El costo, un obstáculo para no asegurar inmuebles: solo 4.5% tienen protección contra desastres

El patrimonio de toda la vida se esfumó y ahora “hay que empezar de cero”, dice César. Cuando se le pregunta si su casa tenía seguro por catástrofes responde inmediatamente que no. “Nadie me dijo”, y tampoco se planteó la posibilidad de contratarlo.

Casas afectadas
Los afectados por el sismo podrán acceder a un plan de 10 puntos del Infonavit. Foto: Cuartoscuro

En 1987, Cuando César Villareal tenía 46 años, un vecino le ofreció su casa en venta. “Era una buena oportunidad y la compré”, cuenta. El inmueble en la colonia Barrio Los Reyes en la delegación Tláhuac se convirtió en su hogar durante estos años junto a su esposa María y sus siete hijos.

La casa aparentemente resistió el sismo de 7.1 ocurrido el 19 de septiembre pasado, pero don César, de 76 años, temía que las cuarteaduras de la casa afectara la estructura, por eso solicitó una inspección a Protección Civil. Un día después, tuvo que abandonar su vivienda porque ya era inhabitable, según le explicaron los inspectores.

Apenas pudo sacar sus muebles, que amontonó en la casa de una de sus hijas. Aunque no sabe cuándo será demolida, confía en que el gobierno capitalino o federal lo apoye con material o mano de obra para levantar un inmueble “sencillo” en el que solo viva él y su esposa de 78 años.

El patrimonio de toda la vida se esfumó y ahora “hay que empezar de cero”, dice César. Cuando se le pregunta si su casa tenía seguro por catástrofes responde inmediatamente que no. “Nadie me dijo”, y tampoco se planteó la posibilidad de contratarlo porque nunca imaginó que un sismo como el ocurrido a la semana pasada podría afectar su casa.

El caso de César es muy común, porque solo 4.5% de los inmuebles en el país cuentan con un seguro, según cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). ¿La razón? El costo, según concluye la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera.

Por ejemplo, sólo para una vivienda en la Ciudad de México de 180 metros cuadrados, con valor de un millón de pesos y contenidos (bienes) por 500 mil pesos, existen seguros en el mercado que van de 2 mil 900 pesos hasta 6 mil pesos de prima anual, según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Esta cifra hubiese sido un gasto considerable para don César que con su trabajo en la feria, encargado de los juegos mecánicos debía mantener un hogar con siete hijos.

Después del sismo, 500 inmuebles resultaron tan severamente dañados que serán demolidos, según informó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Aunque el mandatario local ha dicho que la respuesta a quienes perdieron su hogar pasará por acuerdos con las aseguradoras, no ha informado cuántos de los edificios colapsados durante el sismo y los que serán demolidos debido a las afectaciones, tenían seguro contra riesgos.

Sin embargo, esa cifra será mínima. De acuerdo con Alejandro Kuri, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), la poca contratación de seguros para la casa es un “fenómeno generalizado” porque “no hay cultura del seguro”.

Aunque la contratación de un seguro es obligatorio cuando la casa está hipotecada, después de pagarla, en la mayoría de los casos las familias deciden cancelarlo, dice Kuri en entrevista.

Esto tiene una clara evidencia en números: en México, 54 millones de adultos no cuentan con ningún seguro, una cifra “alarmante” porque en caso de un imprevisto, las personas no tienen una protección financiera que les ayude a afrontar alguna emergencia o pérdida, asegura la Condusef.

En el caso de don César, su única opción es que sus hijos puedan apoyarlo para reconstruir su hogar, pero mucho más modesto al que tenía, pese a que esa casa era el patrimonio de toda su vida de trabajo.

Close
Comentarios