Roberto Sandoval se va del gobierno de Nayarit sin cumplir con obra estrella de infraestructura

El Canal Centenario de Nayarit que beneficiaría a 7 mil campesinos, en abandono.

El gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, se van sin cumplir con la obra estrella de infraestructura
El gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, se van sin cumplir con la obra estrella de infraestructura Foto: Nayeli Roldán

El Canal Centenario, la principal obra de infraestructura en Nayarit prometida por el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de la entidad, Roberto Sandoval, está detenida, pese a los contratos contraídos con cuatro empresas, y sin que haya alguna sanción por los retrasos.

Aunque la obra se inició desde 2014 y su conclusión, que beneficiaría a productores de cuatro municipios de Nayarit, está prevista para diciembre de este año, el avance hasta el momento es de 11%.

El presupuesto del Canal asciende a 7 mil 574 millones de pesos, equivalente a la mitad del presupuesto del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y proviene sólo de partidas federales.

Dicha obra, según el proyecto, beneficiaría a más de siete mil 500 productores de los municipios Santiago Ixcuintla, Rosamorada, Tuxpan y Ruiz, toda vez que en la zona enfrentan exceso de agua entre mayo y octubre y escasez en el resto del año, lo que impacta en una menor producción de alimentos.

Por tanto, el canal Centenario sería una solución, un sistema de riego que aprovecharía las aguas del río Santiago de Nayarit en una longitud de 60 km para 43 mil hectáreas. Además, una red de canales laterales (320 km) y como obra de complemento, una red de drenaje y caminos para las labores de operación y mantenimiento.

Sin embargo, a un mes de concluir el mandato del gobernador, el proyecto sigue en papel. Pese a que se iniciaron las obras, el proyecto está prácticamente abandonado, según establecen las bitácoras de obra.

La plataforma Méxicoleaks, de la que forma parte Animal Político, recibió documentos a partir de los cuáles desarrolló una investigación que comprueba el retraso de la obra estrella de Nayarit.

La megaobra de papel

La Comisión Nacional del Agua de Nayarit, a través de su titular, Hugo Villagrán Bernal, presentó el proyecto del Canal Centenario que, según explicaba el costo-beneficio era positivo.

Con esa obra se podría alcanzar una producción neta excedente de maíz grano por 212.2 mil toneladas, 12.2 mil toneladas de frijol y 61.1 mil toneladas arroz, eso significaría disminuir las importaciones que generaría un ahorro y al mismo tiempo fomentaría la autosuficiencia alimentaria.

El 4 de noviembre de 2013, el presidente Enrique Peña Nieto anunció la obra durante una gira en Nayarit, porque dijo, buscaba que el sector agropecuario en el país fuese “uno nuevo, de mayor dignidad, mayor orgullo, y sobre todo que muestre prosperidad y desarrollo de nuestro país”.

El exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, también presumió el Canal Centenario como una de las megaobras impulsadas por el gobierno Federal. En la comparecencia ante la Cámara de Diputados, le preguntaron sobre las obras de infraestructura por las cuales el gobierno federal había adquirido deuda.

En su respuesta, Videgaray mencionó al Canal Centenario como una obra “de gran calado”. Las obras “están ahí, son obras que se están construyendo”, dijo.

Pero la realidad es otra. Aunque la inversión anunciada era de más de 7 mil millones de pesos, el presupuesto ejercido entre 2014 y lo que va de 2017 asciende a 1,243 millones de pesos.

En tanto, el gobernador Roberto Sandoval, incluyó al Canal Centenario como parte de sus acciones de gobierno en sus últimos tres informes y en spots, se refería a este como “la obra más grande del país”, pero no aportó ni un peso. 

Los retrasos

La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) lanzó cuatro licitaciones entre junio de 2014 y agosto de 2015 para cuatro distintos tramos de la obra, cuyas ganadoras fueron Supercate, S. A. de C. V.; Operadora de Contratos Internacionales RR, S. A. de C. V.; Innovaciones Técnicas en Cimentación, S.A. y Acciona Infraestructura México, S. A. de C. V.

Sin embargo, de acuerdo con la bitácora de la obra, obtenida vía transparencia, los trabajos tuvieron retrasos y están detenidos.

Por ejemplo, Innovaciones Técnicas en Cimentación, S.A. recibió 173 millones de pesos para la construcción del tramo 20+900 al km 28+575.85, municipio de Santiago Ixcuintla a partir del 26 de noviembre de 2014, pero, según los reportes, en marzo de 2016 se advierte “el 100% de abandono de la obra”.

Innovaciones Técnicas en Cimentación es una filial de Grupo TRADECO, que en septiembre de 2016 fue inhabilitada por 2 años y 6 meses para recibir contratos con la administración pública, según una circular publicada en el Diario Oficial de la Federación, aunque no se explica el motivo de la sanción.

La CONAGUA seleccionó esta empresa aún cuando había incumplido con obras en el país, como el nuevo puente vehicular “La Unidad”, que conecta Isla del Carmen con Isla Aguada, en Campeche, por 860 millones de pesos; tres ductos marinos en el Campo Ku Maloob Zaap para Pemex Exploración y Producción.

Méxicoleaks consultó a la empresa y a través de un correo electrónico, Grupo TRADECO negó que haya abandonado la obra. Se trató, dijo, de una “terminación anticipada de contrato”, sin que dieran más detalles.

De acuerdo con la Ley de Obras Públicas y Servicios, habría una terminación de contrato bajo “causas justificadas que le impidan la continuación de los trabajos, y se demuestre que de continuar con las obligaciones pactadas se ocasionaría un daño o perjuicio grave al Estado”. E incluso, una intervención de oficio emitida por la Secretaría de la Función Pública, o por resolución de autoridad judicial.

Aunque el organismo responsable de las licitaciones y la obra es la CONAGUA, se negó a otorgar alguna entrevista o emitir cualquier información que pudiera explicar los retrasos argumentando que el gobierno estatal se encuentra en “veda electoral”, por la la elección de gobernador el próximo 4 de junio. Aún cuando la Comisión depende de la administración pública federal y no del gobierno estatal.

En tanto, la oficina del gobernador Sandoval se deslindó por completo de la obra y sus retrasos porque se trata de una obra federal, según dijo el área de comunicación.

En el tramo del Km 13+380 al 28+575, en el municipio de Santiago Ixcuintla y Ruiz, ganó la empresa Consultoría Integral en Ingeniería, S. A. de C. V.

Aunque la fecha probable de inicio estaba pactada para el 26 de noviembre de 2014 y tendría 401 días para concluirla, es decir, en diciembre de 2015, no ocurrió. El 11 de marzo de 2016 hubo un convenio modificatorio para ampliar el plazo debido al retraso en la autorización del cambio de uso de suelo en la zona.

Se aumentaron 96 días naturales al plazo de término y se dio una nueva fecha: 30 de mayo de 2016, pero tampoco se cumplió. Hasta noviembre de 2016, según el reporte de actividades diarias, se estableció un importe programado acumulado de 174 millones 979 mil pesos pero el avance de obra acumulado equivalía a 93 millones de pesos.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Hacienda, el avance de la obra sólo es de 11%. 

Desde 2015, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) había alertado sobre los retrasos en la revisión realizada a la obra Canal Centenario como parte del informe de Cuenta Pública.

Hasta ese año se había ejercido 237 millones de pesos, pero al realizar la verificación física, comprobó que la obra se encontraba “sin fuerza laboral y sin realizarse ningún tipo de trabajo”.

En otros tramos sí se había avanzado y pudieron finiquitarse los contratos; sin embargo, la Auditoría también señaló que la CONAGUA entregó los anticipos con meses de retraso, pese a tener suficiencia presupuestaria.

Close
Comentarios
  • Pepe Rodriguez

    PERO DE SEGURO YA COBRARON EL TOTAL Y LO REPARTIERON.