Pemex publica contratos con Odebrecht pero censura los datos centrales

La petrolera mexicano hizo públicos cuatro contratos firmados con la empresa brasileña investigada por sobornos Obredecht, pero no publicó todos y además censuró datos clave.

Pemex Odebrecht
Pemex publicó cuatro contratos del caso Odebrecht, pero ocultó la información más importante. Cuartoscuro Archivo

Petróleos Mexicanos (Pemex) difundió este miércoles versiones públicas de cuatro contratos otorgados a la constructora brasileña Odebrecht, pero omitió al menos dos asignaciones directas y una ampliación de obras por más de 1,200 millones de dólares, además de censurar datos clave que permitirían seguir la ruta de la corrupción.

Entre los datos que Pemex censuró están los nombres de los funcionarios que firmaron los contratos, y que son investigados por los sobornos por 10.5 millones de dólares que la empresa brasileña ha reconocido que pagó en México. entre 2010 y 2014.

Pemex mantiene oculto el contrato de mayor monto otorgado a Odebrecht para la construcción de la segunda etapa norte del gasoducto Los Ramones, así como las asignaciones directas para desarrollar los estudios preliminares del gasoducto transfronterizo Quetzal, ambos otorgados a través de su filial TAG.

Además, omitió una ampliación del contrato por 359 millones de pesos para la modernización de la refinería de Tula.

En diciembre de 2016, ejecutivos de Odebrecht admitieron ante una Corte federal en Nueva York haber sobornado a funcionarios de 12 países a cambio de obras.

En el caso de México en ese juicio aceptaron haber pagado sobornos por 4.5 millones de dólares entre 2010 y 2012 (en el periodo del presidente Felipe Calderón) y otros 6 millones de dólares de 2013 a 2014 (en la actual administración de Enrique Peña Nieto).

En ese periodo Pemex otorgó a Odebrecht contratos equivalentes a 1,450 millones de dólares para obras en dos refinerías y en el gasoducto Los Ramones, además de cancelar inversiones propias para cederle el negocio del etileno, que representa ventas anuales por 2,500 millones de dólares.

Ocultan nombres y precio de gas

En su sitio en internet Pemex publicó este miércoles una relación de cuatro contratos con Odebrecht, pero borró con tinta negra las firmas de todos los funcionarios implicados. 

En un comunicado la dependencia explicó que debido a la investigación que la Procuraduría General de la República (PGR) inició sobre el caso de los sobornos, los nombres de los funcionarios involucrados “no podrán ser revelados por ahora”.

El comunicado precisa que el pasado lunes 3 de abril, la PGR notificó a Pemex el requerimiento para que comparezcan diversos funcionarios y exfuncionarios en calidad de testigos.

En anteriores versiones públicas de esos contratos Pemex había dejado sin borrar los nombres de algunos funcionarios.

Por ejemplo, en el contrato de suministro de gas para el proyecto Etileno XXI, que fue firmado en febrero de 2010, aparecen en versiones públicas los nombres de Arturo Arregui García, Armando Arenas Briones, Fernando Amor Castillo y Víctor Domínguez Cuéllar, quienes ocupaban subdirecciones en Pemex Gas y Petroquímica Básica. Mientras que por parte de Braskem -la filial petroquímica de Odebrecht- firmaron Airton Beretta y Cleantho de Paiva Leite Filho, este último mencionado en el caso Lava Jato, en una investigación por posible tráfico de influencias.

En la nueva versión pública, difundida este miércoles 5 de abril, se censuraron los nombres de todos los involucrados.

Pemex había reservado por 20 años el precio al que le vende el gas etano a Braskem para operar una planta procesadora de etileno en Coatzacoalcos, Veracruz.

La información del precio preferencial la mantuvo oculta Pemex en el contrato que hizo público este miércoles 5 de abril.

Más datos ocultos

Los otros contratos que ayer hizo públicos Pemex corresponden a la modernización de las refinerías de Tula y de Salamanca, pero en ambos casos entregó información parcial y documentos censurados.

Por ejemplo, la dependencia informó que el 15 de febrero de 2014 otorgó a Odebrecht un contrato por 1,436 millones de pesos para obras de acondicionamiento en Tula. Sin embargo, omitió una ampliación o adenda por 359 millones de pesos otorgado en noviembre del mismo año.

El contrato al final superó los 1,795 millones de pesos, 25% más del monto difundido ayer por Pemex.

Odebrecht recibió en Tula un segundo contrato por 1,939 millones de pesos, el cual fue firmado el 16 de noviembre de 2015, para construir accesos y obras externas a la refinería. En este caso, Pemex censuró detalles sobre las condiciones de pago.

Otro contrato revelado ayer es la obra de modernización de la refinería de Salamanca, el cual fue formalizado el 6 de noviembre de 2014 por 85 millones 251 mil dólares (equivalente a 1,151 millones de pesos al tipo de cambio de entonces), a favor de la sociedad establecida por Odebrecht con la empresa mexicana ICA Fluor Daniel y la estadounidense Fluor Enterprises. Aquí se censuró por completo la cláusula 39, relativa al esquema de financiamiento.

El gasoducto, un misterio

En la relación de contratos con Odebrecht, Pemex no incluyó la segunda etapa norte del gasoducto Los Ramones, que va de Nuevo León a San Luis Potosí, con una longitud de 447 kilómetros.

Este contrato fue otorgado en 2014 a través de una compleja red de empresas subsidiarias establecidas en paraísos fiscales, con lo que se eludió la licitación, según se mostró en un reportaje publicado el pasado 15 de febrero por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Una filial de Pemex, de nombre TAG Pipelines S de RL de CV, es la que otorgó el contrato del gasoducto. Esta empresa tiene como accionistas a dos compañías de papel establecidas en islas del Caribe, de nombre MGI Enterprises Ltd., con base en las Islas Vírgenes Británicas (con el 84% del capital), y MGI Supply Ltd, establecida en las Islas Caimán (con el 16% de las acciones).

MGI Enterprises y MGI Supply, a su vez, pertenecen a Mex Gas International Ltd., empresa filial de Pemex establecida desde 1993 en Islas Caimán.

Como ninguna de las empresas mencionadas tiene empleados, TAG Pipelines firmó un contrato de prestación de servicios con Gasoductos de Chihuahua, compañía en la que Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB) poseía hasta el año pasado el 50% de las acciones y la otra mitad Sempra Energy, de Estados Unidos.

La red de empresas que hay detrás del gasoducto incluye a TAG Norte y TAG Pipelines Norte, en las que también participa PMI Holding BV, compañía establecida por Pemex en Holanda.

La construcción de la segunda etapa del gasoducto Los Ramones se otorgó al consorcio AOT Pipelines SAPI de CV, que fue constituido ex profeso para la obra el 17 de julio de 2014 por las empresas Odebrecht, de Brasil; Techint, de Argentina, y Arendal, de México.

El mismo esquema de la intrincada red de filiales se utilizó para asignarle a Odebrecht más contratos en el gasoducto transfronterizo Quetzal, que enlazará al sur de México con Guatemala. En este caso, TAG Transístmico S de RL de CV, creada por dos filiales de Pemex, le asignó la realización de estudios ambientales, arqueológicos, cotización de servicios y equipos, planificación y elaboración del presupuesto para el gasoducto.

El presupuesto estimado por Odebrecht asciende a 800 millones de dólares, para tender 600 kilómetros de ductos, de los cuales 180 estarían en territorio guatemalteco y 420 en México.

Los contratos de los gasoductos Los Ramones y Quetzal no fueron revelados ayer por Pemex.

Cinco meses de negativas

La apertura parcial de los contratos de Pemex con Odebrecht se realizó luego de cinco meses de que la dependencia se había negado a entregar copias de los documentos.

El 6 de octubre de 2016, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad había solicitado a Pemex copia de todos los contratos otorgados entre los años 2005 y 2016 a Odebrecht y sus filiales Ebramex, MinaTrico y Braskem.

Además, se pidió copia de los anexos, adéndums, ampliaciones, facturas y cheques que se hayan generado derivados de esos contratos.

El 3 de noviembre, la unidad de transparencia de Pemex respondió que los documentos solicitados sumaban 10 mil 767 fojas, y que había que pagar 5 mil 383 pesos con 50 centavos para generar la versión pública.

Mexicanos contra la Corrupción aceptó hacer el pago y así se le comunicó a la unidad de transparencia de Pemex, pero ésta se negó en forma reiterada a generar la ficha o aportar el número de cuenta bancaria, para cubrir el costo de las copias.

En una táctica dilatoria, dejaron pasar las semanas, hasta que a mediados de enero de 2017 la citada unidad de transparencia comunicó que no podría entregar las copias porque el plazo establecido por la ley para realizar el pago ya había vencido.

Se decidió entonces presentar una nueva solicitud de información, la cual quedó registrada el 26 de enero de 2017.

Un mes después, el 24 de febrero, Pemex respondió que la información solicitada había sido reservada por tres años (hasta el año 2020), con el argumento de que difundir los contratos pondría en riesgo las investigaciones que realizaban la PGR y la Secretaría de la Función Pública sobre los sobornos que pagó Odebrecht.

El Comité de Transparencia de Pemex acordó reservar la información el 31 de enero de 2017, cinco días después de que Mexicanos contra la Corrupción había presentado su segunda solicitud de los contratos.

Ante esta segunda negativa, el área de litigio de la organización civil estaba en preparación de promover un juicio de amparo, por considerar que se había vulnerado el derecho de acceso a la información.

Sin embargo, este miércoles Pemex decidió hacer públicos -aunque muy parcialmente- cuatro de los contratos que estaban reservados.

“Pemex en un ánimo de mejorar prácticas en materia de transparencia y de informar oportunamente a la sociedad, continuará comunicando los avances de las investigaciones en cuanto las autoridades competentes así lo vayan autorizando”, precisó la dependencia en un comunicado.

Cláusula ‘anticorrupción’

Ejecutivos de Odebrecht han reconocido ante autoridades de justicia de Estados Unidos, que entre 2013 y 2014 sobornaron con seis millones de dólares a funcionarios mexicanos, y justo en ese periodo el consorcio ganó contratos en las refinerías de Tula y Salamanca.

Paradójicamente, los tres contratos que Pemex firmó con Odebrecht en Tula y Salamanca incluyen cláusulas para evitar prácticas corruptas.

“Las partes reconocen tener una política de cero tolerancia hacia el soborno y la corrupción, y sus empleados, proveedores y filiales se encuentran sujetos a dicha política de control anticorrupción, y expresan que en el procedimiento de contratación, sus actos previos y en la celebración del presente contrato se han conducido cumpliendo con las reglas de la Cámara de Comercio Internacional para el Combate a la Corrupción y con la Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas”, menciona la cláusula.

Además, los representantes de Odebrecht y de Pemex aseguraron que el contrato se firmó con apego a los principios de transparencia, honradez, imparcialidad y libre concurrencia.

“En el mismo sentido, expresaron que conocen el Código Penal, la Ley Federal de Competencia Económica y demás disposiciones legales que sancionan severamente actos de corrupción, entre otros: el cohecho, establecer, concertar o coordinar posturas o la abstención en las licitaciones, concursos en las contrataciones públicas, la extorsión, el tráfico de influencia, la simulación en el cumplimiento de requisitos y el ocultamiento de impedimento legal o administrativo para participar en procedimientos de contratación”, subraya la cláusula tres de los contratos.

En resumen

Lo que Pemex abrió

Contratos con Odebrecht, que Pemex difundió ayer en su sitio en internet:
1.- Suministro de Etano celebrado entre Pemex Gas y Petroquímica Básica y Braskem S.A y Grupo IDESA S.A de C.V.
Fecha: 19 de febrero de 2010
​2.- Acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la Refinería Miguel Hidalgo Tula I.
Fecha: 15 de febrero de 2014.
Monto: 1,436 millones de pesos.
3.- ​Desarrollo de la Fase I del Proyecto conversión de residuales de la Refinería de Salamanca.
Fecha: 6 de noviembre de 2014
Monto: 85 millones 251 mil dólares
4.- Construcción de accesos y obras externas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la Refinería Miguel Hidalgo, Tula II.
Fecha: 12 de noviembre de 2015
Monto: 1,939 millones de pesos.

Lo que ocultó

Información que Pemex omitió en su informe:
1.- Contrato directo para construir el gasoducto Los Ramones II norte (447 kilómetros de Nuevo León a San Luis Potosí), otorgado por su filial TAG.
Monto: 1,200 millones de dólares.
2.- Contrato directo para desarrollar los estudios preliminares del gasoducto transfronterizo Quetzal, otorgado a través de su filial TAG.
3.- Ampliación de contrato para la modernización de la refinería de Tula.
Monto: 359 millones de pesos.
4.- Nombres de los funcionarios que firmaron los contratos.
5.- Precio preferencial del gas acordado con la filial petroquímica de Odebrecht, para operar la planta de Etileno XXI.
6.- Condiciones de pago del contrato de Tula.
7.- Cláusula 39, relativa al esquema de financiamiento en la refinería de Salamanca.

Close
Comentarios