Fallas en edificio de Rébsamen 241 fueron denunciadas desde hace 3 años; delegación las minimizó

El edificio se colapsó con el sismo del 19 de septiembre pasado; los vecinos reportaron que tenía daños desde hace tres años, pero las autoridades de la delegación Benito Juárez los minimizaron, como lo demuestra un dictamen oficial.

edificio sismo rebsamen
Cuartoscuro

Tal como consta en registros oficiales, el edificio de departamentos ubicado en la calle Rébsamen 241, colonia Narvarte, que se desplomó con el sismo del pasado 19 de septiembre (causando la muerte a una de sus moradoras), presentaba daños desde tres años antes, los cuales fueron oportunamente reportados por los habitantes del conjunto. Sin embargo, dichos reportes fueron minimizados por las autoridades de la delegación Benito Juárez, encabezadas entonces por Jorge Romero Herrera, hoy diputado local.

Este 25 de septiembre de 2017, el actual jefe delegacional en Benito Juárez, Christian Von Roerich, informó que el personal de la demarcación determinó desde hace tres años que “el inmueble sí tenía daños estructurales y debían corregirse, dictamen que fue formalmente notificado” a los vecinos.

Sin embargo, lo dicho por el delegado en Benito Juárez contrasta con lo que realmente señala el dictamen oficial que él mismo citó.

Dicho dictamen, realizado por el área de Protección Civil de la demarcación, establece en sus conclusiones que “no hay afectaciones en la estructura del conjunto” y, de hecho, el espacio en donde debía inscribirse cuál era el grado de riesgo del edificio fue dejado en blanco.

Peor aún: la delegación hizo esta notificación verbalmente a la conserje del edificio, y no entregó a los propietarios ningún documento que certificara las labores realizadas.

Según el dictamen delegacional (firmado por una persona de nombre Dulce Valera, que no señala su cargo en la institución), luego del sismo de 6.6 grados del 8 de mayo de 2014 este inmueble presentó “separación de juntas frías en escaleras de acceso peatonal y rampa de acceso vehicular (que) específicamente se manifiesta en todo el parámetro del predio, donde comienza la vía pública”.

Asimismo, se señala que el edificio sufrió “fisura en jardinera, despredimiento de aplanado en muro”, mientras que en el cubo de la escalera de la planta baja había una “separación de juntas de rampa de escalera y losa”.

Por último, en el dictamen se inscribió que en la parte posterior del edificio había una “separación de guarnición de desnivel entre la zona del cardín y el estacionamiento”, además de un muro con una grieta de 5 centímetros de separación, provocada por asentamiento, que “requiere sustitución”.

Luego de registrar estos daños, la empleada delegaciónal concluyó que no había “afectaciones en la estructura” del inmueble, y en su dictamen dejó sin establecer el “grado de riesgo existente”.

Para conocer las condiciones en las que se realizó este dictamen, Animal Político consultó a la delegación Benito Juárez, cuya vocera, Sofía García Guzmán, aseguró que esta evaluación se practicó tan pronto como fue solicitada por los vecinos, y que sus conclusiones “se le notificaron a la gente del edificio, porque era importante que hicieran esos arreglos: se les notificó que era importante que arreglaran escaleras y una rampa para vehículos, y entonces, de ahí ya no supe qué pasó con los particulares, si hicieron los arreglos o no”.

La actuación de las autoridades delegacionales, sin embargo, es recordada de forma muy distinta por los habitantes de Rébsamen 241.

“Este reporte lo interpusimos hace tres años –narró una de las moradoras del inmueble, quien pidió resguardar su identidad–, nos comunicamos por Twitter con el entonces delegado en Benito Juárez, Jorge Romero, le mandamos varios mensajes y nunca los respondió. Entonces, nos dimos a la tarea de contactar directo al personal de Protección Civil de la delegación, y estuvimos llamando varias veces, nos daban un teléfono, y luego nos decían que ahí no era y nos daban otro número, y así nos enviaron mandando de uno a otro, pasamos como con cuatro áreas distintas, antes de que por fin nos atendiera Protección Civil de Benito Juárez”.

En esta área de la delegación, continuó, “a mí me pidieron mis datos, especialmente la hora en la que yo me encontraba en el edificio porque, por ser quien estaba levantando el reporte, me dijeron que era necesario que estuviera presente. Yo les dije la hora a la que llegaba, y quedamos, pero no ocurrió así: finalmente, ellos llegaron el día y a la hora que quisieron, en un horario en el que yo les había dicho que estaba trabajando”.

Lo anterior puede confirmarse con el mismo reporte delegacional elaborado en 2014, según el cual, la empleada que hizo la revisión fue “atendida” por la conserje del edificio.

“Cuando yo llegué al edificio –señaló la vecina entrevistada–, le pregunté a la conserje qué había pasado, y me dijo que sólo fue la persona de la delegación, observó en cinco minutos el edificio, y luego le dijo a la conserje que no había nada mal, que sí se veían algunas grietas, pero que no eran de consideración, y se fue sin dejar ninguna constancia para los habitantes del inmueble, ningún documento”.

–¿Además de esos daños registrados en el dictamen de la delegación Benito Juárez, existían otras afectaciones en el inmueble, no registradas por esta funcionaria pública?

–Los daños más evidentes eran esos, y nosotros, como habitantes, empezamos a hacer las reparaciones, y planeábamos también remodelar nuestra fachada. Entonces, recientemente habíamos traído a un arquitecto, para que viera qué trabajos había que hacer, y él nos comentó que los daños que se veían en el edificio, es decir, la separación del edificio y la banqueta, el aumento en la inclinación de la rampa para coches, la fractura de la pared de atrás, eran causados porque el edificio se estaba inclinando. Y eso nunca nos lo dijo Protección Civil.

Animal Político consultó a la vocera de la delegación Benito Juárez si este órgano de gobierno tenía la responsabilidad de dar seguimiento a la situación estructural del edificio Rébsamen 241, luego de que en 2014 confirmó que había daños.

Aunque la vocera ofreció proporcionar una postura ese cuestionamiento, hasta el cierre de edición esto no ocurrió.
Close
Comentarios
  • Pyne

    Y sigue el desfile de lo horrible. Que grado de corrupcion en las autoridades.

    • Alejandro B.

      Si, tienes mucha razón, como es posible que la Vocera de la Delegación no le haya dado seguimiento e investigar, primero si se había enviado un Ingeriero Estructural a revisar el Inmueble, Segundo, una vez la inspección (que resultaria en un reporte de alto riesgo para el colegio), se CLAUSURASE el edificio para operar, Tercero, se procediese a DESALOJARLO con la conseuente CANSELACION DEL PERMISO PARA OPERAR (si es que tenía) y Cuarto, SE FINCASEN RESPONSABILIDADES A TODOS LOS IMPLICADOS, Dueños, Delegado de la Benito Juarez, Protección Civil, y todo implicado que NO cumplio su Trabajo causa por la cual hubo ese número de Bajas…. Siempre pasa que después de la trajedia, los funcionarios sobre todo se dedican a “comentar” las muchas fallas y omisiones al caso pero NINGUNO DE ELLOS SE SIENTE CULPABLE NI RESPONSABLE DEL SUCESO y NO HAY NUNCA UN DEPARTAMENTO OFICIAL que ejerza acción PENAL por la responsabilidad omitida, mismp trabajo por el cual se les paga…. ¡Ya estubo de eso…A la Carcel toda esa bola de ineptos…!