Palomitas por armas: la estrategia del gobierno de Chihuahua para promover la paz entre niños

Policías de Ciudad Juárez, Chihuahua, visitarán escuelas para pedir a niños entregar armas de juguete a cambio de bolsas de palomitas y pláticas para promover la paz en el estado, que desde hace años mantiene un clima de violencia.

Policías de Ciudad Juárez recorren escuelas para recoger armas de juguete entre los niños.
Policías de Ciudad Juárez recorren escuelas para recoger armas de juguete entre los niños. Cuartoscuro

Juguetes de guerra como pistolas y granadas de plástico son recolectados por la policía entre niños de la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, donde la disputa entre cárteles de las drogas mantiene en los últimos años un clima de violencia perenne.

El propósito de la campaña es promover la paz en una de las zonas más violentas de México, por lo que se recorrerán escuelas locales hasta reunir al menos 5.000 juguetes, informó este martes el secretario de Seguridad Pública Municipal, Ricardo Realivázquez.

“Es como una ‘despistolización’ de las que se llevan a cabo con armas de verdad, nada más que con armas de juguete, y al final se van a destruir todos los juguetes”, dijo a la AFP el funcionario policial.

Realivásquez relató que en el pasado cuando se le preguntaba a un niño qué quería ser de grande decía que policía. Pero tras la violencia que asoló Ciudad Juárez, convirtiéndola entre 2008 y 2011 en una de las más peligrosas del mundo con más de 11.000 víctimas desde entonces, muchos menores quieren ser miembros del crimen organizado.

“Llegó un momento en el que el niño empezó a decir que quería ser (…) delincuente. Y el ideal es que el menor no tenga estos pensamientos”, agregó.

Por ello los policías visitan las escuelas primarias de la ciudad para que los niños entreguen sus juguetes bélicos a cambio de una bolsa de palomitas y una charla en la que los agentes les hablan de valores como la honestidad y el respeto, para que los niños los repliquen en casa.

Regina y Luis Alberto, compañeros de clase de 7 años, ya entienden el problema de usar juguetes que promueven la violencia y, pese a que les resulta divertido, decidieron entregarle sus pistolas de plástico a la policía.

“No es bueno que juguemos con pistolas”, comentó Regina.

En lo que va del año, 689 personas han sido asesinadas en Juárez, según el vocero de la fiscalía estatal de Chihuahua, Alejandro Ruvalcaba.

De octubre de 2016 a octubre de este año, la policía local detuvo a más de 7.200 personas acusadas de vender droga al menudeo en las calles de la ciudad, entre ellas 358 menores.

“La detención de menores va en aumento, por robos, narcomenudeo y homicidios, un 90% son adultos, un 5% mujeres y el otro 5% son menores. Por eso queremos acercarnos a los niños para que vayan teniendo otra visión y que no vean al delincuente como un prototipo a seguir”, concluyó Realivázquez.

Close
Comentarios