El SAT investiga a empresa naviera vinculada al exgobernador Roberto Borge

La compañía intentó ocultar la compra de 5 embarcaciones valuadas en 300 mdp, presuntamente realizando operaciones con recursos de procedencia ilícita, según una denuncia presentada ante el SAT.

borge
El exgobernador del Estado Roberto Borge Angulo. Cuartoscuro Archivo

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) investiga a la empresa naviera Barcos Caribe por ocultar la compra de cinco embarcaciones cuyo costo total fue de 299.9 millones de pesos.

Barcos Caribe es una sociedad naviera cuyo dueño y apoderada legal son empleados de la familia del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, quien desde su cargo promovió la creación de la compañía.

Desde el 15 de febrero de 2015, la empresa presta el servicio de cruce marítimo entre Cozumel y Playa del Carmen.

De acuerdo con la denuncia promovida ante el SAT por un particular, y que fue admitida el pasado 7 de marzo, la compañía pretendió ocultar la compra de las embarcaciones “porque los socios estaban conscientes de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita”, un delito que se castiga con “cinco a 15 años de prisión y de mil a cinco mil días de multa”, de acuerdo con el artículo 400 Bis del Código Penal Federal.

En esta operación denominada Proyecto Monarca participaron Barcos Caribe –cuya razón social es Impulsora Marítima de Quintana Roo y del Caribe S.A de C.V.–, así como las empresas extranjeras responsables de vender y/o fabricar las embarcaciones.

Además, con la denuncia se presentó un paquete de pruebas que incluyen el acta constitutiva de la compañía naviera; los contratos de compraventa de cada una de las embarcaciones y los registros de 21 transferencias bancarias realizadas por Barcos Caribe a las empresas proveedoras, entre septiembre de 2015 y octubre de 2016, que presuntamente no fueron reportadas al SAT.

De acuerdo con los contratos en poder de Luces del Siglo, el costo de las embarcaciones fue el siguiente: embarcación Kilimanjaro I (Caribe I), 2 millones 450 mil dólares americanos; Kilimanjaro II (Caribe II), 2 millones 450 mil dólares americanos; Eagle (Caribe III), 4 millones 350 mil dólares australianos; Casco B-117, 4 millones 970 mil dólares australianos; y Casco B-118, 4 millones 970 mil dólares australianos.

La suma de todas estas cifras ya convertidas en moneda mexicana al tipo de cambio del momento de la adquisición de los navíos, resultan en la cantidad de 299 millones 977 mil 800 pesos.     

Empleados de la familia Borge dueños de la naviera

La constitución de la empresa Impulsora Marítima de Quintana Roo y del Caribe S. A. de C.V., se remonta al 22 de junio de 2012. Se conformó con un capital de 200 mil pesos y como objeto social estableció el ejercicio del comercio marítimo, en general y en particular.

Como accionistas originales figuraban los señores Franco González Padrón y César Celso González Hermosillo y Melgarejo, cada uno con 100 acciones con valor nominal de mil pesos, el primero como “administrador único” y el segundo como “comisario”.

González Padrón es tío del exgobernador (antecesor de Borge) y actual senador del PRI, Félix González Canto. En 2001, se asoció con Roberto Borge Martín y Rosa Yolanda Angulo de Borge, padres del exgobernador Borge Angulo, con quienes constituyó la compañía Naviera Turística de Quintana Roo.

En el caso de César Celso González Hermosillo y Malgarejo, una investigación periodística del noticiero 10 en Punto estableció que se trata del abogado de la familia Borge. Su nombre se encuentra relacionado con una investigación iniciada por la PGR en febrero pasado, luego que la dependencia asegurara 25 inmuebles –con un valor de 5 mil millones de pesos– que presuntamente fueron vendidos de forma irregular durante el gobierno de Roberto Borge en Quintana Roo.

Entre ellos hay cuatro predios en Cozumel, Quintana Roo, propiedad de presuntos prestanombres del exgobernador Roberto Borge, y que fueron revelados en el noticiario 10 En Punto. Los predios fueron entregados a través de ventas subvaluadas a Rosa Yolanda Angulo Castilla, madre del exgobernador y a César Celso González Hermosillo y Melgarejo, reportó en su momento el diario Reforma.

En octubre de 2014, Franco González y César Celso González le otorgaron poder general a Irma Fabiola Carmona y María Lourdes Pinela Nieto, ésta última secretaria de Roberto Borge Martín, para representarlos en la compañía naviera.

De acuerdo con el coordinador general de Puertos y Marina Mercante de la SCT, Guillermo Ruiz de Teresa, el establecimiento de “Barcos Caribe” (Impulsora Marítima de Quintana Roo y del Caribe S.A de C.V) se debió a una “solicitud del gobernador Roberto Borge Angulo”.

Lo anterior lo dijo el 16 de febrero de 2015, durante la inauguración de la naviera evento al que asistió el propio gobernador. “Fue decisión de la federación tener una tercera línea que pudiera concretar esa solicitud del gobernador Roberto Borge Angulo”, dijo el funcionario.

Año y medio más tarde, el 16 de agosto de 2016, Franco González Padrón vendió sus acciones de “Barcos Caribe” a su socio César Celso González Hermosillo, por lo que en consecuencia la sociedad quedó en manos del abogado de la familia Borge, cuya compañía es investigada por la SHCP por supuestamente tratar de ocultar las huellas de las transferencias bancarias por cerca de 300 millones de pesos.

Close
Comentarios