Durante 2016, el SAT condonó 5 mil 742 mdp a 38 grandes contribuyentes, revela Auditoría

En la revisión de la cuenta pública 2016, la ASF detectó que el SAT logró recuperar el 3.3% de adeudos históricos de una bolsa de 10, 913 millones de pesos; el 96.7% restante “no se materializaron como un ingreso para el Fisco Federal”.

SAT
El Sistema de Administración Tributaria (SAT). Especial
Durante el 2016, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) dejó de ingresar a las arcas del gobierno 393 mil millones de pesos por concepto de pago de impuestos que fueron devueltos o condonados a grandes y pequeños contribuyentes, pero además por adeudos fiscales que no se pudieron cobrar, de acuerdo con la última revisión de la cuenta pública 2016 realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

De ese total, 257 mil millones corresponden a devoluciones que realizó el SAT a un grupo de 257 grandes contribuyentes, es decir instituciones financieras, sociedades y empresas que lograron ganancias anuales superiores a los mil 250 millones de pesos.

La ASF verificó el proceso que se siguió para la devolución específica de 104 mil millones de pesos a un grupo de 15 grandes contribuyentes, sin mencionar sus nombres, de los cuales obtuvieron en promedio, cada uno, de 6 mil 950 millones de pesos por concepto de devolución, sin que en el procedimiento la ASF haya encontrado irregularidades.

Aunque los montos anuales de devolución por parte del SAT a esos grandes contribuyentes vienen a la baja desde 2013, pues éstos disminuyeron 4.8% al pasar de 270 mil millones a 257 mil millones en 2016.

Pequeños contribuyentes beneficiados

Las devoluciones de impuestos por parte del SAT no sólo ha beneficiado a las grandes empresas, 119 mil millones de pesos fueron devueltos durante todo el 2016 al resto de los contribuyentes del país.

Esto significa que el 68.3% fue para los grandes contribuyentes y el 31.7% restante se repartió entre el resto de los contribuyentes que el SAT tienen registrados.

¿Y qué ocurrió con las condonaciones?

En el tema de las condonaciones, la ASF detectó que el SAT condonó impuestos por 5 mil 742 millones de pesos a grandes contribuyentes.

La ASF aclaró que de esa cantidad, el 57% fueron condonaciones totales, y para acceder al beneficio se debió pagar el 43% restante, aunque en los registros del SAT se reconoció al monto total como “condonación autorizada”.

La Auditoria también comprobó que ese beneficio se otorgó a un grupo de 38 empresas catalogadas como grandes contribuyentes, y tienen que ver con multas por adeudos no cubiertos o por adeudos inscritos en juicios mercantiles, es decir no fueron impuestos directos.

Pero además, señala la auditoria, el SAT cumplió con el procedimiento y con todo lo establecido en el marco normativo.

En su informe no aclaró quienes fueron las empresas beneficiadas por la condonación. Aunque un estudio presentado, el año pasado, por la organización Fundar reveló que el SAT no ha sido necesariamente el más eficiente para al cobro de adeudos fiscales a las empresas catalogadas como grandes contribuyentes.

En el informe Privilegios Fiscales se señaló que, entre 2006 y 2012, es decir en el sexenio de Felipe Calderón, el SAT no pudo cobrar a 15 contribuyentes sus adeudos por más de 46 mil millones de pesos. Esos contribuyentes se incorporaron a programas de condonación de sus adeudos; es decir, un apoyo que da el gobierno para que los contribuyentes regularicen su situación fiscal.

Leer El SAT perdona impuestos por 15 mil mdp a empresas, pero no detalla las condiciones.

Créditos incobrables

En la revisión a procesos y el trabajo del SAT, la ASF también encontró que la dependencia encargada de la recolección de impuestos ganó durante el 2016 juicios y procesos jurídicos contra contribuyentes por 10 mil 913 millones de pesos, pero sólo pudo cobrar 357 millones de pesos, es decir el 3.3%.

Pero además se trata de una cifra que viene a la baja en el sexenio, pues en 2013 el SAT ganó juicios por 22 mil 375 millones de pesos, y para 2016 la cifra sólo llegó a 10 mil 913. En 2013 se logró cobrar el 4.5%, y en 2016 solo el 3.3%.

El SAT explicó que esa disminución tiene que ver entre otras razones “al beneficios ofrecidos en las condonaciones masivas otorgadas que establecieron como requisito que los contribuyentes se desistieran de los juicios que hubieran promovido”, es decir, antes de seguir con el juicio mejor te condono el pago.

Entre las razones que el SAT esgrimió para tener un nivel tan bajo en el cobro de los montos ganados en juicios está el hecho de que los bienes que se embargan a los deudores no cubren la totalidad del adeudo, por lo que terminan por cancelar el adeudo por “insolvencia del contribuyente”.

Aunque la ASF también detectó que muchos de los casos tienen una antigüedad de varios años, de entre 9 y hasta 20 años, lo que dificulta aún más el cobro del adeudo.

Pues, a decir de la Auditoria esa “situación ha permitido que algunos contribuyentes, de manera intencional, establezcan estrategias mediante las que, paulatinamente, disminuyen sus operaciones comerciales y las trasladan a otras empresas, de tal forma que, cuando la autoridad fiscal, finalmente puede proceder a cobrar el crédito fiscal, no tengan operaciones ni bienes sobre los que se pueda realizar su cobro, prácticas que afectan al Fisco Federal, con efectos similares a la elusión o la evasión fiscal”.

Por ello, la ASF emitió una recomendación al SAT para que implemente acciones que le permitan mejorar la gestión del cobro de los juicios ganados y reduzca los tiempos de investigación para agilizar los pagos.

Close
Comentarios