Promueven estereotipos y son opacos: Las fallas en los Centros de Justicia para Mujeres

La organización Equis Justicia para las Mujeres reveló una serie de irregularidades en el funcionamiento de los 31 centros encargados de brindar apoyo y atención a mujeres que han sufrido violencia.

centros de justicia
Archivo. Tomada de YouTube.

Nombramientos de titulares sin criterios claros, promoción de estereotipos, distribución desigual de recursos y falta de transparencia. Esas son algunas de las irregularidades en el funcionamiento de los 31 Centros de Justicia para las Mujeres (CEJUM), de acuerdo con un informe de la organización Equis Justicia para las Mujeres.

Los CEJUM son las instancias oficiales conformadas para brindar alojamiento, talleres y atención psicológica, jurídica y médica a mujeres que han sufrido violencia.

De acuerdo con el informe de Equis Justicia para las Mujeres, la organización ha encontrado documentos en los que se muestra que, desde sus conformaciones,  estos centros de justicia promueven estereotipos de género, como el  señalar “a las mujeres como la base de la familia sólida y de la unidad familiar”.

“Lo anterior muestra una falta de perspectiva de género, al promover estereotipos y roles tradicionales de las mujeres; reiterando su pertenencia a una familia, de la que muchas veces tiene que huir para salvaguardar su vida”, indica el informe.

Además, la organización detectó que, en algunos casos, los centros de justicia operan con un modelo punitivo (penal) de acceso a la justicia, centrándose sólo en la persecución de delitos y no en su prevención.

“Esto contraviene con el modelo integral de los centros, que incorporan la atención médica y psicológica, el empoderamiento económico y social como elementos para fortalecer el acceso a la justicia de las mujeres”, señala el documento.

Otro foco rojo detectado por Equis Justicia para las Mujeres es el relacionado con los nombramientos de las personas que dirigen y trabajan en los CEJUM. Se detectó que 11 centros de justicia no contaron con criterios para elegir a sus titulares y los 20 que si los tuvieron no incluyeron formación académica o experiencia laboral en perspectiva de género, derechos humanos o atención especializada de violencia.

De acuerdo con la organización, se deben “establecer criterios de selección” para que “las personas elegidas cuenten con el perfil, las capacidades y habilidades necesarias para el puesto; que sean elegidas por su mérito y no sólo por razones personales o políticas”, como ha ocurrido con 15 centros cuyo personal proviene de otras dependencias de gobierno.

Te recomendamos: La historia sobre la realidad de los migrantes que van a EU.

Sobre el financiamiento de los CEJUM, Equis Justicia para las Mujeres indica que llama la atención que la distribución de los recursos (cuya responsabilidad recae en la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres) sea tan desigual y no obedezca a características sociodemográficas, a la antigüedad o las necesidades específicas del Centro”.

“Aunque se entiende que, en los últimos años, la prioridad ha sido que cada Estado cuente con al menos un CEJUM, sobre todo en aquellos donde existen Alertas de Violencia de Informe sobre el estado de la política pública a nivel nacional… es grave que varios Centros no han recibido recursos durante al menos tres años. Por ejemplo, llama la atención que el CEJUM de Zacatecas recibió presupuesto desde 2014 y empezó a operar hasta 2016”.

Sobre el funcionamiento de los CEJUM, Equis Justicia para las Mujeres determinó que si bien cada centro tiene características diversas, consideran que “debe de haber estándares mínimos que garanticen el buen funcionamiento de los Centros, aplicándolos con flexibilidad para respectar los contextos diferentes”.

“Un elemento mínimo que se debe partir es que tengan un marco jurídico sólido con los elementos básicos del CEJUM, esto debe incluir los objetivos, funciones y dependencias que participan en él. Lo ideal es que esto se encuentre a nivel de ley, para evitar que desaparezcan con la voluntad jurídica”.

También consideraron que se deben establecer protocolos y manuales que establezcan las funciones del personal del CEJUM, garantizando la idoneidad de éste para desempeñar las tareas propias del este; y que su selección no quede al arbitrio de la dependencia de origen.

La organización también reveló que en 42% de los CEJUM que incorporan a organizaciones civiles en distintas actividades no queda clara la participación que tienen, además de que en los centros existe falta de transparencia, pues la mayoría presentaron información incompleta y confusa.

Durante la presentación del informe, la directora de Equis Justicia para las Mujeres, Ana Pecova, anunció la creación del Observatorio Ciudadano de los Centros de Justicia para las Mujeres (OCCEJUM), conformado por organizaciones de Oaxaca, Yucatán y la Ciudad de México, que se dedicará a monitorear y contribuir a la transparencia en la operación de estos Centros, además de emitir recomendaciones sobre su funcionamiento.

Este observatorio tendrá la misión de visibilizar las condiciones institucionales y los retos que presenten los CEJUM, que de acuerdo con Equis Justicia para las Mujeres son considerados “una poderosa herramienta para prevenir y detener la ola de feminicidios que, hoy en día, arrebatan la vida de seis mujeres diariamente”.

Leer: Informe completo de Equis: Justicia para Mujeres

Close
Comentarios