Extesorero de Javier Duarte desvió recursos a dos empresas fantasma en la CDMX

En diciembre de 2014, Vicente Benítez –hoy diputado- canalizó recursos de la Secretaría de Educación de Veracruz a compañías fantasma; antes ya lo había hecho de otras dos dependencias.

Javier Duarte durante su primera audiencia en Guatemala.
Javier Duarte durante su primera audiencia en Guatemala. AFP

Nuevos contratos en poder de Animal Político evidencian que Vicente Benítez González, actualmente diputado local con fuero en Veracruz, autorizó la salida de más de ocho millones de pesos cuando era Oficial Mayor de la Secretaría de Educación en el gobierno de Javier Duarte a compañías fantasma asentadas en la Ciudad de México.

Los contratos, en los que no hubo una licitación pública, fueron concedidos en diciembre de 2014 a las empresas Diseños Tevet S de RL de CV y Construcciones Trajan S de RL de CV, que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya investigó y calificó como compañías falsas que simularon operaciones.

El domicilio fiscal de las empresas se ubica en la zona sur de la ciudad de México. En ambas direcciones, como este medio verificó, no operan las referidas compañías.

Vicente Benítez, el exfuncionario que concedió los contratos a estas compañías fantasma,  llegó a la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz luego de ocupar otros dos cargos, entre ellos el de Tesorero del estado, donde también estuvo implicado en presuntos casos de corrupción. Todo esto entre 2011 y 2015, en la administración de Duarte.

El puesto que dejó vacante Benítez de la Secretaría de Educación lo ocupó Caros Jessica Moreno Torres quien el jueves pasado fue denunciada por la Contraloría del estado ante la Fiscalía por el desvío de 80 millones de pesos también a empresas fantasma.

Aunque Benítez incurrió en las mismas acciones no puede ser siquiera citado a declarar por la Fiscalía debido a que está protegido por el fuero que obtuvo  el año pasado.

La información obtenida vía transparencia por este portal también evidencia que desde la Oficialía Mayor de la Secretaría de Veracruz se comenzaron a desviar recursos en el arranque del gobierno de Duarte, Prueba de ello es un contrato autorizado en 2011 a otra empresa fantasma cuando el oficial mayor de esa dependencia era Gabriel Deantes, actualmente bajo proceso por enriquecimiento ilícito.

Los nuevos contratos

Animal Político obtuvo vía transparencia las copias íntegras de dos contratos que Benítez, como Oficial Mayor de la Secretaría de Veracruz, autorizó y firmó con dos compañías constituidas en la Ciudad de México, con domicilio fiscal en la misma capital, y que una investigación posterior del SAT demostró que son empresas fachada.

El primer contrato, firmado el 5 de diciembre de 2014, fue concedido a la empresa Trajan Construcciones S de RL de CV por un monto de dos millones 499 mil pesos.  El concepto de dicho contrato, numero ADQ-LS-038-2014, fue la adquisición de Mobiliario Escolar para distintos centros escolares.

Cinco días más tarde, el 11 de diciembre de 2014, Benítez concedió un contrato a la compañía Diseños Tevet SA de CV, este por un monto de cuatro millones 999 mil 600 pesos. El referido contrato, número CS-LS-042-2014, fue por “Servicios de Impresión de Diversos Materiales requeridos por la Oficialía Mayor”.

En ambos procedimientos de adquisición no hubo una competencia abierta sino que la secretaría de Educación de Veracruz convocó a licitaciones cerradas. Cuando este medio solicitó a la dependencia copia de los beneficiarios de los productos adquiridos, la respuesta es que fueron “distintos centros educativos” sin ningún otro detalle.

El 7 de diciembre de 2016 el SAT publicó en el Diario Oficial de la Federación que Trajan Construcciones y Diseños Tevet eran compañías fantasma, que no tenían recursos materiales ni humanos para brindar los servicios que facturaron y que simularon sus operaciones.

Fantasmas en la CDMX

Las dos empresas mencionadas fueron constituidas en la capital del país y sus domicilios fiscales también se encuentran en la zona sur de la Ciudad de México.

En el caso de Diseños Tevet, el domicilio fiscal de la empresa que aparece en los contratos es Gabriel Mancera 1543 en la colonia Del Valle, mientras que la dirección de Trajan es Paseo de la Luz número 324 Interior 4, colonia Paseos de Taxqueña.

Auditores del SAT verificaron ambos domicilios y confirmaron que las empresas no operan en dicho sitio.

Animal Político también acudió a ambas direcciones. En el caso de Diseños Tevet se trata de una propiedad de color blanco donde no opera esta ni ninguna otra compañía. Una joven de nombre Elizabeth, que atendió tras tocar la puerta, reconoció que a este sitio llegan los documentos de Tevet pues se trata de su domicilio fiscal, pero dijo desconocer donde funciona realmente la empresa.

La dirección de Trajan Construcciones corresponde a una propiedad de dos niveles en una zona residencial. No se aprecia la presencia de constructora alguna materiales, vehículos, bodegas ni nada similar. Se tocó varias veces el timbre pero nadie atendió a la puerta. Vecinos del lugar dijeron que ellos no conocen de ninguna compañía en esa zona.

Animal Político obtuvo las actas de constitutivas de las dos empresas tras tramitarlas en el Registro Público dela CDMX. Ambas fueron creadas en el sexenio de Javier Duarte.

Trajan Construcciones fue constituida el 6 de julio de 2011 y de acuerdo con su objeto social se dedica a 16 cosas distintas que van desde la construcción de todo tipo de obras, hasta dar servicios de mercadotecnia, consultoría y hasta conceder préstamos. Fue fundada con un capital de 80 mil pesos y sus socios son Margarita García García y Mónica Zamorano Melchor.

En cuanto a Diseños Tevet esta empresa fue creada el 16 de enero de 2013 y su objeto social está relacionado específicamente con servicios de publicidad e impresión. Nació con un capital de 150 mil pesos y sus socios son Melitón González González y Aparicio Vicente Solano.

El RFC de ambas empresas quedó cancelado y todas sus operaciones fiscales fueron anuladas por el SAT luego de que se consideró que incurrieron en posibles delitos fiscales.

Carrera… de corrupción

Vicente Benítez ocupó a lo largo de la administración de Javier Duarte varios cargos, y en todos ellos, hay indicios de posibles hechos de corrupción.

Primero lo hizo como tesorero de la Secretaría de Finanzas donde renunció en enero de 2012 luego de que funcionarios a su cargo fueron detenidos en el Aeropuerto de Toluca con 25 millones de pesos en efectivo escondidos en dos maletas. El hecho ocurrió en el contexto del proceso electoral de ese año aunque el gobierno de Duarte insistió que el dinero era para pagar festivales.

Pero solo estuvo un año fuera porque luego regresó como subsecretario de Desarrollo Social donde, entre otras cosas, anunció un programa de tiendas comunitarias que nunca existió pero que sirvió para asignar contratos a compañías fantasma.

Este portal publicó que Benítez fue un personaje central en la red que permitió la desaparición de 645 millones de pesos solo entre 2012 y 2013 a un grupo de empresas fantasma.

La Fiscalía de Justicia de Veracruz confirmó que el exfuncionario de Duarte es hoy investigado por varios presuntos actos de corrupción, sin embargo, para proceder en algún momento en su contra primero habría que solicitar su desafuero pues actualmente es diputado estatal en Veracruz.

Educación, epicentro desvíos

Otro contrato obtenido por este Animal Político vía transparencia muestra que desde 2011 comenzó la salida de recursos asignados hacia la Secretaría de Educación a empresas fantasma.

El 23 de mayo del 2011 el entonces Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Gabriel Deantes Ramos autorizó y firmó un contrato con 183 mil 816 pesos con la empresa Grupo Diarch SA de CV por el concepto de “Adquisición de Material Bibliográfico y de Oficina” para el Programa de Fortalecimiento de la Educación Especial.

El SAT también investigó a esta compañía y en diciembre de 2016 la publicó en la lista definitiva de empresas con operaciones simuladas e inexistentes, es decir, una compañía fantasma. Esto tras un periodo de tres meses de investigación en el que se le dio la oportunidad a la empresa de probar que existía lo que no ocurrió.

Gabriel Deantes es de los exfuncionarios de Duarte que no se convirtió en diputado y por cuenta con algún fuero. El octubre pasado la Fiscalía del estado acusó ante un juez a este exfuncionario por el delito de enriquecimiento ilícito derivado de una denuncia de la Contraloría del Estado por posible desvío de recursos públicos.

En el reportaje publicado en mayo de 2016 sobre la operación de empresas fantasma  en Veracruz, Animal Político reveló que en 2012 y 2013 la Secretaria de Educación concedió varios contratos por 324 millones de pesos a seis compañías fantasma. Una investigación posterior del SAT confirmó que las empresas no existían.

Close
Comentarios
  • JoseGmo490

    CONCIENCIA Y VALORES ANTI CORRUPCIÓN !!!
    Con inteligencia, desde la raiz y en forma sistemática.
    Si no lo hacemos nosotros nadie lo hará
    Se acabarán nuestros recursos, nuestra riqueza
    Y nuestras familias, nuestros hijos?
    Los que están en el poder, jamás harán
    algo para que auditen sus procederes.
    https://www.youtube.com/watch?v=59XLCbfEK_Q

    Un Análisis a nuestro gobierno y a su excelencia
    que si sabe contar !!!
    https://www.youtube.com/watch?v=i7kIIIO9flI