Antes de irse, Eruviel Ávila le quita 2 mil hectáreas a reserva natural y se las da a ganaderos

El gobierno de Eruviel Ávila busca fomentar el comercio y la distribución de materias primas y productos procesados en una reserva que fue declarada como área natural protegida en 2004.

eruviel avila
La reserva natural cuenta con una superficie boscosa de 71 mil hectáreas, que se extienden sobre los municipios de Acambay, Aculco, Jilotepec, Polotitlán y Timilpan. Gobierno del Estado de Mexico
El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, emitió el pasado 27 de julio, 50 días antes de concluir su mandato, un decreto con el cual se “desincorporan” 2 mil 201 hectáreas pertenecientes al Área Natural Protegida-Parque Estatal “Santuario del Agua Sistema Hidrológico Presa Huapango, mismas que, a partir de esa fecha, quedaron destinadas a la ganadería y a “fomentar el desarrollo de actividades terciarias”, es decir, comercio y distribución de materias primas y productos procesados.

El parque estatal “Santuario del Agua Sistema Hidrológico Presa Huapango” fue declarado área natural protegida el 8 de junio de 2004, sobre una superficie boscosa de 71 mil hectáreas, que se extienden sobre los municipios de Acambay, Aculco, Jilotepec, Polotitlán y Timilpan.

En 2004, esta zona natural fue declarada bajo protección, debido a que permite la captación y almacenamiento de grandes cantidades de agua de lluvia, que alimenta diversos ríos, así como mantos freánticos, debido a lo cual no sólo cumple una función ambiental, sino social, al ser fuente de abasto de agua de toda la región.

reserva natural

Delimitación original del Área Natural Protegida-Parque Estatal “Santuario del Agua Sistema Hidrológico Presa Huapango”, establecida en 2004, para la conservación de esta área forestal, por su importancia para la recarga de agua.

El decreto del gobierno de Eruviel Ávila para retirarle estas 2 mil 201 hectáreas al Santuario del Agua está sustentado en un documento técnico previo, elaborado por la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna.

Este documento, denominado “Estudio previo justificativo”, reconoce la importancia ecológica del parque natural, sin embargo, señala que “el predio (las 2 mil 201 hectáreas retiradas al parque) se ha visto sumamente alterado por el gran impacto que ha generado el aprovechamiento agrícola”, además de que “el suelo ha sido severamente impactado por la actividad ganadera”.

reserva natural

En rojo se muestra la zona de 2 mil 201 hectáreas que le fueron retiradas al Santuario del Agua, para destinarlas a la ganadería y actividades productivas, a partir del pasado 27 de julio.

El documento en el que se sustenta el decreto del gobierno de Eruviel Ávila también reconoce que estas 2 mil 201 hectáreas de suelo forestal estaban bien conservadas en 2004, cuando fue declarada su protección, y “mantenían gran relevancia en la recarga de los mantos acuíferos y de las escorrentías superficiales”; sin embargo, las autoridades nunca aplicaron ninguna medida de preservación.

Por el contrario, señala el documento oficial, en los 13 años que han transcurrido desde que esta reserva natural fue establecida, el “predio a desincorporar se ha visto sumamente alterado por el gran impacto que ha generado el aprovechamiento agrícola”, además de que “el suelo ha sido severamente impactado por la actividad ganadera”.

Aunque el mismo estudio reconoce la importancia ecológica que tuvo esta zona del parque antes de ser afectada por la agricultura y la ganadería, concluye que en la actualidad en esta zona se ha dado “la pérdida de las características que originaron su protección”, por lo que, señala, debe ser destinada a “fomentar el desarrollo de las actividades terciarias y ganaderas, que coadyuven y promuevan el desarrollo de la zona”.

El objetivo de retirar estas 2 mil 201 hectáreas al parque, remata el documento de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna, es promover el “impacto económico en las zonas urbanas y en vías de urbanización, a fin de que generen beneficios económicos en la población”, así como “incursionar (en) proyectos que mejoren el valor económico del predio”.

En este documento, el gobierno de Eruviel Ávila reconoce que en la zona aún existen especímenes de pino, sauce llorón, eucalipto, agaváceas, y fauna silvestre como liebres, tuzas, tejones, tlacuaches, armadillos, zorrillos, patos silvestres, codornices y garzas; no obstante, se asegura que estas especies de flora y fauna no representan “riqueza biológica”.

A continuación, te presentamos de manera íntegra el “Estudio previo justificativo referente a la desafectación del servicio público y desincorporación de una superficie de 2,201.67 hectáreas del Área Natural Protegida con la categoría de Parque Estatal, denominada Parque Estatal Santuario del Agua Sistema Hidrológico Presa Huapango”:

Close
Comentarios
  • JUAN CARLOS HERNANDEZ

    Eso les gusta a los Mexiquenses, que no se quejen, siguen votando por estos genosidios a la flora y a la fauna y a la humanidad. Por eso venden sus votos, para generarse más problemas, no sé conforman con la pobreza y la violencia que ya los está rebasando, quieren mas, pues hay está su voto.