Desaparecidos, 214 mil millones de pesos de gasto público desde 2001

Desde el gobierno de Vicente Fox hay irregularidades en el manejo de los recursos públicos, con Felipe Calderón éstas casi se duplicaron. Con Peña Nieto están por aclararse 168.2 mil millones.

millones
La Auditoría ha encontrado irregularidades en el gasto en los tres últimos sexenios. Especial

El gobierno federal y los gobiernos estatales no han devuelto ni aclarado el destino de 214,759 millones de pesos, denunciados por la Auditoría Superior de la Federación como presuntamente utilizados de manera irregular o desviados por funcionarios públicos.

Esta cifra es la suma de todas las inconsistencias detectadas por esta dependencia desde 2001 y no aclaradas hasta el momento.

En total, en los últimos 16 años la ASF ha detectado irregularidades en el gasto público por 752.3 mil millones de pesos; de esa cantidad, todavía está por aclararse el 28%, que son 214,759 millones.

En el periodo señalado, las observaciones sobre el gasto han derivado en 815 denuncias penales; se tiene el registro de 921 funcionarios, personas físicas y/o empresas, a los que se les ha iniciado un procedimiento resarcitorio, por su responsabilidad en los desvíos.

La aclaración pendiente más antigua corresponde al periodo de gobierno de Vicente Fox.

Del primer año de gobierno de Fox, aún no se han recuperado 2.3 millones de pesos que fueron desviados entre la Secretaría del Trabajo, el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y la Lotería Nacional, por lo que se iniciaron procedimientos de Responsabilidad Resarcitoria, y se tiene a dos exfuncionarios denunciados.

Los datos de la ASF muestran que, durante todo el sexenio de Vicente Fox, en el gasto del gobierno federal y los gobiernos estatales, se detectaron irregularidades por 184.3 mil millones de pesos; de ese total, todavía están por recuperarse 5.2 mil millones de pesos.

Durante el sexenio de Felipe Calderón, las irregularidades en el manejo de los recursos públicos casi se duplicaron, al registrarse observaciones por un total de 336.3 mil millones de pesos, tanto al gasto del gobierno federal, como de los gobiernos estatales. De ese total, todavía están pendientes de recuperarse 41.2 mil millones de pesos, lo que representa el 12.2%.

En los primeros tres años y tres meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, las irregularidades y/o desvió detectados suman un total de 226.3 mil millones de pesos, y están por recuperarse 168.2 mil millones, es decir, el 74.3%.

Mariana Campos, investigadora de la organización México Evalúa, explicó que el crecimiento en los montos de irregularidades se explica, primero, por el crecimiento en los presupuestos, pero también por el crecimiento en el número de auditorías que realiza la ASF.

Es decir, hay cada vez más señalamientos por que se fiscaliza más el trabajo gubernamental, lo mismo en la contratación y desarrollo de la obra pública, o la distribución de los fondos y presupuestos, e incluso en el trabajo interno de las dependencias federales.

Por ejemplo, en el primer año de gobierno de Vicente Fox se realizaron 351 auditorías. Luego, en el primer año del sexenio de Felipe Calderón, las auditorías se triplicaron, pues la ASF realizó 962 investigaciones. En el arranque de la administración de Enrique Peña Nieto, se realizaron 1,413.

Close
Comentarios
  • Jorge Mendoza

    La ASF como pueden apreciar sólo sirve para detectar pero no para realmente recuperar lo robado.

  • Rafael Villagomez

    MALDITAS RATAS ASQUEROSAS. SE BURLAN DE MEXICO. CRIMINALES GOBERNANTES. MERECEN LA PENA DE MUERTE POR ROBO A LA NACION,

  • Erasmo Flores Ruiz

    Parece competencia haber quien comete el mayor numero de irregularidades.
    Creo que la ASF debería de auditar las operaciones más significativas de cada dependencia, del ejercicio en curso, y dotarla de un derecho a veto. Si la dependencia no subsana las irregularidades no debería poder celebrar más operaciones similares y esta situación debería ser causal de despido de encargado de la secretaría y de las personas que intervinieran directamente en la operación independientemente de las responsabilidades que se les pueda exigir. Creo que podría ser un principio de solución.