Estrategia de Peña contra robo de combustible frena en 11.5% el fenómeno en sus primeros 2 meses

La estrategia en la que participan las fuerzas armadas, PGR, Pemex y Hacienda ha logrado reducir en un 11.5% el número de tomas clandestinas de combustible.

combustible
Pemex ha perdido millones de dólares por el robo de combustible. Cuartoscuro
La estrategia integral para combatir el robo de combustible emprendida por el gobierno federal en mayo pasado, ha logrado reducir en un 11.5% el número de tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El plan, en el que participan las fuerzas armadas, PGR, Pemex y Hacienda, presenta sus primeros resultados de manera positiva, de acuerdo a una solicitud de transparencia de Animal Político.

La disminución se obtiene si comparamos las cifras con los dos meses precedentes. Mientras que en marzo y abril de 2017 se registraron 1,813 perforaciones a ductos, en mayo y junio disminuyeron en 1,604.

Los datos por semestre

En números por semestre, los datos proporcionados por Pemex indican que entre enero y junio de 2017 se registraron en promedio 28 perforaciones ilegales diarias a ductos de Pemex en todo el país, 1.1 por hora.

En los primeros seis meses de este año la empresa tiene el registro de 5,057 tomas clandestinas, esto es un 60% más que en el primer semestre del 2016 cuando se detectaron 3,163 perforaciones.

Animal Político documentó que entre 2013 y 2016, Petróleos Mexicanos perdió 97 mil millones de pesos por fugas y robo de combustible en sus ductos, una cifra 55% superior a las pérdidas registradas los últimos cuatro años del sexenio anterior.

Leer: Pemex pierde 100 mil mdp por robo de combustible y fugas en el sexenio de Peña.

Los datos oficiales muestran que el robo de combustible focalizado en Puebla durante todo el 2016, se movió a estados aledaños como Hidalgo, Estado de México, Veracruz y Morelos.

En el primer semestre de 2017, en algunos de estos estados el número de tomas se triplicó. Hidalgo pasó de 152 a 436 casos; en el Estado de México el crecimiento fue de 220 a 459 tomas clandestinas, y en Veracruz de 308 a 542 casos.

Aunque en Morelos el número de tomas clandestinas no es grande, comparado con otras entidades, el crecimiento es exponencial. En ese estado los datos de

Pemex muestran que las perforaciones pasaron de 22 casos en el primer semestre de 2016 a 159 en este año, lo que representa un incremento del 622%.

Las perforaciones ilegales en esa zona, focalizadas principalmente en el municipio de Huitzilac, que colinda con el Estado de México, se han detectado sobre un poliducto que viene de la Ciudad de México y se conecta con la Terminal de Almacenamiento y Reparto de Cuernavaca.

En términos porcentuales Sinaloa es el otro estado en donde más han crecido las toma clandestinas en 2016 y 2017, al pasar de 38 a 205 casos, lo que representa un crecimiento del 439%.

Guanajuato roza los mil registros

El robo de combustible no es ajeno a Guanajuato, sobre su territorio corren cuatro ductos petroleros, todos conectados con la Refinería de Salamanca: uno va hacia Guadalajara, otro más hacia León, y otros dos trasladan combustible hacia la refinería de Tula.

En febrero pasado, Animal Político reveló que esos ductos forman parte del top 10 de las vías de traslado en las que Pemex ha perdido más combustible, en los últimos ocho años por robo o fugas.

Guanajuato aparece en los registros de Pemex desde el año 2000 por robo de combustible, aunque es en 2010 es cuando comienza el crecimiento sostenido.

En 2010 el registro fue de 23 casos; en 2011 pasaron a 42; para 2012 la cifra crece a 128; en 2013 llegó a 165, un año después brinca a 411. Para 2015 las tomas clandestinas llegaron a 844; en 2016 llegó a 1,309. Y para el primer semestre de este año Guanajuato ya suma 987 casos.

Entre el primer semestre del 2016 y el 2017, el crecimiento de perforaciones en Guanajuato es del 59.5%, pues pasó de 619 a 987 registros en el periodo señalado.

Close
Comentarios
  • Jose Rene Ramirez

    su el gobierno de EPN atacará la corrupción del sindicato y contratos de Odebrecht, ahorraría miles de dólares, por poner un ejemplo.