Gobierno presume alza de afiliados a sector salud, pero gastos médicos de los hogares suben

A pesar de que 8 de cada 10 mexicanos está afiliado a una institución pública, los gastos médicos de los hogares sumaron 25 mil 424 millones de pesos por trimestre en 2016.

gastos medicos
10% de los hogares más pobres, aquellos que reciben ingresos trimestrales por 8 mil 166 pesos en promedio, son lo que destinan una mayor proporción de sus gastos en salud a la compra de medicamentos. Cuartoscuro

El gobierno federal presume que 83% de los mexicanos está afiliado a un esquema público de salud, lo que supondría no erogar un solo peso en gastos médicos, pero la realidad es que, en los últimos dos años, los gastos relacionados con la salud aumentaron, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016.

La ENIGH señala que en 54% de los hogares mexicanos se realizan gastos médicos extras, lo que implica un crecimiento de dos puntos porcentuales en comparación con 2014.

Los hogares gastaron 25 mil 424 millones de pesos por trimestre por cuestiones relacionadas con la salud, con un promedio de mil 382 pesos por hogar, esto pese a que el discurso del gobierno federal es que el acceso a servicios de salud pública aumenta.

A pesar de que 8 de cada 10 mexicanos pertenece a una institución pública de salud como el IMSS, el Seguro Popular o el ISSSTE, las cuales deben otorgar de forma gratuita los medicamentos que recetan, lo cierto es que uno de cada cuatro hogares mexicanos que tienen gastos médicos destinan ese dinero a la compra de medicinas recetadas; otro 26% tiene gastos por servicios médicos, como son  consultas; otro 18% reporta haber gastado en atención hospitalaria y cerca de 9% pagó aparatos ortopédicos o terapéuticos.

El resto de los gastos médicos se destinan al pago de medicamentos que no requieren de receta, material de curación y los gastos por servicios médicos y atención hospitalaria durante el embarazo, seguros médicos y medicina alternativa.

Según la encuesta, 10% de los hogares más pobres, aquellos que reciben ingresos trimestrales por 8 mil 166 pesos en promedio, son lo que destinan una mayor proporción de sus gastos en salud a la compra de medicamentos recetados, en contraste con lo que gastan los hogares más ricos.

El gasto en medicamentos de los hogares más pobres es del 28% y en los más ricos es de 17.5%.

No sólo eso. Los hogares más pobres gastan más en atención hospitalaria, pues 30% de su gasto en salud se destina a ello, lo que representa el doble de la proporción gastada por los más ricos.

Lee> En México, los que menos ganan viven con 37 pesos diarios; los de mayor ingreso con 766: INEGI.

Solo en el pago de consultas médicas, los hogares más pobres tienen un gasto menor al de los más ricos. Los primeros gastan 22% de su gasto en salud en ese rubro, contra 27.5 % de los segundos, de acuerdo con el levantamiento.

Del documento se desprende que para el pago de seguros médicos privados los hogares mexicanos destinan mil 817 millones de pesos cada trimestre, de los cuales dos tercios son pagados por 10% de los hogares más ricos de la población, en contraste con .39% de los más pobres.

A nivel estatal, el gasto en salud no está relacionado con el nivel de ingresos. Mientras que Nuevo León, Sonora, Ciudad de México, Baja California y Guanajuato son las entidades que más ingresos reportan en promedio, no necesariamente son las que más pagan por servicios médicos, medicamentos o atención hospitalaria. La encuesta indica que entidades de medianos ingresos como Michoacán, Jalisco, Nayarit y Aguascalientes, son las que más recursos destinan a ese rubro.

En contraste, los estados que menos recursos destinan a la salud no son tampoco los más pobres. 

Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz son las entidades con hogares con menos ingresos, pero en materia de salud, los hogares que menos gastan en ese renglón se encuentran en Tamaulipas, el Estado de México, Coahuila y Baja California.

Close
Comentarios