Padres logran la suspensión de clases en una primaria por estar junto a edificio dañado el 19S

Un juez otorgó una suspensión provisional a padres y alumnos para no retomar actividades, pese a que la SEP había autorizado el regreso.

primaria
La Escuela Primaria “Jaime Nuño” está ubicada en la colonia Ampliación Morelos, de la delegación Cuauhtémoc. Tomada de Google Maps

El Juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México suspendió el regreso a clases en la escuela primaria “Jaime Nunó”, ubicada en la colonia Ampliación Morelos, Delegación Cuauhtémoc.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) había ordenado que se reanudaran las actividades luego del sismo del 19 de septiembre.

Sin embargo, padres y alumnos interpusieron un amparo para evitar el regreso a clases en el plantel, pues aunque en el dictamen de seguridad estructural, firmado por una Directora Responsable de Obra, señaló que la escuela estaba en buen estado y sin daños, también asentó que no era operable porque el edificio colindante se encontraba en riesgo.

Tras el sismo, arquitectos e ingenieros colaboran con la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el peritaje de escuelas públicas y privadas, para determinar si éstas tienen daños estructurales importantes o no, y si pueden reabrir sus puertas.

El juez Juan Pablo Gómez Fierro, resolvió conceder una suspensión provisional a los padres.

“El Juez estimó que el hecho de que se reanudaran las actividades académicas en esa escuela implicaba que el daño que podrían sufrir los estudiantes no sólo era inminente, sino que podría ser irreparable”, señala en Poder Judicial en un comunicado.

Agregó que el interés en que se continúe con el ciclo escolar en la Ciudad de México, no puede estar por encima de la integridad física de los alumnos, “quienes corren un riesgo por las condiciones en que se encuentra el edificio que colinda con el centro escolar”.

“El juez estimó que el sólo hecho de que los estudiantes se encuentren en riesgo de vivir un episodio traumático porque el edificio colindante a su centro escolar se encuentra dañado, hacía necesario que se disminuyera el riesgo de que eso sucediera, evitando trastornos de estrés postraumático o de estrés agudo”, explica.

Esta suspensión estará vigente hasta el próximo 16 de octubre cuando se realice la audiencia en la que con base en los informes y pruebas que sean presentadas, el juez decidirá si continúa la suspensión de clases o si establece alguna condición para su cumplimiento.

Close
Comentarios