Inseguro y sobrepoblado, así es el penal de Culiacán del que escaparon cinco peligrosos reos

El gobierno de Sinaloa reconocieron que el penal de Culiacán no cuenta con las medidas de seguridad para tener a internos de alta peligrosidad.

reos
El gobierno de Sinaloa reconocieron que el penal de Culiacán no cuenta con las medidas de seguridad para tener a internos de alta peligrosidad. CNDH

Las autoridades de Sinaloa reconocieron este viernes, después de la fuga de cinco reos de alta peligrosidad, que las medidas de seguridad en el penal de Culiacán son “sumamente endebles”.

Además su infraestructura “es deplorable y, en consecuencia, se torna frágil e inoperante para cumplir sus funciones”, señaló el gobierno estatal en un comunicado este viernes.

Entre las fallas que enumero el gobierno están la insuficiencia de videocámaras; que no cuenta con inhibidores de celulares, y el personal es insuficiente además de que algunos no están capacitados y tienen bajos sueldos.

Además cuentan con equipamiento de seguridad en mal estado e insuficiente, señaló este viernes en el secretario de Seguridad Pública, general Genaro Robles Casillas.

Este jueves 16 de marzo, estas fallas de seguridad ayudaron a la fuga de Juan José Esparragoza Monzón escaparon del penal Alfonso Limón Sánchez, “El Limón”; Rafael Guadalupe Felix Núñez, “Changuito Ántrax”; Jesús Peña Gonzalez, “El 20” y Francisco Javier Zazueta Rosales, “El Pancho Chimal”.

Todos relacionados con el cártel de Sinaloa.

Desde el 19 de enero se había solicitado al gobierno federal el traslado de los fugados a cárceles de máxima seguridad. Sin embargo no habían podido ser trasladados a otro peal debido a que un juez les otorgó un amparo para evitarlo, explicó Robles Casillas.

El funcionario señaló que Juan José Esparragoza Monzón, “El Azulito” se encontraba recluido en un área de mínima seguridad pues todavía no había sido sentenciado por el juez, por lo que compartía los módulos con los procesados.

Los cuatro reos estaban ya en el área de internos pues ya tenían una sentencia dictada por un juez por diversos delitos.

Pero las fallas de seguridad no son nuevas. En 2014, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reprobó al penal de Culiacán por diversas fallas en la seguridad y las instalaciones para los internos.

En su Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2014, la CNDH señaló entre las deficiencias del penal el insuficiente personal de seguridad y custodia; deficiencias en la imposición de sanciones disciplinarias; sobrepoblación y hacinamiento.

Además de que dentro del penal existen áreas de privilegios, posesión de objetos y sustancias prohibidas, así como de internos que ejercen violencia o control sobre el resto de la población.

También hay actos de corrupción tanto de los custodios que imponen cuotas a los reos, como de éstos que también cobran a otros reos.

La CNDH también señaló que había deficiencias en la supervisión del funcionamiento del penal por parte de su director.

Este viernes, el gobierno de Sinaloa informó que suspendió de sus cargos al titular encargado del Despacho del Reclusorio de Culiacán, así como de 10 Comandantes.

Sobre el comandante de seguridad del penal, José Mario Murillo Rodríguez, señaló que no ha podido ser localizado pues desde que ocurrió la fuga dejó las instalaciones del penal, y este viernes no se presentó a trabajar.

La investigación

El gobierno de Sinaloa no ha dado detalles de cómo ocurrió la fuga de los reos.

Robles Casillas señaló que por tratarse de reos del fuero federal, las investigaciones están a cargo del Ministerio Público Federal, aunque la Secretaría de Seguridad Pública estatal también inició su propia investigación.

Dijo que el Ministerio Público Federal solicitó los archivos de video de las videocámaras, para el desahogo de las investigaciones.

Close
Comentarios