Y si vivo 100 años.. Pedro Infante, el ídolo mexicano en quien aún se piensa en el centenario de su nacimiento

El 18 de noviembre se conmemora el centenario del nacimiento de Pedro Infante, por lo que será un día lleno de homenajes para el actor y cantante.

Y si vivo 100 años.. Pedro Infante, el ídolo mexicano en quien aún se piensa en el centenario de su nacimiento
Seguidores de Pedro Infante, acuden cada año al Panteon Jardín para celebrar el aniversario del natalicio del ídolo del cine mexicano. Cuartoscuro

“Y si vivo 100 años, 100 años pienso en ti”, es la frase de una de las canciones más recordadas de Pedro Infante, el ídolo del pueblo mexicano, el actor, cantante y figura que se convirtió en leyenda tras su muerte a los 39 años, en 1957, quien será objeto de una serie de homenajes este sábado 18 de noviembre por motivo de su centenario.

La popularidad de Pedro “El Bueno” se mantiene entre las generaciones, pese que murió hace 60 años, pero su carisma y etiqueta de ser un referente de la cultura  mexicana lo ha mantenido en el gusto, tanto que la película “Coco”, que es el éxito de taquilla más reciente en los cines, lo incluye entre otros personajes de la cinematografía nacional que tienen una aparición en este filme.

El álbum “100 años… Pensando en ti” será lanzado este sábado para conmemorar el centenario del actor sinaloense, además, la UNAM, a través de la Filmoteca, proyectará algunas de sus películas más exitosas como “La Oveja Negra”, “A Toda Máquina”, “Pablo y Carolina”, entre otras.

Asimismo, Televisa proyectará un programa especial a las 19 horas en el que participarán La Orquesta Sinfónica de Sinaloa, Pedro Fernández, la Banda El Recodo y la Original Banda El Limón.

Pedro Infante Cruz nació  el 18 de noviembre de 1917 en Mazatlán, Sinaloa, donde se ubica una estatua en su honor en el Malecón del puerto; sin embargo, se le relaciona más con Guamúchil, ya que desde niño se fue a vivir a ese poblado, el cual consideraba su lugar de nacimiento.

Sus papeles en el cine no estaban muy alejado de su realidad, cantante y músico gracias por las enseñanzas de su padre, Delfino Infante, y carpintero, como “Pepe El Toro”, que fue como comenzó Pedro a enfrentar las necesidades económicas de su familia.

Su vida cambió en 1939 cuando viajó a la Ciudad de México para participar en varios concursos de canto, de la mayoría de los que lo despidieron porque no lograba dominar los nervios, lo cual le impedía lucir sus conocimientos musicales. Ese mismo año, Pedro apareció por primera ocasión en una película, que fue “En un burro, tres baturros”, en la que apareció como extra.

Foto: Cuartoscuro.

En su faceta como cantante grabó más de 340 piezas en diferentes géneros, como bolero, ranchero, huapango, vals y hasta corridos. Entre sus canciones más recordadas se encuentran “Amorcito Corazón”, “Cien Años”, “Cartas a Eufemia”, “Yo no fui”.

Pero su éxito musical no era lo único, en el cine, fue capaz de hacer reír con escenas como el enfrentamiento con Jorge Negrete en “Dos tipos de cuidado”, o de llorar como con la muerte del “Torito” en “Ustedes los ricos”.

63 películas en 18 años de carrera es la herencia que dejó Pedro Infante a la cultura fílmica de México, entre ellas se encuentran “Nosotros los pobres”, “Ustedes los ricos”, “Pepe El Toro”, “Los tres García”, “Los tres Huastecos”, y tiene un récord de haber filmado seis cintas en un solo año, cuando en 1952 protagonizó “Pepe El Toro”, “Ansiedad”, “Dos tipos de cuidado”, “Los hijos de María Morales”, “Un rincón cerca del cielo” y “Ahora soy rico”.

Su última película fue “Escuela de rateros”, de 1956.

Como parte de la Época de Oro del cine mexicano, compartió escenarios con una generación de grandes estrellas como María Félix, Blanca Estela Pavón (que al igual que él, murió en un accidente de avión), Sara Montiel, Silvia Pinal, Silvia Derbez, y con figuras como Jorge Negrete, los hermanos Soler, Joaquín Cordero y Luis  Aguilar.

Su actuación como “Tizoc”, película de 1956, le valió un Oso de Plata post mortem, para ser el único actor mexicano en ganar este reconocimiento del Festival Internacional de Cine de Berlín, Alemania.

A su muerte ocurrida el 15 de abril de 1957, a los 39 años de edad, en un accidente de aviación, Infante se convirtió en leyenda, en el “Ídolo Inmortal”, pues su carrera como actor y cantante se acrecentó.

Desde entonces, sus películas no han dejado de ser transmitidas en la televisión mexicana, así como en algunos canales de paga, y las leyendas sobre su supuesta no muerte no han dejado de circular en el imaginario de sus seguidores, quienes se dan cita en el Panteón Jardín, cada año en esta fecha, para recordarlo con sus canciones al son del mariachi.

Foto: Cuartoscuro.

Además, su tumba se llena de flores y ofrendas, hay quien llega disfrazado de Pedro Infante y así la leyenda del ídolo de México se mantiene y aunque no vivió 100 años, aún hay quien piensa en él.

Con información de Notimex

Close
Comentarios