Bicis por México: Una iniciativa que busca combatir la deserción escolar

La fundación Bicis por México repara bicicletas para luego donarlas a niños y niñas, con el propósito de que no abandonen la escuela por falta de transporte. 

bicis
http://bicispormexico.org/

Que los niños no abandonen la escuela por falta de transporte y brindar un poco de alegría, son las principales motivaciones de Bicis por México, fundación que desde hace dos años y medio se dedica a recolectar y donar bicicletas usadas, en comunidades mexicanas de bajos recursos.

“Si alguna persona tiene una o varias bicis que ya no usen y las quieren regalar nosotros las recogemos, arreglamos y donamos a niños y niñas que las necesitan”, explica Alejandro Díaz, quien junto a su esposa Laura, sus hijos Gerardo y Alejandro, así como el mecánico de bicicletas Miguel Martínez, se han dado a la tarea de rehabilitar y donar 700 bicicletas.

¿Cómo surgió la iniciativa?

La historia de cómo esta familia inició con la iniciativa de regalar bicicletas a comunidades de bajos recursos comenzó en 2014. Cuando en la fiesta navideña de la empresa donde trabaja Alejandro se rifó una bicicleta de montaña entre sus empleados, resultando él ganador.

“Con la familia teníamos 10 años llevando, cada 6 de enero, rosca, juguetes y ropa a una comunidad de bajos recursos en el Estado de México. En esa ocasión dijimos que si no íbamos a usar la bicicleta mejor la donáramos. Recuerdo que en esa ocasión entregamos la ropa y los juguetes, y les pedimos a los niños que se formaran porque íbamos a rifar la bicicleta. Nos sorprendimos porque se formaron 50 niños y sólo uno se la ganó. Cuando vimos que 49 niños se quedaron tristes, dijimos que el próximo año íbamos a tratar de llevar más bicicletas”, relata.

De allí les surgió la idea de hacerlo de manera regular y con una convocatoria abierta. El siguiente abril, el 18, en el marco del día mundial de la bicicleta, lanzaron la primera invitación. Crearon la página de Facebook Bicis por México, contrataron un dominio en internet, y convocaron a sus contactos a donar una bicicleta usada para llevarla a comunidades de bajos recursos.

La “sinergia” de ayudar

Ese fue el inicio de la iniciativa, pero también nació algo que Alejandro ha calificado como una “sinergia entre mexicanos”. Porque en la cadena de la donación y entrega se encuentra el que dona la bicicleta porque ya no la usan sus hijos, o porque la tiene en el patio empolvada, ellos que le dan una segunda vida,  personas y empresas que los apoyan, y al final los niños y adolescentes que las reciben.

Lo que queremos es que los niños o jóvenes no dejen de ir a la escuela porque no tienen una bicicleta para trasladarse. Hay muchas comunidades donde a los niños les cuesta una hora, hora y media, llegar a sus escuelas caminando. Es un factor de deserción de las escuelas pasar tanto tiempo caminando,  y con la bicicleta lo hacen divertido y en 15 minutos”, comenta. 

En el momento cuando la persona dona la bicicleta, los Díaz le toman una fotografía al donante y la comparten a través de sus redes sociales. Esto lo hacen para agradecer públicamente la donación y dejar constancia de la misma, pero también como estrategia de difusión, porque muchas de esas personas comparten la foto con sus contactos, lo que a su vez motiva a otras personas a donar sus bicicletas usadas.

“No sólo buscamos incidir en la deserción escolar, otra motivación que tenemos es llevar alegría. Una bicicleta le cambia la vida a cualquier niño o niña”, dice Alejandro.

700 bicicletas en 11 comunidades

Después de recibir las bicicletas y rehabilitarlas, los Díaz se dan a la tarea de buscar comunidades para entregarlas. En poco más de dos años han entregado 700 bicicletas y han acudido a 11 comunidades del país en los estados de Tlaxcala, Hidalgo, San Luis Potosí, Estado de México y Morelos.

Cada vez que entregan una bicicleta le piden a los niños o niñas que las reciben que se tomen una fotografía, pero con un letrero en el que agradecen a la familia o a la persona donante.

“Es muy importante para nosotros que los donantes sepan que la bicicleta sí llegó a la comunidad”, dice Alejandro.

Además de la familia Díaz y el mecánico Miguel Martínez, la iniciativa Bicis por México cuenta con el apoyo de una fábrica de bicicletas de Jalisco, que cada mes les regala una caja de partes, así como el apoyo de un amigo de Alejandro que les presta un camión con personal, para el traslado de las bicis a donar.

Actualmente, cualquier persona interesada en donar una bicicleta para apoyar esta iniciativa lo puede hacer a través de la página de Facebook de Bicis por México.

Close
Comentarios