Rosalie, la estudiante de 13 años que decidió suicidarse por el bullying escolar en EU

Sus padres la encontraron colgada en la recámara, junto a ella había una nota dirigida a ellos, pidiéndoles disculpas y argumentando sus razones. En un diario dejó los nombres de los compañeros que la molestaban.

Bullying
Rosalie dejó un diario donde escribió los nombres de los compañeros que la molestaban en la secundaria Mesa View Middle School. Foto: Jim Stolze / Google Maps

Aunque Rosalie Ávila de 13 años, fue rescatada por sus padres, en Los Ángeles, California, justo antes de perder la vida tras colgarse en el techo de su recámara, falleció días después en un hospital. Según sus familiares, la menor tomó la decisión de suicidarse por el bullying escolar. Incluso muy cerca de su cuerpo suspendido, encontraron una nota de despedida que entre otras cosas decía: “Soy fea y perdedora”.

Sus padres, contaron al canal estadounidense de noticias CBS, que Rosalie dejó un diario donde escribió los nombres de los compañeros que la molestaban durante su horario de clases en la secundaria Mesa View Middle School. Además leyeron por completo la nota suicida en la que también escribió: “discúlpenme papá y mamá, los amo… disculpa mamá que me vas a encontrar así”.

Freddie Ávila, papá de Rosalie, detalló que el pasado 28 de noviembre se despertó por los gritos que había en la casa, los cuales provenían de la recámara de su hija, que se encontraba colgada del techo con una cuerda en el cuello. De inmediato la rescató y trasladó a un hospital donde la mantuvieron con vida algunos días, hasta que el 1 de diciembre le declararon muerte cerebral, por lo que él y su esposa autorizaron desconectarla del respirador artificial y donar sus órganos.

Durante los días que la adolescente estuvo internada, su madre Charlene Ávila, creó una cuenta en la página GoFoundMe, para recaudar fondos y cubrir los gastos del hospital y después del funeral. También compartió el siguiente mensaje: “Mi hija es una víctima del bullying. Era una persona hermosa por dentro y por fuera. Era una gran artista adorable y amorosa. Ella era muy inteligente y siempre tuvo buenas calificaciones”.

Su tía, Sandra Zebaneh, contó al mismo canal, que desde hace meses sabían del bullying que Rosalie padecía y que para ello estaba recibiendo terapia aunque no especificó desde hace cuánto tiempo.

De la misma forma, sus papás contaron en entrevista para la cadena NBC, que Rosalie era agredida no sólo en el salón de clases, sino también en redes sociales: “por dentro la hacían pedazos siempre que se burlaban de ella”. De acuerdo con testimonios de compañeros, el día que decidió colgarse, recibió burlas por los frenos que tenía en la boca.

Muertes que podrían evitarse

De acuerdo con académicos de la Universidad de Cincinnati, los adolescentes que sienten que sus padres rara vez demuestran interés por su bienestar emocional son mucho más propensos a considerar el suicidio, a diferencia de aquellos que mantienen una estrecha comunicación con sus padres.

Y es que la tasa de homicidios en adolescentes ha ido en aumento durante los últimos meses en Estados Unidos. Los casos más recientes son los de una niña de 10 años en Colorado y una de 13 en California que se ahorcaron por los mismos motivos.

“Los padres nos preguntan todo el tiempo: ‘¿Qué podemos hacer?'”, dijo Keith King, coordinador del programa de doctorado de educación y promoción de la salud de la Universidad de Cincinnati. “Los niños necesitan saber que cuentan con el apoyo de alguien, y desafortunadamente, muchos de ellos no lo consiguen. Es un problema importante”, explicó.

Los estudios de King y su colega, Rebecca Vidourek, revelaron un vínculo significativo entre el comportamiento de los padres y el suicidio entre los adolescentes. Los menores de 12 y 13 años del estudio, que contaron que sus padres rara vez o nunca se decían orgullosos de ellos tenían casi cinco veces más probabilidades de tener pensamiento suicidas.

Los expertos mencionaron una serie de factores que contribuyen al riesgo de suicidio, entre ellos, la depresión y la salud mental, las influencias negativas en las redes sociales, el bullying, las dificultades financieras y la exposición a la violencia. La mejor solución para la protección de sus hijos es la comunicación.

Con información de AFP y NBC.

Close
Comentarios