El 85% de los estados sufren aumento de homicidios; Nayarit y BCS, los casos más graves 

El 76% de la población vive en una entidad donde subieron los homicidios; 2017 ya es el año con la mayor tasa de homicidios en las últimas 2 décadas.

homicidios edomex acolman
Cuartoscuro Archivo

El alza de homicidios en 2017 se ha extendido a casi todo el país. El 85% de las entidades registran un incremento en su registro de asesinatos; 8 de cada 10 mexicanos, en promedio, viven en un estado donde la violencia ha aumentado.

Los casos más críticos son los de Nayarit, donde los homicidios se han quintuplicado, y Baja California Sur, donde casi se han triplicado.

Además, en Guerrero y Colima, los dos estados con la mayor tasa de homicidios del país, también se registra un incremento de los asesinatos respecto a 2016, año en que ya de por sí se había presentado un alza de asesinatos.

Los datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) permiten visualizar el por qué 2017 ya es el año con la mayor tasa de homicidios en las últimas dos décadas: el incremento de la violencia se ha generalizado a casi todas las regiones.

De las 32 entidades, en 27 los homicidios se han incrementado en comparación con 2016. Solamente en cinco estados los números oficiales arrojan una disminución de los asesinatos: Nuevo León, Estado de México, Yucatán, Michoacán y Campeche.

Los estados que presentan un incremento de homicidios concentran a 93 de los 123 millones de mexicanos en el país.

Esto significa que el 76% de la población total del país vive en una entidad donde subieron los asesinatos.

Este incremento de la violencia en el país fue reconocido por el presidente Enrique Peña Nieto durante el Foro Sumemos Causas, el pasado 13 de noviembre, sin embargo, ahí volvió a insistir en que no era un fenómeno “generalizado”, sino que se trataba de un asunto en puntos específicos.

Pero los datos oficiales del Sistema Nacional dicen lo contrario.

Focos rojos

La situación más crítica es la de Nayarit, donde los homicidios se han quintuplicado. La entidad pasó de 33 casos en el periodo de enero a octubre de 2016, a 165 casos en el mismo periodo de 2017. El incremento es del 400%.

Cabe recordar que en marzo pasado el fiscal general de Nayarit, Edgar Veytia, fue detenido en Estados Unidos por presuntos nexos con el crimen organizado.

Especialistas en el tema de la medición delictiva, como los del Observatorio Nacional Ciudadano y los del Índice de Impunidad de la UDLA, han alertado que la violencia en Nayarit se maquillaba en las cifras oficiales hasta que la situación se desbordó.

Un caso similar al de Michoacán, que es una de las cinco entidades que reporta un descenso en los homicidios.

Luego de Nayarit, la segunda entidad con el mayor incremento de asesinatos es Baja California Sur, donde el balance pasó de 147 casos en 2016 a 409 en lo que va de 2017. Representa un alza del 178%, o lo que es lo mismo, casi el triple de homicidios.

Una muestra del deterioro de la seguridad en Baja California Sur ocurrió el pasado 20 de noviembre, cuando el propio ombudsman de ese estado, Silvestre de la Toba, fue asesinado junto con su hijo luego de que personas armadas atacaron el vehículo en el que viajaba en la ciudad de La Paz. Además su esposa y otra de sus hijas resultaron gravemente heridas.

Hay otros dos estados del país que registran un alza superior en los casos de homicidio doloso en 2017: Aguascalientes con un incremento del 118.7% en su incidencia, y Quintana roo con 109.4%.

Los números oficiales del SESNSP indican que hay cinco estados con un incremento de homicidios superior al 50%. Se trata de Baja California, donde los homicidios en 2017 registran un repunte del 88.3%; San Luis Potosí con un alza del 57%, Tabasco con 52.1%; Tlaxcala con un incremento del 51% y Querétaro con 50.5%.

El resto de los estados registra un incremento entre el 1 y el 50% en su total de homicidios. Entre esos casos cabe destacar el de Colima, que es la entidad con la mayor tasa de asesinatos del país (75.4 por cien mil habitantes) y donde el alza de homicidios es de casi el 35%. Guerrero, el segundo estado con mayor tasa de violencia, presenta un repunte del cinco por ciento en sus asesinatos.

En el caso de Ciudad de México, de enero a octubre de este año se reportan 905 homicidios dolosos, que equivale a un incremento del 17.5% en comparación con el mismo lapso de 2016. La capital, al igual que el resto del país, se encuentra en niveles récord de asesinatos.

El año más violento

De acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a octubre de 2017 se registraron 20 mil 878 carpetas de investigación por homicidio doloso.

Esto equivale a una tasa de 16.9 homicidios por cada cien mil habitantes en el país, la más alta de los últimos 20 años.

En 2011, considerado hasta ahora el año más violento de la historia reciente en México debido al clímax de la denominada “guerra contra el narcotráfico”, se registró de enero de a octubre un total de 19 mil 347 homicidios, que equivalen a 16.7 casos por cada cien mil habitantes. El nivel de violencia en 2017 acaba de rebasar esa cifra.

Sin embargo, el incremento de homicidios no es un hecho sorpresivo, sino resultado de una tendencia que inició desde hace tres años, y para la cual ni el gobierno federal ni el de los estados ha tenido respuesta.

En 2012, último año del sexenio del expresidente Felipe Calderón, se inició un descenso en los homicidios que se mantuvo hasta 2014, año en el que se registraron (de enero a octubre) 13 mil 42 casos. A partir de ahí la tendencia se revirtió.

Para el mismo periodo de 2015 el número de homicidios fue de 13 mil 993, mientras que en 2016 avanzó a 16 mil 881 y en 2017 llegó a la cifra de 20 mil 878.

Lo anterior significa que en este periodo de tres años los homicidios dolosos se han incrementado poco más de 60 por ciento.

Secuestros y extorsión también con incremento

Los datos del SESNSP también muestran malas noticias en materia de secuestros y extorsión, dos de los delitos de mayor impacto junto, con los homicidios.

En el caso de secuestro, la estadística oficial arroja que, de enero a octubre de este año, se registraron 951 carpetas de investigación por este delito, lo que representa un repunte del 4.8% respecto al año pasado. Los estados con la mayor tasa de secuestro son Zacatecas, con 3.7 plagios por cien mil habitantes; Tamaulipas, con 3.4, y Tabasco con 2.6.

En cuanto a las extorsiones, en lo que va del 2017 se reportan 4 mil 797 casos de denuncias por este delito en el país. En comparación con las 4 mil 267 denuncias de 2016, equivale a un incremento del 12.4%. Las entidades con la incidencia más importante en extorsión son Baja California Sur, con 24.7 casos por cien mil habitantes; Nuevo León con 11.3 casos, y Zacatecas con 10.2 denuncias.

Close
Comentarios