Maestros de BC se van al paro; acusan que el gobierno les debe 1,500 mdp en salarios y pensiones

Para exigir el pago de pensiones y salarios a 6,700 maestros interinos y jubilados, el martes 20 y jueves 22 de junio docentes bajacalifornianos realizarán paro laboral en escuelas de nivel básico.

maestros
El pasado 31 de mayo, miles de maestros bajacalifornianos protestaron frente al edificio del gobierno del estado en Mexicali Luis Arellano.

Maestros de Baja California anunciaron una serie de paros laborales en las diferentes escuelas del nivel básico de la entidad, para el próximo martes 20 y jueves 22 de junio, ante el adeudo salarial de poco más de 1,520 millones de pesos que el gobierno del estado mantiene con 6,700 maestros interinos y jubilados, informaron en un comunicado a la base sindical magisterial obtenido por CONTRASEÑA.

Con estas nuevas acciones sumarán 14 los días de paros escalonados que han realizado los maestros bajacalifornianos, en poco más de un mes, con afectaciones a mil escuelas y 240 mil niños y jóvenes.

Desde el pasado mes de mayo, los maestros bajacalifornianos inscritos en la sección 2 y 37 del SNTE y el Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación (SETE) han realizado una serie de movilizaciones y paros escalonados, ante el millonario adeudo salarial que el gobierno bajacaliforniano, encabezado por Francisco Vega, mantiene con 3,200 maestros jubilados con derecho a ser pensionados, y 3,500 maestros interinos a los que se les deben salarios y prestaciones.

A decir de los líderes magisteriales, el gobierno de Baja California se gastó 1,400 millones de pesos, que eran del fondo de jubilaciones de los maestros, en pagar el gasto corriente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (Issstecali), por lo cual han solicitado que se investigue y audite el destino de los recursos.

Además, el gobierno estatal adeuda 120 millones de pesos en salarios y prestaciones a los profesores interinos.

Atorados en jubilaciones y pensiones

María Luisa Gutiérrez Santoyo, secretaria general del SNTE Sección 37, dijo que es una obligación del gobierno del estado subsidiar en el tema de pensiones y jubilaciones debido a  que así lo marca la ley en caso de que falte recurso para pagarle a los docentes.

“Lo marca la ley, el trabajador lo ha cumplido al pie de la letra, también hay un artículo que marca que el gobierno del estado tendrá que solucionar si llegara a haber alguna afectación a la administración del fondo de pensiones y jubilaciones y si en su momento no llegara a alcanzar, que este es el caso que estamos viviendo, hay un artículo que marca que tienen que subsidiar”, expresó la líder magisterial.

Reconoció que a consecuencia de las movilizaciones y paros realizados por los maestros, el gobierno bajacaliforniano aceptó sentarse a negociar una salida al adeudo logrando avances significativos en cuanto al tema de maestros interinos, debido a que se les pagó a 3 mil 700 docentes pero aún quedan 2 mil que tienen adeudos históricos.

Donde no han podido lograr acuerdos, reconoció, es en el tema relacionado con el pago de los docentes pensionados, pues en lo que va del año sólo 300 maestros se han podido jubilar respetando el orden de prelación que mantienen en pago a maestros del SNTE y SETE sin embargo, el rezago es de 3 mil 200 maestros.

Se debe investigar el destino de recursos

Entrevistado sobre el tema, Luis Moreno, diputado del Partido Encuentro Social, dijo que el gobierno del estado no ha sido capaz de llevar una adecuada administración de las finanzas y la prueba de ello son los 1,400 millones de pesos gastados del fondo de pensiones de los maestros, para el pago del gasto corriente del Issstecali.

“Tiene que darse un replanteamiento en la política administrativa de este gobierno sobre todo en materia financiera… (el gobierno) no puede seguir emprendiendo proyectos si no cuentan con una corrida financiera ya que cuando se creó el modelo educativo en la entidad no se tomó en cuenta el aspecto financiero, lo que sugiere la toma de decisiones de gobiernos improvisados”, dijo.

Para Moreno no hay duda que se trata de un mal manejo de los recursos, por lo cual se tiene que revisar y profundizar hasta dónde hay responsabilidad de los funcionarios, “ya sea cuestión del Orfis investigar y a la comisión también hacerlo”.

El abogado laborista, Luis Alfonso Vargas, representante del SETE, calificó como “terrible” que el gobierno del estado haya destinado 1,400 millones de pesos al Issstecali, porque no hay certeza en qué se gastó.

Vargas dijo que desde hace mucho tiempo se planteó la posibilidad de una auditoría para saber en dónde quedaron los recursos, ya que finalmente el Issstecali siempre ha sido una institución con recursos suficientes.

“Los recursos en su momento se han aportado, entonces yo pienso que por una parte sí se requiere que se aclare y se audite al Issstecali; pero por otra parte el gobierno tiene que pagar, tiene manera de conseguir recursos”, expuso el litigante.

 

Close
Comentarios