Partidos apuestan por la desmemoria para matar la iniciativa #SinVotoNoHayDinero: Kumamoto

Los diputados aplazaron para abril la discusión de la iniciativa que reduciría el dinero a partidos, para que el activismo social que ha impulsado la propuesta baje de intensidad y el tema se congele, dijo el diputado independiente Pedro Kumamoto en entrevista con Animal Político.

Kumamoto
Pedro Kumamoto impulsa una iniciativa para reducir el financiamiento a partidos políticos. Cuartoscuro

PRI, Panal y PVEM apuestan a que el tiempo y la “desmemoria” sepulten la iniciativa #SinVotoNoHayDinero para reducir el financiamiento a los partidos políticos, retrasando su aprobación con el objetivo de que disminuya el apoyo mostrado por la sociedad , señala el impulsor de la propuesta, Pedro Kumamoto.

Aunque el diputado priista Braulio Guerra aseguró que el PRI está a favor de disminuir el dinero público para partidos y que actualmente se analizan 16 iniciativas sobre el tema en la Comisión de Puntos Constitucionales, entre ellas la de Kumamoto, fueron los legisladores de ese partido quienes esta semana pospusieron la discusión de la iniciativa hasta abril.

“Hay un grupo que yo identifico, que es quizás el de legisladores o grupos parlamentarios que le apuestan a que eventualmente la energía vital del movimiento que se ha generado alrededor se vaya extinguiendo poco a poco”, explicó a Animal Político Pedro Kumamoto, diputado independiente de Jaliscom, quien impulsa la iniciativa.

“(Este grupo) le está apostando a la desmemoria, a congelar, ese grupo se está equivocando porque vamos a tener más bien más activismo de participación y de involucrarnos para impulsar #SinVotoNoHayDinero”, agregó.

La iniciativa #SinVotoNoHayDinero busca que los partidos políticos reciban un financiamiento de acuerdo con el número de votos válidos que obtengan en la elección federal o local anterior, y no de acuerdo con la cifra de personas registradas en el padrón electoral, como ocurre actualmente.

Esto generaría un ahorro total de 2 mil 253 millones 304 mil 202 pesos al año, de acuerdo con la iniciativa.

Tras la reforma electoral de 2014, se dijo que los partidos recibirían menos recursos y las elecciones serían más baratas. Sin embargo el gasto ha aumentado. Ese año recibieron 6 mil 195 millones de pesos, un año después —gracias a la reforma— obtuvieron 9 mil 649 millones (56% más) y en 2016 recibieron 8 mil 447 millones (30% más).

Especial: Derroche por la democracia: así se tira tu dinero.

Kumamoto identifica a otros grupos integrados por legisladores del PRD, Movimiento Ciudadano y el PAN, que apoyan la iniciativa, y que están buscando cómo complementar los temas de financiamiento a partidos con las propuestas de #SinVotoNoHayDinero.

“Hay (un grupo) también de legisladores que no están convencidos pero están dispuestos a conocer y a plantearse la iniciativa”, señala el diputado.

Aseguró que con estos legisladores buscará trabajar de cerca en las modificaciones de la iniciativa, y las nuevas propuestas, siempre y cuando se respete que se tiene que vincular al voto válido la cantidad de recursos que reciben los partidos políticos.

“Lo que nos hace falta es que el bloque PRI, Verde Ecologista y Nueva Alianza defina cuál va a ser su postura respecto de este tema”, cuestiona Kumamoto, pues dice la postura de estos partidos sobre la iniciativa ha cambiado desde estar a favor de la reducción al financiamiento a partidos, a señalar que la votarían en contra, para finalmente aplazar su discusión.

Kumamoto ve a la presión y el activismo social como factores que han hecho a los legisladores no mandar a la congeladora la iniciativa.

A principios de marzo, el diputado jalisciense pidió a través de redes sociales a los ciudadanos que llamaran a los diputados que discuten la iniciativa para pedirles que no la enviaran a la congeladora.

A eso se suma que hasta el momento 125 organizaciones sociales en 26 estados apoyan la iniciativa. “El impulso que le ha dado el activismo a través de las miles de llamadas que han recibido en la Cámara de Diputados sí ha surtido efecto”, dice el diputado independiente.

Lee: Precios sin control del material electoral: una urna cuesta 29 pesos en un estado y en otro 600

El proceso electoral del próximo año es una oportunidad para #SinVotoNoHayDinero, asegura Kumamoto.

“El hecho de que el fantasma del 2018 esté tan cerca nos permite poder ejecutar activismo mucho más relacionado con lo que a los partidos les interesa, que es poder tener victorias electorales”, afirma.

Explica que la posición que tomen los partidos respecto a la iniciativa puede derivar en que la gente los premie o castigue con su voto.

Kumamoto aclara que aunque los diputados aprueben #SinVotoNoHayDinero en abril, las modificaciones a las leyes electorales no aplicarían para 2018, pues se tiene que hacer con un plazo previo de tiempo antes de las próximas elecciones, lo que retrasaría la aplicación de la reforma un año y medio.

Sin embargo, el diputado independiente pone como “fecha fatal” para que la iniciativa sea aprobada el actual periodo ordinario en San Lázaro, que termina el 30 de abril.

Se apruebe o no, dice Kumamoto, “esto no va a parar”, pues continuará con el activismo social para este y otros temas.

Close
Comentarios
  • Fernando

    Pedro para presidente