Aranceles y medidas proteccionistas, los cambios modestos que Trump propone al TLC

El borrador que el gobierno de Trump envió al Senado propone que los países integrantes impongan aranceles a mercancías cuando la importación afecte su mercado interno; también impulsa el 'buy american'.

trump
El presidente de EU, Donald Trump. AFP

Donald Trump ya tiene lista su propuesta de reforma al Tratado de Libre Comercio (TLC) que tiene con México y Canadá.

Pero a diferencia de los grandes cambios que había anunciado haría, las modificaciones son en su mayoría “modestas”, de acuerdo con un borrador enviado por la Casa Blanca al Congreso y al que tuvo acceso el diario The Wall Street Journal.

Por el contrario, Estados Unidos mantendrá algunas de las disposiciones más controvertidas del acuerdo, según el diario.

Una de ellas es que mantiene el panel de arbitraje en el que los inversionistas de los tres países pueden resolver demandas civiles y así evitar los tribunales locales. Con esto, según el documento, se busca  “mejorar los procedimientos para resolver disputas”.

Aunque esto, de acuerdo con especialistas, afecta la soberanía de los países participantes.

EU no usaría la renegociación del TLC para lidiar con con las disputas sobre las políticas monetaria extranjera o sobre cifras del déficit comercial bilateral, como habían pedido algunos sectores comerciales.

El mayor cambio en la propuesta de Trump es que cada una de las naciones que integran el tratado puede establecer un arancel en caso de que una inundación de importaciones causen “daño grave o amenazan con causar un daño grave” a las industrias nacionales.

Este proyecto sería la base de la negociación que iniciaría 90 días después de que el gobierno de Trump notifique al Congreso sobre su intención de iniciar renegociaciones formales.

Consultado por el WSJ, Jeffrey Schott, académico del Instituto Peterson de Economía Internacional, un centro de estudio sobre el libre comercio, dijo que el reimponer tarifas, conocida como “snapback” en la jerga comercial, es una medida que ya buscó impulsar el expresidente Bill Clinton, y opuesta por México.

En una carta que acompaña el borrador enviada a los miembros del Comité de Finanzas del Senado señala que Estados Unidos debe buscar en su relación Canadá y México medidas para revisar el déficit comercial que mantiene con estos países aunque no propone ninguna medida concreta.

Asimismo, las llamadas reglas de origen, que se refieren al porcentaje de un producto que debe producirse en los países del TLCAN podrían modificarse para “apoyar la producción y el empleo en Estados Unidos”, aunque el texto no proporciona detalles.

Otro cambio se reflejaría en las compras gubernamentales del TLCAN. Actualmente el gobierno debe considerar ofertas de los tres países, el borrador de Trump sugiere que las compras se lleven a cabo de modo consistente con políticas que den preferencias a adquisiciones nacionales.

Con esta cláusula se podría abrir la puerta para las políticas de “Buy American” (compra lo estadunidense) impulsada por Trump, pero los comercios estadunidenses también podrían perder parte de sus ventas en México y Canadá.

Las disposiciones laborales y ambientales propuestas del proyecto para reformar el TLCAN también recuerdan el TPP, dijo Schott.

 

Entre estas reforma destacan protecciones del comercio digital, el endurecimiento de la propiedad intelectual y los requisitos para que empresas de propiedad estatal operen de manera comercial.

Close
Comentarios