Fiscal de Veracruz denuncia participación de autoridades en fosas de Colinas de Santa Fe

El nuevo fiscal veracruzano dijo que lo ocurrido en las Colinas de Santa Fe debió ocurrir con la complicidad de las autoridades, por la cantidad de cuerpos que han sido encontrados.

fosa
El terreno de Colinas de Santa Fe ya es el conjunto de fosas clandestinas más grande del que se tenga registro oficial. Cuartoscuro

La inhumación de al menos 242 cadáveres en fosas clandestinas descubiertas en un predio de Veracruz, en el este de México, tuvo que haber contado con la complicidad de autoridades, declaró este jueves el fiscal local.

Es imposible que nadie se haya dado cuenta de lo que sucedió aquí, y de que ingresaban y salían vehículos. Si eso no fue con complicidad de la autoridad, no entiendo de qué otra manera [fue]”, dijo a la prensa el fiscal estatal Jorge Winckler Ortiz, quien asumió el cargo en diciembre pasado tras un cambio de gobierno.

Colinas de Santa Fe: “Los policías a los que pedimos ayuda secuestraron a mi hijo”

El fiscal, que también dijo que será hasta mayo cuando se liberarán los recursos para hacer las pruebas de ADN, hizo estas declaraciones a la prensa en el predio Colinas de Santa Fe, situado a las afueras del puerto de Veracruz al que se llega por camino de tierra.

Las primeras de estas fosas fueron descubiertas en agosto por el Colectivo Solecito, formado por familiares de desaparecidos. Después la exhumación quedó a cargo de la fiscalía regional,.

Desde agosto se han localizado un total de 124 fosas y, tras trabajar en 121 de ellas, se encontraron 242 cráneos, de acuerdo con el último reporte oficial, difundido el 10 de marzo pasado.

En el sitio, los familiares de los desaparecidos han colocado cruces hechas con varillas de fierro.

Una de las fosas fue denominada La Alberca porque “es muy grande, es un lugar terrible en donde se encontraron muchos cuerpos acomodados muy cerca el uno del otro”, dijo el fiscal Jorge Winckler a la AFP.

En otros lugares de México también se han localizado fosas clandestinas, algunas de ellas con cientos de cadáveres.

En enero, 56 cadáveres fueron localizados en una fosa clandestina en el norteño estado de Nuevo León, donde los cárteles de las drogas se disputan las rutas hacia Estados Unidos.

Veracruz, uno de los estados más violentos del país, es escenario de sangrientas disputas entre los cárteles de Los Zetas y Jalisco Nueva Generación.

Close
Comentarios