Chicharito y Moyes, una relación amarga que alejaría al mexicano de Europa

Javier 'Chicharito' Hernández vive su segunda etapa en el futbol de Inglaterra, pero en ambas ocasiones se ha encontrado con un técnico que prefiere tenerlo en la banca.

Chicharito
Javier Hernández analiza si quedarse en Europa o volver a México. @westhamespanol

Javier ‘Chicharito’ Hernández ha tenido una trayectoria futbolística destacada durante su estancia en Europa, pero sus dos etapas en la Premier League no han sido las mejores de su carrera. Es en esta liga – una de las mejores de Europa –  donde el mexicano ha tenido menor regularidad, primero en el Manchester United y ahora en el West Ham, a tal grado que a tan sólo seis meses de su llegada, Hernández analiza opciones para una eventual salida, ya sea a otro equipo o incluso una liga distinta.

El ‘Chicharito’, llegó a Inglaterra el 8 de abril de 2010, comprado por el Manchester United. El técnico de los Red Devils en aquel entonces era el británico Sir Alex Ferguson, quien le dio la confianza y la continuidad al mexicano para que demostrara sus cualidades futbolísticas.

Con Ferguson como entrenador, Hernández participó en 27 partidos durante la temporada 2010-2011, 15 de ellos como titular anotando 13 goles en juegos de liga, mientras que para la temporada 2011-2012, jugó 28 partidos anotando 10 goles.

A partir de ahí, sus números disminuyeron pues para la temporada 2012-2013, disputó 22 juegos, anotando 10 goles. Para 2013 vino la debacle del mexicano con la llegada del técnico escocés David Moyes, quien únicamente lo utilizó en ocho partidos durante todo el año, logrando anotar sólo cuatro goles.

La relación entre ‘Chicharito’ y Moyes no fue buena, y aunado a la sequía de goles el jalisciense tuvo que ver gran parte de la temporada desde la banca.

En septiembre de 2014 se anunció la salida de Hernández y su cambio a La Liga de España. Para sorpresa de muchos, el mexicano fue cedido al Real Madrid. Sólo estuvo una temporada ahí y aunque tuvo poca participación sus números fueron buenos: jugó 31 partidos y anotó 9 goles; dejando un buen sabor entre aficionados y directiva, sin embargo los merengues no hicieron válida la opción de compra y el número 14 tendría que regresar a Manchester.

Pero al no entrar en los planes de los Red Devils, Javier Hernández fue traspasado al Bayer Leverkusen, de Alemania, firmando un contrato por 4 años. Su paso por la Bundesliga resultó positivo, jugó durante dos temporadas, 2015-2016 y 2016-2017 en las cuales disputó 71 partidos, anotando 34 goles.

En el que parecía el mejor momento del ‘Chicharito’ en Europa, y con más de un año de contrato por delante en la liga alemana, el mexicano aceptó la oferta del West Ham para regresar a la Premier League

Fue así que regresó a Inglaterra para jugar por West Ham United, bajo las órdenes del técnico croata Slaven Bilic, quien dirigía al equipo desde 2015 y solicitó la contratación de ‘Chicharito’.

Pero el destino le jugó una mala partida al delantero mexicano de 29 años, tenía regularidad con Slavan, pero el equipo no marchaba bien en la liga, por lo que la directiva decidió cesarlo y contratar a un viejo conocido, David Moyes, quien fue presentado el pasado 7 de noviembre.

Ante la llegada de Moyes, Javier volvió a ser relegado a la banca, tal como sucedió en 2013 en el Manchester United. Desde noviembre a la fecha, el mexicano ha jugado escasos minutos y lleva dos meses si anotar gol.

Aunque en el mexicano ha reiterado que su liga preferida es la Premier, sin duda ésta no le trae los mejores recuerdos. Ahora el mexicano esta con un pie fuera del West Ham, con tan sólo 4 goles desde su llegada, su futuro no parece halagador.

Por su parte el técnico Moyes ha declarado que no le gustaría que ‘Chicharito’, abandone el West Ham. “Es un jugador realmente bueno, su habilidad para finalizar las jugadas no le pide nada a la de los mejores”, dijo. A pesar de esto el mexicano analiza opciones, pues se dice que es pretendido por equipos como Manchester United, Manchester City y el Arsenal. Aunque el futbolista suena para otras ligas como en España o su posible regreso a México.

Quizá la aventura europea del mexicano está llegando a su fin. Aunque en México los clubes tendrían que pagar hasta 21 millones de dólares para repatriarlo.

Close
Comentarios