Con mayoría priista y sin cambios, aprueban en Diputados ley de Seguridad Interior; va al Senado

ONG señalan que la Ley de Seguridad Interior aprobada este jueves perpetuará la militarización de la seguridad pública en México.

diputados ley seguridad interior
Cuartoscuro

Con 248 votos a favor, 115 en contra y 48 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó en lo general este jueves la Ley de Seguridad Interior, que regula la actuación de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública, y que en los términos en que la impulsó el PRI es rechazada por organizaciones ciudadanas y partidos de la oposición, al señalar que militariza el país y abre la puerta a violaciones de derechos.

Leer: 8 puntos clave de la Ley de Seguridad Interior aprobada por los diputados

En la sesión, en el momento de la votación general, no estuvieron presentes 87 diputados.

Votaron a favor las bancadas del PRI (183) y el Partido Verde Ecologista de México (35 diputados). También 14 panistas, dos perredistas, nueve legisladores de Nueva Alianza, y 9 del PES.

Leer: PRI, Verde, panistas y hasta del PRD, ¿quiénes votaron a favor de la Ley de Seguridad Interior?

Votaron en contra 17 diputados del PAN, 39 del PRD, 39 de Morena, 17 de Movimiento Ciudadano, y 1 independiente.

Hubo 48 abstenciones, todas de panistas.

Tras la aprobación en lo general, fueron presentadas 101 reservas a la ley, con la participación de 44 oradores, 4 del PAN, 22 del PRD, 11 de Morena, 6 de Movimiento Ciudadano y del PES.

La cuenta @NoticiaCongreso, del Canal del Congreso, indicó que cerca de las 19:00 horas, con 214 votos a favor, 101 en contra y 4 abstenciones, fue aprobado en lo general y en lo particular el dictamen que expide la Ley de Seguridad Interior, por lo que fue turnado al Senado, para seguir el trámite legislativo.

Antes, con 18 votos a favor y 13 en contra, la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen, llevándolo fast-track al pleno.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl Gonzaléz Pérez, dijo que la Comisión consideraría presentar una acción de inconstitucionalidad, tras evaluar la dispuesto en la ley aprobada.

“Dependiendo de que aprueben la Ley y cómo la aprueben, la Comisión Nacional cumplirá con su función de evaluar si es contraria a los principios constitucionales y desde luego tenemos la facultad de acción de inconstitucionalidad”, dijo González Pérez, desde Washington, de acuerdo con Reforma. 

Tania Reneaum, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional México, dijo sobre lo aprobado que es un día de retroceso para los derechos humanos.

“Justificada en el marco de la seguridad nacional, esta ley se ha apresurado y los diputados y diputadas han aprobado un dictamen a pesar de las opiniones de expertos y del rechazo que hemos manifestado las organizaciones de la sociedad civil, poniendo en peligro la vigencia de los derechos humanos en México,  y mostrando poco interés de las autoridades por proteger  a la ciudadanía”, expresó Reneaum.

“Esta aprobación es preocupante. No podemos permitir que se normalice la participación de las fuerzas armadas en labores policiales, pues llevamos décadas documentando las violaciones de derechos humanos que prevalecen bajo el uso sostenido de las fuerzas armadas; al contrario, se tiene que pensar en un retiro progresivo a la par de una profesionalización de la policía”, agregó.

El coordinador de los diputados priistas, César Camacho, publicó en Twitter las razones por las que su partido respaldó la Ley de Seguridad Interior, destacando puntos como que “por ningún motivo” las movilizaciones de protesta social serán objeto de la ley, y que se buscará garantizar la protección de los derechos humanos.

Esto ocurre un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto urgiera al Congreso a votarla y pese a las críticas que ha recibido de decenas de organizaciones de la sociedad civil.

Diputados del PRI, Verde Ecologista, y una legisladora del PAN, Claudia Sánchez Juárez, del Estado de México, votaron a favor en la comisión de Gobernación, mientras que PRD, Morena y el resto de los panistas fijaron su posición en contra.

Los diputados habían convocado la reunión en la oficina de la comisión y sin transmisión en el Canal del Congreso, pero ante la presión de integrantes de la sociedad civil, los legisladores tuvieron que cambiarse a un salón de la planta baja.

Tras la votación, los diputados salieron por la parte trasera del salón para evitar encontrarse con los activistas que estaban en la entrada.

“Acaban de finalizar con la posibilidad de empezar con un proceso de pacificación del país, la militarización no es el camino, lo dice la experiencia internacional. Mientras todos van en ese sentido, opuesto a lo que hoy está pasando en la Cámara de Diputados, aquí en menos de dos horas, en los oscurito, sin escuchar a la sociedad civil, en corretiza… acaban de dar un golpe a los derechos humanos y a un proceso de paz”, dijo Alfredo Lecona, integrante del colectivo #SeguridadSinGuerra.

Este miércoles, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que la ley “dejó de ser solamente una valiosa propuesta, para convertirse en una imperiosa necesidad”, pues dijo que si bien la actuación de los militares se sustenta en su lealtad y disciplina, hace falta un marco jurídico adecuado que regule sus tareas.

Te puede interesar: No era necesario activar al Ejército en guerra contra el narco, concluye estudio del Senado

“Confío en que el Congreso de la Unión atenderá con la urgencia que hoy se requiere esta importante iniciativa que brindará mayor certidumbre a las Fuerzas Armadas y a la sociedad mexicana”, agregó.

Sin embargo, integrantes del colectivo #SeguridadSinGuerra y activistas señalan que aprobar legislación en materia de “seguridad interior” perpetuaría la militarización de la seguridad pública y la violencia. 

Argumentan que son los gobiernos estatales quienes tienen la obligación de formar corporaciones policiacas eficaces que garanticen nuestra seguridad para no recurrir al servicio de las Fuerzas Armadas.

En un comunicado #SeguridadSinGuerra manifestó: “Nos oponemos categóricamente a la expedición de una ley o reformas que permitan a las autoridades federales, estatales y municipales, continuar evadiendo sus responsabilidades constitucionales en materia de seguridad pública”.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y 11 organizaciones internacionales de defensa de derechos humanos, entre ellas Amnistía Internacional, expresaron su “preocupación ante el avance de la Ley de Seguridad Interior pues hay potenciales riesgos de violaciones a los derechos humanos por la militarización del país.

Con información de Francisco Sandoval

Close
Comentarios
  • blanca

    que estupida propuesta de verdad que el presidente ya rebaso los limites,con sus nuevas leyes

  • blanca

    que estupida propuesta de verdad que el presidente ya rebaso los limites,con sus nuevas leyes

  • Clara Duran Pacheco

    Hola amigos alguien me puede ayudar con su comentario sobre las TIC en nuestra sociedad

  • Parker

    De que sirve dar alguna opinion al respecto si a final de cuentas hacen lo que se les venga en gana??? Esta por demas comprobado que asi solo lograran poner en duda a las fuerzas amrmadas. En la presidencia de Felipe Calderon cuantas violaciones a los derechos humanos no edistieron al poner al ejercito a realizar tareas de seguridad publica??? Cuantos soldados no cayeron en esa tarea?? Que lo hayan escondido es otra cosa. Gracias a esa desicion que se tomo se el efecto cucaracha y el crimen organizado se expandio por toda la republica ando solo se concentraba en unos cuantos.
    Es verdad que las autoridades estatales y municipale han sido muchas veces rebasadas por la delincuencia organizada, y yo me pregunto, no seria mejor dar mas apoyo a los estados para sus fuerzas policiacas para su mejor entrenamiento y capacitacion?? Vigilar que realmente se destine ese apoyo para lo que es y no desviarlo, por que que facil decir que las autoridades de seguridad publica ya fueron superadas y en lugar de reforzarlas como deveria ser, sacan una ley que para mi punto de vista no tiene porque ser.