Policías de EU han atacado a 405 mexicanos en los últimos 8 años; ninguno ha pisado la cárcel

En Estados Unidos ningún policía ha pisado la cárcel por agredir a mexicanos, según datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Al menos 125 agresiones siguen pendientes por resolver.

mexicanos
25 agresiones contra mexicanos se encuentran pendientes de resolver y 29 casos se resolvieron extrajudicialmente. AFP/Archivo

Más de 400 personas de nacionalidad mexicana fueron heridas o asesinadas por autoridades policiacas en Estados Unidos, entre 2008 y 2016. En ninguno de estos casos se han emitido sentencias en materia penal contra los oficiales involucrados.

De los 405 casos que documentó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) –en información revelada vía transparencia–, en 251 no existieron elementos para que procediera una acción legal, ya sea porque se determinó que la actuación de los policías estadunidenses fue “en defensa propia”, o porque las personas mexicanas rechazaron la asistencia consular o fueron vinculadas a otros delitos.

Otras 125 agresiones contra mexicanos se encuentran pendientes de resolver y 29 casos se resolvieron con acuerdos que las autoridades de Estados Unidos lograron, extrajudicialmente, con las víctimas o sus familias.

Mexicanos víctimas de policías estadunidenses

Uno de los casos resueltos con acuerdos promovidos por la defensa de la víctima es el de Anastasio Hernández, que en mayo de 2010 murió por golpes y toques eléctricos propinados por doce agentes fronterizos en la garita de San Ysidro, California.

La familia de Anastasio emprendió dos juicios contra los agentes fronterizos, uno por la vía penal, que fue desechado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos en noviembre de 2015, al determinar “que no había suficiente evidencia para perseguir cargos criminales por violación a derechos civiles”, y uno por la vía civil, que se resolvió la semana pasada, cuando la defensa de la víctima acordó que se desistirán de la demanda, a cambio de que el gobierno norteamericano los indemnice con un millón de dólares.

Los estados con mayor número de casos de uso excesivo de la fuerza policial contra mexicanos son Arizona (139), Texas (109) y California (91), en el periodo comprendido de 2008 a 2016.

El año en el que se cometió el mayor número de abusos por parte de agentes policiacos fue el 2010, con 80 casos. Arizona fue el estado con mayor número de agresiones ese año, con 31 casos; seguido por California, con 21 casos; y en tercer lugar está Texas, con 18 abusos de la fuerza policiaca.

Sergio Adrián Hernández Güereca es uno de los 18 mexicanos agredidos por agentes estadounidenses en Texas, durante 2010.

El 7 de junio de ese año, Sergio, que tenía 15 años, se encontraba jugando del lado mexicano de la frontera, en Ciudad Juárez, cuando un agente de la Patrulla Fronteriza le disparó “en defensa propia” desde el lado estadounidense, porque, según su versión, estaba siendo atacado a pedradas por el adolescente y otros jóvenes.

Actualmente el caso de Sergio es juzgado por la Corte Suprema de los Estados Unidos, luego de que en abril de 2015 la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Distrito, con sede en Nueva Orleans, dictaminó que el agente acusado goza de “inmunidad calificada” y no puede ser demandado por la familia del menor.

Desde 2010, al menos seis mexicanos han sido asesinados por disparos de agentes de la Patrulla Fronteriza en supuestos incidentes de defensa propia.

Otros estados donde agentes policiacos de Estados Unidos han agredido a mexicanos son Illinois (9), Georgia (6), Carolina del Norte (6), Nevada (5), Washington, (5), Nuevo México (4), Louisiana (4), Nueva York (3), Oregon(3), Arkansas (2), Florida (2), Nebraska (2), Colorado (1), Distrito de Columbia (1), Minessota (1), Oklahoma (1) y Utah (1).

Crímenes de odio contra mexicanos en EU

En febrero de 2016, tres “individuos de raza blanca” golpearon a dos jóvenes mexicanos, gritándoles insultos raciales a ellos y a los familiares y amigos que los acompañaban, porque se encontraban hablando en español. Los tres agresores atacaron a los jóvenes con cuchillos y huyeron; sin embargo, fueron detenidos por oficiales del condado de Los Ángeles.

En agosto de 2016, el detective encargado de la investigación informó que los agresores fueron sentenciados a cuatro años de prisión, por cargos de asalto a mano armada, agresión y crimen de odio.

Entre 2008 y 2016, se cometieron seis crímenes de odio contra personas de nacionalidad mexicana, de acuerdo con los datos de la SRE.

En estos casos, los mexicanos fueron víctimas de agresiones físicas y verbales motivadas por odio racial.

En agosto de 2015, Guillermo, un mexicano de 58 años, fue víctima de un ataque por parte de dos personas estadounidenses en Boston, quienes al ser detenidos declararon que sus acciones fueron motivadas por su simpatía con las declaraciones de Donald Trump, respecto al tema de los inmigrantes mexicanos.

En mayo de 2016, los agresores fueron sentenciados a tres años de prisión, en un caso, y a dos años y medio en el otro.

Los otros cuatro casos fueron cometidos en Denver (2008), Filadelfia (2008), Nueva York (2009) y San Francisco (2010). En todos los casos, los agresores han sido condenados a prisión.

Close
Comentarios
  • Mela Pelaez

    ojalá que aprenda rápido videgaray pa que defienda a nuestros paisanos de los trinches gringos abusivos y racistas….