Recursos estatales desviados con Javier Duarte suman casi 21 mil millones, según auditoría local

Las nuevas denuncias indican que el desvío de recursos orquestado por Javier Duarte afectó a programas de salud, educación, protección al medio ambiente, obra pública y desarrollo social.

javier duarte
Javier Duarte, exgobernador de Veracruz. nómada.gt

En 2015 la administración de Javier Duarte presuntamente desvió, en promedio, 38 mil pesos por minuto de las partidas que estaban destinadas a programas y acciones estatales. Esto, sin contar los posibles desvíos de partidas federales.

Así lo arrojan las nuevas denuncias penales presentadas por el Órgano de Fiscalización Superior del estado de Veracruz ante la Fiscalía del estado, que acumuladas representan un presunto daño patrimonial que ya asciende a casi 21 mil millones de pesos.

Las 14 denuncias presentadas por la auditoría estatal corresponden en su mayoría a la revisión de la última cuenta pública disponible, la de 2015, y se han presentado luego de que el PRI perdió la elección estatal a mediados de 2016. Antes de eso no se había denunciado ni una sola irregularidad.

El posible daño patrimonial generado por estos presuntos fraudes de la administración de Duarte es de 20 mil 982 millones 925 mil 126 pesos, de los cuales, solo mil 100 millones de pesos no corresponden a casos de 2015 sino a los desvíos que Animal Político documentó entre 2012 y 2014 por contratos a empresas fantasma.

Esto significa que, en promedio, en 2015 la administración de Duarte desvió 54.3 millones de pesos diarios de las arcas estatales.

Los desvíos denunciados por el ORFIS afectaron partidas específicas que estaban destinadas para programas de salud, educación, protección al medio ambiente, obra pública, desarrollo social. Incluso, fueron desviados recursos hasta de la consejería jurídica del estado.

Las denuncias se desprenden de la comprobación de la Cuenta Pública 2015 que está llevando a cabo. En cuanto a las cuentas públicas del 2007 a 2014 (que abarcan los gobiernos de Fidel Herrera y Javier Duarte), la auditoría local no presentó denuncias contra la administración estatal, solo contra municipios.

De hecho el caso de las empresas fantasma que abarca irregularidades en los ejercicios de 2012, 2013 y 2014 no fue detectado por el ORFIS, y solo se denunció por este luego de que el SAT confirmó que las empresas que habían recibido recursos de cuadro dependencias del gobierno de Duarte no existían, y se habían simulado las operaciones.

Esto contrasta con la Auditoría Superior de la Federación, que sí ha presentado diversas denuncias en los últimos cinco años por posibles desvíos en la administración de Javier Duarte. A nivel federal son más de 60 las denuncias presentadas.

Los nuevos fraudes

Entre las denuncias presentadas en las últimas semanas por el ORFIS se encuentra la del presunto desvío de 713 millones de pesos del denominado Fideicomiso Veracruzano de Fomento Agropecuarios (Fiverfap),  por el cual la Fiscalía ya inició la carpeta de investigación FESP/276/2017/XI-04 en la Fiscalía de Delitos cometidos por Servidores Públicos.

De acuerdo con la denuncia, las irregularidades en el manejo de este fideicomiso – creado para apoyar a los pequeños productores y al campo en el estado – van desde erogaciones sin sustento y pagos por supuestos servicios fuera de norma, hasta la falta de comprobación de recursos que se debieron entregar a los beneficiarios del programa.

Otro caso, en donde figura directamente la Secretaría de Finanzas como la responsable, son las  múltiples irregularidades en el manejo de seis mil 282 millones de pesos que Veracruz obtuvo vía convenios federales para acciones estatales, pero que no hay ninguna garantía de que se hayan ejercido adecuadamente.

Una denuncia más del ORFIS, que dio paso a la carpeta de investigación C.I. FESP/119/2017/II-02, es por 147 millones de pesos que la Secretaría de Finanzas de Veracruz literalmente desvió de programas en materia de salud, educación, protección al medio ambiente, obra pública, gobierno y hasta de la consejería jurídica.

Los auditores también denunciaron el presunto desvío de casi 930 millones de pesos del Fideicomiso de Administración e Inversión del Sistema de Ahorro para el Retiro de los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave (SAR), lo que ha afectado directamente a miles de trabajadores.

Ahí se descubrieron dos cosas. Por una parte que más de 800 millones de pesos no se depositaron por el área de finanzas del gobierno de Duarte al fideicomiso, pese a ser recursos etiquetados. Por si fuera poco, se retiraron casi 180 millones de pesos que ya estaban en el fideicomiso y se enviaron a una cuenta del gobierno del estado de donde y nunca se reintegraron.

Estos casos se suman a denuncias que ya había comenzado a presentar el ORFIS desde agosto de 2016 por varios tipos de desvíos, entre ellos dinero que se tomó de fondos de pensiones y no fue devuelto, recursos que debieron transferirse a fondos de al menos cuatro municipios y tampoco se hizo, y descuentos aplicados indebidamente a maestros y burócratas.

El ORFIS también ha presentado dos denuncias relacionadas con contratos entregados por cuatro dependencias a empresas fantasma, y que representan un daño patrimonial que supera los mil 100 millones de pesos. Este caso, revelado por Animal Político hace un año y confirmado por el Servicio de Administración Tributaria, es la única irregularidad denunciada por el ORFIS de ejercicios anteriores previos a 2015.

¿Cuánto se desvió con Duarte?

Para que un desvío quede comprobado de forma fehaciente es necesario que la investigación ministerial derivada de una denuncia se termine de integrar, se consigne y exista una sentencia de un juez. Hasta ahora eso no ha ocurrido en ninguno de los casos por lo que en todos los casos el monto del daño es una presunción.

Aun con ello la Auditoría Superior dela Federación (ASF) ha reportado que hay más de 35 mil millones de pesos sin comprobar aunque las 60 denuncias que ya ha presentado ante la Procuraduría General de la República (PGR) es por un daño patrimonial que podría superar los 60 mil millones de pesos.

En el caso de los recursos estatales el ORFIS ha denunciado hasta ahora presuntos desvíos por casi 21 mil millones de pesos.

Los casos denunciados por la auditoría local son en su mayoría por irregularidades en el ejercicio fiscal de 2015, sin que se conozca cuando dinero de las arcas locales pudo ser desviado en años anteriores ya que el ORFIS no presentó denuncias,. Las acusaciones comenzaron una vez que se supo que habría alternancia en el gobierno estatal.

¿Y los culpables?

Las investigaciones que hasta ahora ha realizado la Fiscalía de Veracruz, a partir de las denuncias interpuestas por el ORFIS y otras personas, ubican al exgobernador Javier Duarte como el principal responsable de los fraudes.

La Fiscalía ya obtuvo dos órdenes de aprehensión contra Duarte pero su ejecución depende de que sean incluidas en la solicitud formal de extradición que México deberá presentar ante Guatemala, donde se encuentra detenido el exgobernador.

Otro implicado en estos casos es el extesorero y exsecretario de Educación en la administración de Javier Duarte, Antonio Tarek Abdalá, quien hoy es diputado federal. La Fiscalía no ha podido proceder en su contra debido a que cuenta con un fuero federal. La semana pasada el Congreso desestimó la petición de quitarle el fuero con el argumento de que Tarek tiene un amparo.

Quien ya fue detenido y se encuentra en prisión es el exsecretario de Finanzas del estado Mauricio Audirac, aunque el proceso en su contra obedece a un presunto fraude en el seguro popular en el Estado en 2014 y no a las denuncias interpuestas del OFGIS.

Hasta ahora la mayoría de las denuncias interpuestas por el ORFIS continúan bajo integración pues se han presentado apenas en los últimos meses.

Close
Comentarios