Tribunal agrario pone fin a 45 años de disputa en Chiapas, cede tierras a Chenalhó

Autoridades estatales determinaron que las 365 hectáreas en disputa pertenecerán a Chenalhó pues fueron dadas erróneamente a Chalchihuitán en 1973.

conflicto
Tzotziles esperaron más de 4 décadas para gozar de paz. Cuartoscuro.

El conflicto armado entre Chalchihuitán y Chenalhó en Chiapas, por la disputa de 365 hectáreas que ha durado 45 años y provocado el desplazamiento de al menos 5 mil indígenas así como una cantidad innumerable de muertes, parece que ha llegado a su fin, luego de que el Tribunal Unitario Agrario (TUA) determinara que las tierras pertenecen a Chenalhó.

Claudio Aníbal Vera, magistrado del TUA fue quien dio a conocer la noticia a los alcaldes de ambos municipios; Rosa Pérez Pérez (Chenalhó) y Martín Gómez Pérez (Chalchihuitán).

Por su parte la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se comprometió a construir 300 casas, cada una con un costo de 120 mil pesos. Además una vez difundida la decisión, el gobierno de Chiapas emitió un cheque a nombre de Nicolás Pérez Girón, comisariado ejidal de Chalchihuitán, por la cantidad de 15 millones de pesos para resarcir los daños ocasionados a los indígenas desplazados que lo perdieron todo a mano de comandos armados de Chenalhó, y que durante semanas han tenido que dormir en zonas montañosas, soportando climas extremos. Pero, el presidente municipal de Chalchihuitán argumentó que no hará uso de la ayuda económica otorgada por el estado hasta no recibir la aprobación de la mayoría de los habitantes del pueblo que representa.

De la misma forma, el secretario del Gobierno de Chiapas, Juan Carlos Gómez, detalló que el gobernador de la entidad, Manuel Velasco Coello reforzará la presencia institucional en ambos lugares por medio de Protección Civil, Secretaría de Salud, de Seguridad, de Protección Ciudadana, además del DIF y solicitará también el apoyo de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Apenas este martes, miembros de diversas organizaciones civiles de derechos humanos la mentaron públicamente “la inacción de las autoridades de Chiapas y del gobierno federal para atender la urgencia humanitaria de más de cinco mil indígenas tzotziles en desplazamiento forzado”.

Cabe recordar que a finales de noviembre, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), emitió un documento con medidas cautelares, dirigido a las autoridades de Chiapas luego de documentar que más de 4 mil habitantes indígenas de Chalchihuitán se encontraban desplazados en la zona montañosa de la región a consecuencia de los conflictos territoriales.

En aquel momento, las víctimas relataron a medios y autoridades que comandos de hombres armados procedentes de Chenalhó, entraron a la comunidad para despojarlos de sus pertenencias, incluso, en algunos casos destruyeron sus casas y quemas sus sembradíos. Portando armas de fuego, los amenazaron de muerte, por lo que los habitantes decidieron dejar el poblado y ocultarse en zonas montañosas.

Después de esto, el pasado 11 de noviembre, el sacerdote Marcelo Pérez Pérez, difundió un video por redes sociales, donde el alcalde de Chalchihuitán, Martín Gómez Pérez, suplicaba ayuda a la sociedad en general luego de que al menos cuatro niños de familias y dos adultos desplazadas fallecieron por hambre y frío en la región montañosa donde se refugiaban.

Detalló que las personas dormían bajo árboles o cuevas con temperaturas bajo cero, pues preferían eso que regresar a sus casas. En el mismo clip pidió donaciones de medicamentos para enfermedades respiratorias, pues de las cinco mil personas desplazadas, al menos mil se encontraban en dichas montañas y casi todas presentaban enfermedades como neumonía derivado de los climas extremos.

Tuvieron que pasar más de cuatro décadas para que las autoridades estatales por medio de un tribunal dieran una solución de paz entre Chalchihuitán y Chenalhó.

En la resolución se concluye que las 365 hectáreas en disputa, serán restituidas a Chenalhó las cuales, detalla el documento, habían sido dadas, de manera errónea en 1973 a Chalchihuitán.

De esta forma se espera que cesen los conflictos armados y que la paz regrese a la región, para que los desplazados pueden recuperar sus vidas.

Close
Comentarios