El exsecretario del PRI investigado por peculado es socio o dueño de al menos 10 empresas

El priista Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, acusado por la Fiscalía de Chihuahua del delito de peculado ha registrado desde hace 30 años más de 10 empresas de las que es dueño o socio y en las que participan sus familiares.

juez alejandro gutierrez
Alejandro Gutiérrez, exsecretario del PRI, es acusado de peculado. Fiscalía de Chihuahua

El exsecretario general adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, acusado por la Fiscalía de Chihuahua del delito de peculado, es propietario y socio de por los menos 10 empresas ubicadas en Coahuila – su estado natal – dedicadas al transporte aéreo, la ganadería, la comercialización de combustibles y la comunicación.   

Exsenador, exdiputado local y federal, precandidato a gobernador por Coahuila y empresario, Gutiérrez es considerado uno de los operadores políticos más cercanos del exgobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones, con quien ocupó la secretaria general adjunta del PRI cuando el sonorense fue presidente del partido en 2015.

Las empresas

A la par de militar en el PRI y ocupar una serie de cargos públicos y partidistas, Alejandro Gutiérrez, de 61 años de edad, ha mantenido una intensa actividad empresarial, de acuerdo con información del Registro Público del Comercio (RPC).

La primera empresa a su nombre data del 3 de junio de 1988, cuando a los 31 años y siendo diputado local por el PRI registró, junto a sus hermanos y padre (este último dedicado a la minería), la sociedad anónima Aero Rentas de Coahuila.

Esta es una sociedad que la familia Gutiérrez, así como otras 3 compañías mineras, registraron con un valor de un millón de pesos. Como objeto social la empresa se dedica a la prestación de “servicio público de transporte aéreo no regular de pasajeros y carga”.

Un año después, en 1989, Alejandro Gutiérrez ocupó la Dirección General de Servicios Estatales Aeroportuarios en Coahuila, cargo que desempeñó hasta 1993.

En 1992, Gutiérrez registró la empresa Desarrollos Tecno dedicada a la “compra-venta de material y equipo para la industria, procesamiento y arrendamiento de maquinaria”. La empresa fue conformada con un capital social de 500 millones de viejos pesos.

En 1998, nuevamente con sus hermanos y padre, fundó la empresa agrícola y ganadera Norte de Coahuila, así como la compañía Mercurio Cargo dedicada a la “carga y descarga, almacenamiento, importación, exportación, transportación de toda clase de bienes”.

En 2004, siendo Senador de la República adquirió la mitad de las acciones de la empresa Jet Combustibles, cotizadas en 25 mil pesos. El objeto de esa compañía es “participar en la extensión y alcance que lo permitan las disposiciones legales aplicables en esquemas de concentración de datos e información relativa al consumo de combustibles o de servicios en instalaciones aeroportuarias”.

En 2005, registró las compañías  Smart Card Company de México, S.A. de C.V (Smart) y Procesos y Soluciones Inteligentes de México S.A de C.V (Procesos). Los dos en sociedad con Jet Combustibles. En el caso de Smart tiene el mismo objeto social que Jet, en tanto Procesos tiene como giro “la comercialización de tarjetas inteligentes para el pago de gasolina y/o diésel”.

El 27 de febrero de 2008, Alejandro Gutiérrez incursionó en el mundo de la comunicación, y registró la Compañía Operadora de Redes de Comunicación S.A de C.V, dedicada al “uso, aprovechamiento, explotación y comercialización de bandas de frecuencias del espectro radio eléctrico”. Lo hizo en alianza con sus hijos Alejandro Gutiérrez Gómez y Diana Alejandra Gutiérrez Gómez.

Lee: Fiscalía de Chihuahua pide a Interpol buscar y detener al exgobernador César Duarte

El político priista, quien ostenta la licenciatura en economía por la Universidad Anáhuac, se encuentra vinculado a proceso por dos delitos de peculado, por lo cual el Juez ordenó un año de prisión preventiva mientras la Fiscalía de Chihuahua finaliza las investigaciones. En caso ser encontrado culpable por los dos delitos, podría alcanzar una pena de 24 años de cárcel.

La ruta del desvío

De acuerdo con la Fiscalía de Chihuahua, el político priista “concertó” con exfuncionarios de Chihuahua y de la Secretaría de Hacienda, el presunto desvío de un millón 740 mil pesos del erario público, entre los días 20 y 23 de diciembre de 2015, “simulando la prestación de servicios” bajo dos contratos realizados con las empresas Promotora de Señalamiento Integral S.A. de C. V (Promotora)  y Jet Combustibles, S.A. de C.V (Jet).

La primera de estas empresas es representada legalmente por el hijo Alejandro Gutiérrez, mientras que la segunda (Jet) es de su propiedad desde el 2 de septiembre de 2004.

La información del RPC indica que los dueños de Promotora de Señalamientos Integral S.A. de C. V, son Francisco Javier Dávila Moreno y David García Garza, en tanto el representante legal de la compañía es Alejandro Gutiérrez Gómez y el encargado de vigilarla es Humberto Medrano Martínez.

En el caso de Medrano Martínez, diferentes páginas de internet que concentran los perfiles de profesionistas en México, revelan que ha laborado como contador de la compañía Jet Combustibles.   

Las acusaciones de la Fiscalía

Tras la detención de Gutiérrez Gutiérrez, el pasado 20 de diciembre, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, dijo que el político priista presuntamente operó el desvío de recursos públicos estatales hacía campañas de su partido durante las elecciones de 2016, cuando éste fungía como secretario adjunto.

Dos días más tarde, durante la audiencia de vinculación a proceso, una agente del Ministerio Público leyó el testimonio de Ricardo Yáñez Herrera, exsecretario de Educación de Chihuahua, quien acusó a Gutiérrez de orquestar, en presunto contubernio con Manlio Fabio Beltrones, un presunto desvío de 250 millones de pesos para las campañas del PRI, durante 2016.

Herrera Corral aseguró que Beltrones, cuando era dirigente del PRI, acordó con el entonces gobernador César Duarte que se triangularan recursos federales (con cursos educativos fantasma), y que la Secretaría de Hacienda encabezada por Luis Videgaray lo autorizó.

“Me dijo (César Duarte) que debía firmar los contratos y como explicación me hizo saber que ese recurso se había autorizado por parte de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público de la Federación para operar las campañas electorales del PRI en otros estados, que era un recurso que se había acordado operar para este fin con Manlio Fabio Beltrones”, dijo Yáñez, de acuerdo con un reporte del periódico Reforma.

Sobre los señalamientos en su contra, Manlio Fabio Beltrones negó la versión de que como dirigente nacional del PRI fraguó desvíos de recursos públicos para favorecer campañas priistas durante 2016, y acusó que el gobierno del panista Javier Corral ha faltado a su deber vulnerando la justicia, con  señalamientos de testigos protegidos y filtraciones que han alimentado una “hoguera mediática”, justo en temporada electoral.

“Es inverosímil que el Presidente del CEN del PRI haya instruido a un Gobernador sobre el destino de recursos, pues ello corresponde al propio Ejecutivo Estatal en el marco de sus atribuciones”, señaló Beltrones en un comunicado. Aun así, el exdirigente del PRI se amparó contra cualquier acción legal que la Fiscalía de Chihuahua pretenda realizar en su contra.

Close
Comentarios