Exsecretario de Salud de Sinaloa benefició a una de sus empresas con 38 MDP, confirma Auditoría

La Auditoría Superior de Sinaloa detectó que el exfuncionario dio un contrato or 18 millones de pesos a una de las empresas que él mismo fundó.

sinaloa
Archivo / Noroeste
Durante su paso como titular de la Secretaría de Salud de Sinaloa, Ernesto Echeverría Aispuro le otorgó un contrato por 18 millones de pesos a la empresa Herramientas Médicas, de la cual es fundador, confirmó la Auditoría Superior de Sinaloa y así lo publica el diario Noroeste.

De acuerdo con la investigación de Noroeste, la empresa Herramientas Médicas fue fundada por el propio exsecretario de Salud de Sinaloa y por su socio el empresario Luis Javier Salido.

La Auditoría Superior de Sinaloa detectó que esa “adjudicación directa” por 18 millones de pesos “debió realizarse mediante proceso de licitación pública”, debido a que el objeto del contrato fue el de “proporcionar el arrendamiento de equipo médico para la toma de estudios de imagenología a la población abierta y/o afiliados al Sistema de Protección Social en Salud (Seguro Popular)”.

La investigación descubrió que ese contrato no fue el único, pues en 2015 realizó otro, también sin licitar, por 20 millones de pesos.

Lee: Exsecretario de Salud de Sinaloa dio contratos por 87.2 mdp a su propia red empresarial.

De acuerdo con Noroeste, el Informe de Resultados sobre la Revisión de los Estados Financieros y la Aplicación de los Recursos Públicos, detalla dos observaciones vinculadas con la empresa Herramientas Médicas en el ejercicio fiscal de 2016.

La primera indica que tras “verificar los pagos realizados durante el ejercicio 2016 al proveedor Herramientas Médicas por importe de 14 millones 381 mil 514.30 por este concepto” se observó que “existen pólizas en las cuales omiten anexar las facturas, o bien, omiten anexar la relación de las personas a los que se realizaron los estudios”, se indica.

La segunda observación tiene que ver con la entrega directa de este contrato de fecha 8 de enero de 2016, cuyas “razones manifestadas” para realizar la asignación, no se justifican.

Y es que Salud argumentó que no convenía adquirir el equipo por su alto costo y su supuesta corta vida útil; sin embargo, la Auditoría Superior de Sinaloa encontró que en este debió realizarse mediante el proceso de licitación pública, conforme el anexo 09 del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2016.

Lee la nota completa en Noroeste.

Close
Comentarios