirió ni entregó bienes para la solución de aula a las primarias públicas participantes en el PIAD, los cuales complementan el uso de las tabletas electrónicas proporcionadas a los alumnos y las figuras educativas de quinto grado de primaria”.

10.- De las 988,489 tabletas electrónicas entregadas por el PIAD a los alumnos de quinto grado de primaria y a las figuras educativas que apoyaron su aprendizaje, el 5.5% (54,110 tabletas) presentó fallas.

11.- No se proporcionó información sobre las medidas implementadas para arreglar esos problemas técnicos.

12.- El número de docentes capacitados en 2015 en el “Taller de formación para docentes participantes en el PIAD” (62,086 docentes) no se corresponde con el número de docentes que en ese año recibieron tabletas electrónicas (29,396 docentes), ya que lo sobrepasa en 111.2 puntos porcentuales, “por lo que no se generó información confiable sobre este taller de capacitación”.

13.-  Se identificó que el 17.1% (85) de los 496 contenidos seleccionados para las tabletas no fue validado, por lo que no se garantizó que estos contenidos se alinearan con los planes de estudio de los alumnos beneficiados por el programa.

Fracasos previos 

El reporte de la Auditoría recuerda que en 2003 el gobierno del presidente Vicente Fox activó el programa Enciclomedia, que buscó mejorar el aprendizaje equipando a las aulas con pizarrones electrónicos y otros materiales audiovisuales.

“En 2010, el programa fue eliminado, debido a la falta de transparencia en los recursos que le fueron asignados; la carencia de infraestructura básica en las escuelas para su operación; la falta de apoyo técnico; las  deficiencias en la formación de los profesores que permitiera realizar el uso adecuado de las tecnologías, y la falta de seguimiento al programa”, indicó la ASF.

Durante los años de operación de Enciclomedia, fueron gastados 33,362 millones de pesos, según se indicó en el texto “(Mal) Gasto en las TIC” (Mexicanos Primero-2013), de Alberto Serdán.

Y de ese gasto, solo quedaron “equipos arrumbados y un desconocido impacto educativo correspondiente a los cuantiosos recursos destinados”.

Cuando era candidato a la presidencia, Enrique Peña Nieto prometió que todos los alumnos de quinto y sexto grado tendrían computadora con internet.

En 2013, su gobierno compró 240,000 laptops, para entregarlas en Colima, Sonora y Tabasco, como parte del programa MiCompu.MX.

La ASF, al analizar la cuenta pública de ese año, encontró que esas laptops solo eran usadas una vez a la semana por los alumnos de sexto grado, y que la SEP no había demostrado el beneficio de esas computadoras para la educación.

Además, profesores y alumnos mencionaron que muchos de esos equipos se habían descompuesto.

Pese a esa experiencia negativa, el gobierno activó al siguiente año, en 2014, el Programa de Alfabetización e Inclusión Digital (PIAD), y compró 709,824 tabletas para entregarlas a alumnos. Para ese año, la Cámara de Diputados aprobó otorgarle a ese programa 2,510 millones 135,065 pesos, misma cantidad que para 2015.

En septiembre de 2015, después de que un estudio de la OCDE indicara que en países donde se han hecho fuertes inversiones en tecnologías de la información y comunicación (TIC) no se había visto “ninguna mejora evidente” en el rendimiento de los alumnos, el secretario de Educación, Aurelio Nuño, reconoció que “el uso de estas tecnologías no tiene un impacto en mejorar la calidad de la educación”.

El funcionario dijo que se haría una evaluación del programa, para replantearlo. En noviembre pasado, la SEP dejó en el pasado el Programa de Alfabetización e Inclusión Digital (PIAD), y activó una nueva estrategia denominada @prende 2.0, un programa piloto en 3 mil escuelas, enfocado en la instalación de aulas con equipamiento y conectividad, y evaluación constante.

Con ese programa, según el gobierno, serían aprovechadas las 2 millones de tabletas entregadas en años previos.

Auditoría Programa de Inclusión y Alfabetización Digital by http://www.animalpolitico.com on Scribd

Close
Comentarios
  • Manuel Rosa Torres

    HOY EN DÍA VENDRIA BIEN HACER UN REPORTAJE SOBRE EL FRAUDE DETRAS DE ESTA ACCIÓN DEL GOBIERNO, DIO LAPTOPS Y TABLETS QUE TRAEN CHIP ANTI ROBO Y EL PROBLEMA NO RÁDICA EN LOS CHIPS, RÁDICA EN QUE LLEVAN PARA DOS AÑOS INACTIVOS LOS SERVIDORES QUE CHECAN Y DESBLOQUEAN ESTOS CHIPS VIA ONLINE Y HOY EN DÍA HAY MILES DE NIÑOS CON EQUIPOS QUE YA NO PUEDEN DESBLOQUEARSE GRACIAS A QUE EL GOBIERNO NO A PAGADO O SE HA ROBADO EL DINERPO PARA PAGAR LOS SERVIDORES DE INTEL ENCARGADOS DE GENERAR LOS CODIGOS DE DESBLOQUEO DE ESTOS EQUIPOS QUE LLEGAN A MI TALLER, DE MENOS SE ENCONTRO UN MODO DE HACKEAR LAS LAPTOPS DIFERENTE AL DE YOUTUBE Y QUE FUNCIONARA CON TODOS LOS MODELOS, PERO LAS TABLETS SI SE LES BAJA LA PILA A 0% PIERDEN LA FECHA Y EL CHIP ANTI ROBO TRABAJA BLOQUEANDOLAS, TAMBIEN SISTEMAS UMMA (ENCARGADO DE DISTRIBUIR Y DAR SOPORTE A ESTOS EQUIPOS) NO TIENE HOY EN DÍA NINGÚN METODO PARA REVIVIR LAS TABLETS YA QUE NO PUEDEN FLASHEARSE Y NO HAY ROM QUE FUNCIONE, ELLOS MISMOS INFORMAN QUE LOS SERVIDORES LLEVAN 2 AÑOS SIN FUNCIONAR Y ESTAN A LA ESPERA PARA VER QUE DÍA, MES O AÑO VUELVEN A FUNCIONAR (PERO SI EL GOBIERNO NO PAGA JAMAS FUNCIONARAN)