Prepara tus deseos; habrá una intensa lluvia de estrellas este fin de semana

Si quieres observar esta lluvia de estrellas prepárate para salir del bullicio de la ciudad y disfrutar del fenómeno, que no se repetirá en 96 años.

Desde el pasado 23 de julio comenzó una lluvia de estrellas llamada Perseidas
Desde el pasado 23 de julio comenzó una lluvia de estrellas llamada Perseidas Foto: Cortesía de Pixabay
Desde el pasado 23 de julio comenzó una lluvia de estrellas llamada Perseidas, que alcanzará su punto máximo en las madrugadas del sábado 12 y domingo 13 de agosto, informó Cristian Zamora Muñoz, experto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El especialista en lluvias de meteoros comentó que aunque el fenómeno astronómico se puede observar desde el 23 de julio y finalizará hasta el 22 de agosto será este fin de semana cuando se podrá apreciar el mayor número de luces.
Leer: ¿Qué es la lluvia de Oriónidas y qué tiene que ver con el cometa Halley?

“Para no estar en la madrugada podemos alejarnos de las ciudades y situarnos en lugares oscuros a partir de las 21:15 horas y, de preferencia, mirar hacia el norte”, comentó en entrevista.

El estudiante de Física y asociado a Astronomía en la UNAM explicó que se trata de objetos de roca y metal que pueden alcanzar velocidades de hasta 50 kilómetros por segundo, mientras que las personas que decidan observarlas podrán apreciar centenares de luces por hora.

“Son rocas entrando a la atmósfera y que al hacer contacto con esta se queman, por eso cuando miramos la bóveda celeste parece que son estrellas moviéndose en forma de líneas pero en realidad son los trazos que dejan”.

Expuso que las lluvias de estrellas provienen de los pequeños fragmentos que dejan los cometas y en el caso de este año las Perseidas ocurrirán por el paso del cometa SWIFT-TUTTLE. Además, aclaró que la recomendación de mirar hacia el norte es porque se encuentra en la constelación de Perseo.

Agregó que para la ciencia son rocas muy importantes, pues pueden tener una composición metálica que en ocasiones alcanzan la superficie terrestre y que cuando se logran recolectar se puede estudiar su estructura química y entender más del sistema solar.

“Sabemos que el sistema solar se formó de una nube de polvo y que de esa nube de polvo se fueron conglomerando y formado los planetas, entonces hay pedacitos que quedaron ahí y que pueden ser de información muy valiosa para los astrónomos porque nos dan datos que no conocemos”, finalizó.

Con información de Notimex… 

Close
Comentarios