A 3 años del asesinato de Moisés Sánchez, omisiones, fallas y la justicia no llega: Artículo 19

La organización denuncia inacción y falta de voluntad por parte de las instituciones para investigar la muerte del periodista ocurrida en 2015.

Tres años de la muerte de Moisés Sánchez
A tres años de la muerte del periodista Moisés Sánchez Cerezo en Veracruz, aún no hay avances en la investigación: Artículo 19. Cuartoscuro

A tres años de la muerte del periodista Moisés Sánchez Cerezo en Veracruz, aún no hay avances en la investigación pues hay una falta de voluntad por parte de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), denunció la organización Artículo 19.

Señaló que hubo omisiones e irregularidades, desde la respuesta institucional en los protocolos para su búsqueda y localización, como en la investigación de los hechos.

“La investigación que inició la Fiscalía General de Veracruz (FGV) ha sido sustentada con elementos probatorios totalmente endebles, basándose en la confesión aislada de Clemente Noé Rodríguez, único presunto autor material detenido por los hechos. Asimismo, algunos personajes que probablemente se encuentran relacionados con lo sucedido a Moisés Sánchez, han obtenido amparos por la insuficiencia probatoria y desaseo en la investigación”, detalla Artículo 19.

El fotorreportero y activista social veracruzano Moisés Sánchez Cerezo fue sustraído el 2 de enero de 2015 de su domicilio por integrantes de un grupo armado.

Familiares del periodista indican que, de acuerdo con testimonios de los vecinos, al domicilio -ubicado en el Municipio de Medellín de Bravo- llegaron tres automóviles de los que bajaron varios hombres armados para ingresar a la casa y extraer a Sánchez Cerezo, subiéndolo a uno de los vehículos.

Autoridades de Veracruz confirmaron la muerte de Sánchez Cerezo el 25 de enero de 2015.

Moisés Sánchez Cerezo es fundador y reportero de la web de información ‘La Unión’, ha denunciado actos delictivos en el municipio de Medellín de Bravo y sus alrededores.

Artículo 19 reportó que Sánchez Cerezo informó de los sucesos de violencia en la zona antes de su desaparición.

“Moisés Sánchez forma parte de las y los periodistas que, por realizar su labor, han sido víctimas de un contexto grave de violencia en México, en los últimos 10 años, por parte del crimen organizado y de funcionarios públicos, mismos que también actúan en connivencia o complicidad con aquél, cuyo objetivo es acallar voces críticas y que la información permanezca en cajones cerrados”, reclama la organización.

El asesinato de Sánchez ocurrió durante el gobierno de Javier Duarte quien se encuentra en prisión en espera de ser juzgado por desvío de recursos, entre otros delitos.

Artículo 19 criticó que la impunidad sigue siendo un grave problema en el país, que tiene un débil Estado de derecho y un aparato institucional que únicamente funciona dentro de un marco de simulación.

La organización también señala el mal desempeño de la FEADLE, pues en un primer momento se negó a ejercer su facultad de atracción constitucional.

“Artículo 19 reprueba de manera contundente la inacción y falta de voluntad por parte de la FEADLE para investigar y esclarecer el asesinato de Moisés Sánchez, manteniéndose en una rampante e ignominiosa impunidad a 3 años de los hechos. Hasta la fecha, tampoco ha elaborado alguna propuesta de plan de investigación, lo cual debe ser un elemento básico y mínimo del cual partir para conducir y desarrollar una investigación”, señala.

México lidera asesinatos de periodistas en 2017

En 2017, murieron en el mundo 81 periodistas a causa de asesinatos, atentados con coches bomba o por encontrarse en medio del fuego cruzado en un conflicto.

México lidera la lista con 13 comunicadores asesinados el año pasado, más que los decesos ocurridos en países con conflictos como Afganistán, con 11; Irak, 11; Siria, 10; India 6; Filipinas 4; Nigeria, Somalia y Honduras, con 3 cada uno, de acuerdo con el informe Kill Report, realizado por la Federación Internacional de Periodistas (FIP, por sus siglas en inglés).

Además 250 periodistas fueron encarcelados en 2017.

“(Es) muy inquietante que esta disminución no pueda vincularse con ninguna medida de los gobiernos para hacer frente a la impunidad de estos crímenes”, dijo Philippe Leruth, presidente de la FIP.

Close
Comentarios