Plumaje

Columnista Invitado

Gerardo Franco Parrillat

Columna Invitada

Cargue Más blogs

El Palenque

¿Qué significa para México la recién aprobada Reforma Energética?
  • "La reforma energética tiene promesa, de eso no cabe duda. Bien llevada puede cambiar muchas realidades en el país. Tampoco cabe duda de que, como dice Vidal, la reforma no es la solución a todos los problemas de desarrollo del país. Lo que no sabemos es el rumbo que va a tomar la reforma, cómo se va a materializar. Viviendo en un estado (Coahuila) que espera sacarle jugo a la reforma mediante la explotación de gas y aceite en lutitas (shale) en la zona norte del estado, aún no queda claro qué tipo de impacto puede tener esta actividad energética en la economía estatal. Cierto, habrá más empleos, más obra de infraestructura, más servicios. Pero esto no necesariamente garantiza que el “boom” se traduzca en mayor desarrollo. Gracias a Pemex, Ciudad del Carmen, Campeche, tiene un PIB per cápita de 89 mil dólares anuales, superior a París, Oslo, Londres o Tokyo. Pero ni sus servicios, educación, hospitales, infraestructura o poder adquisitivo son iguales a los de esas urbes. Campeche tiene a la mitad de su población viviendo en pobreza. Es decir, la riqueza petrolera no se traduce en prosperidad para las comunidades donde se encuentra. Cabe preguntarnos qué va a pasar en las regiones donde se detonará la actividad energética, tanto de hidrocarburos como de electricidad. ¿Realmente van a beneficiarse del “boom” esperado? ¿O serán, como Campeche, ricos sólo en el papel?...more"

    Javier Garza
  • "La reforma energética se plantea, de manera absurda, como la solución a los problemas de desarrollo del país. Se trata, en cambio, de un proceso que implica muchos riesgos, como la bajá de los ingresos públicos, el deterioro de las empresas del Estado y el deterioro de servicios como el de energía eléctrica a las personas de menores recursos. La reforma no obliga, por ejemplo, a las empresas privadas a destinar recursos y tecnología para desarrollar en México una industrias petroquímica y de energías limpias que se convierta en una ventaja comparativa endógena. El modelo de apertura es nigeriano, sólo se trata de extraer más petróleo, no de emplear más mexicanos y ligar la inversión a otros sectores de la economía. El gasto público se asignará con los mismos parámetros, por lo que seguirán estando lejos el poder financiar metas como la seguridad social universal, el seguro de desempleo o la cobertura general en preparatoria. La verdad es que la reforma dependerá de que se construyan instituciones sólidas de regulación, ya que los riesgos de corrupción son enorme, y de que se inviertan recursos públicos importantes en infraestructura. Hay pocas razones para ser optimistas, citando a Lorenzo Meyer, el modelo podría ser calificado de alemanista....more"

    Vidal Llerenas
  • "Ante todo, la aprobación de la Reforma Energética y de sus leyes secundarias significa una oportunidad histórica para nuestro país. Nos plantea la oportunidad de refirmar nuestra confianza fundamental en la capacidad de avanzar como sociedad; de superar prejuicios, mitos y lugares comunes para encarar el futuro con la certeza de que los mexicanos somos capaces de hacernos cargo de nuestro propio destino nacional. La reforma nos da la oportunidad de fortalecer con un sentido estratégico nuestra seguridad energética, al asegurar un abasto oportuno y confiable de electricidad e insumos esenciales para los hogares, el transporte y la industria. Mediante un incremento paulatino de nuestra propia plataforma de producción energética, así como de mejores condiciones para importar diversos recursos y productos libremente a precios competitivos. Nos abre la oportunidad de consolidar a Pemex y la CFE como empresas del Estado verdaderamente productivas, de forma que sigan desempeñando un papel central en el desarrollo de nuestro país. Esta dos grandes empresas han sido un puntal de nuestro crecimiento, y ahora podrán tomar sus propias decisiones para elevar su eficiencia, su productividad y, en última instancia, su capacidad de mejorar para llegar a competir de tú a tú con las mejores compañías del mundo. Igualmente, también nos permite avanzar en el fortalecimiento de nuestro andamiaje institucional, al crear nuevas entidades regulatorias y de protección al medio ambiente para que nuestro desarrollo energético tenga una dimensión efectivamente sustentable. Nos ofrece la oportunidad de generar mayores recursos presupuestales para apoyar a la sociedad mexicana con mejores servicios de salud, de educación y el desarrollo de infraestructura, a través de los impuestos, regalías y contraprestaciones que deberán cubrir todas las empresas que inviertan en el sector energético del país. Desde las que lleven a cabo actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, hasta las que participen en todas las demás etapas de la cadena de valor de la industria, incluyendo la comercialización directa al público de gasolinas y otros productos petrolíferos, con el consecuente efecto multiplicador para toda la economía nacional. Nos da la oportunidad de elevar nuestra competitividad industrial y de servicios, de forma que México cuente con mayores elementos para aprovechar su extensa red de tratados de libre comercio y las opciones que se están perfilando gracias a nuevos espacios y proyectos de integración comercial, desde la Alianza del Pacífico hasta la Asociación Trans-Pacífico. Y, junto con ello, genera la oportunidad de que se creen miles y miles de nuevos empleos directos bien remunerados, y muchos miles más en forma indirecta. Nos brinda, por último, la oportunidad de invertir a largo plazo en el bienestar de nuestra sociedad y de las generaciones futuras, a través del nuevo Fondo del Petróleo Mexicano para la Estabilización y el Desarrollo, el cual será administrado por el Banco de México con base en estrictos criterios de transparencia y rendición de cuentas. Poner en práctica la Reforma Energética sin duda representa un gran reto; tanto para las autoridades regulatorias, las instancias de gobierno y las propias empresas productivas del Estado, como para las compañías privadas que decidan invertir en México y todas las que soporten con servicios y productos sus operaciones respectivas. Es un reto del que todos debemos sentirnos orgullosos, porque ahora estamos ante la oportunidad de optimizar el aprovechamiento de nuestros vastos recursos en beneficio de la sociedad mexicana....more"

    Javier Treviño
  • "Las realidad es que el gobierno del presidente Peña Nieto se ha quedado sin pretextos para dar resultados, ahora las reformas estructurales que llevaban años esperando ya han sido aprobadas. La oposición ha jugado un rol fundamental para que eso ocurriera, el PAN en particular, se comportó muy diferente a como lo hizo el PRI en los dos sexenios anteriores, el PAN antepuso el bienestar de los mexicanos a la mezquindad y al interés de partido. Las reformas son condición necesaria pero no suficiente para que nuestra economía crezca, requieren de la pericia del gobierno para que den fruto. Mientras en el año 2013 países como Paraguay crecieron al 12%, Panamá al 7.5%, Argentina al 4.5%, Chile al 4.2%, Colombia al 4%, nuestro país apenas alcanzó el 1.1%. Para este año las expectativas tampoco mejoran y eso desde luego nos preocupa. El actual gobierno ya cuenta con las herramientas legales necesarias: 10 reformas de carácter constitucional que se convirtieron en 58 artículos modificados y 25 leyes nuevas. Ahora todo depende de su implementación, evitar que se vuelvan “letra muerta”. La gente no puede esperar, la economía y la seguridad deben mejorar cuanto antes. Estamos a unas semanas del segundo informe de gobierno, y vale la pena recordar que de 266 compromisos firmados en campaña apenas se han cumplido 10 que representan el 3.7%. Estamos a tiempo de que esta administración pase de ser la del discurso elocuente y la de los spots a una eficiente y de resultados tangibles. El 2015 confirmará que ya no somos el país de las mayorías absolutas sino un país democrático donde los ciudadanos respaldan y evalúan proyectos....more"

    Mariana Gómez del Campo Gurza
  • "La Reforma Energética era, sin duda, uno de los grandes pendientes en la agenda pública nacional. Debe celebrarse la apertura de Pemex y una mayor competencia para la CFE. Sin embargo, quedan dos grandes retos: el primero, que México pueda conciliar los objetivos de incrementar la oferta energética, al tiempo que cumple con compromisos internacionales (y nacionales, vía la Ley de Cambio Climático) de mitigación de emisiones de Gases Efecto Invernadero. En Paris, el próximo año, las economías emergentes se verán obligadas a asumir compromisos, ya no voluntarios sino vinculantes, para reducir tales emisiones, como parte de las negociaciones para reemplazar el Protocolo de Kioto. El tema de cambio climático es impostergable, incluso Estados Unidos y China están ya preparando con regulaciones internas y programas de reducción de emisiones este nuevo contexto global de negociación. México no podrá esconderse detrás del argumento histórico de que solamente los países desarrollados deben asumir compromisos vinculantes de reducción de emisiones. El Programa Especial de Cambio Climático recientemente anunciado apenas cumple con un poco más de una tercera parte de los compromisos voluntarios asumidos por México. La nueva Agencia de Seguridad Industrial y Medio Ambiente no cuenta con los mecanismos (“dientes”) para asegurar que los proyectos de producción de hidrocarburos cumplan con la regulación vigente. El segundo reto, sobre todo en el sector eléctrico, es que la apertura no sea pretexto para privilegiar el desarrollo de una fuente energética, como es el gas, y que favorezca a un puñado de empresas, en vez de que permita la diversificación de la matriz energética y de los mercados. Aunque el gobierno vendió la reforma energética como una verde, lo cierto es que las medidas enunciadas en la Ley de la Industria Eléctrica son insuficientes para el desarrollo de las energías renovables, sin duda las fuentes energéticas del futuro y de las que dependerá la competitividad del país en el largo plazo. Basta ver en este sentido los avances a pasos agigantados en Texas, California y China. En el paquete de reformas quedó pendiente la instrumentación de uno de los principios comprometidos por Peña Nieto en la reforma constitucional presentada en diciembre, el de la sustentabilidad. La Ley de Transición Energética, aún pendiente, no sólo debe contener los mecanismos para desarrollar el enorme potencial que tiene México en energía solar y eólica o minihidráulica sino también el vínculo con las metas planteadas en la Ley de Cambio Climático aprobada en 2012. El desarrollo de las energías renovables, en particular a través de la energía distribuida, permitiría la democratización de la energía con el surgimiento de mercados robustos. Con la actual Ley de la Industria Eléctrica, se contempla el surgimiento de un mercado eléctrico mayorista, dominado por un puñado de empresas, incluyendo a la CFE. Sin el surgimiento de estos mercados y una mayor competencia, difícilmente veremos la reducción de los precios de la electricidad....more"

    Maria Isabel Studer Noguez
  • "Me parece que desde hace muchos ayeres, la Reforma Energética se había vuelto inevitable. El nivel de producción de Pemex había venido a la baja en los últimos años y era claro que algo se tenía que hacer para volver a oxigenar el sector. Si en los sexenios panistas no pudo llevarse a cabo, fue porque el PRI reservó su apoyo para ser él y sólo él, quien hiciera la reforma estructural más importante de todas. No dudo de la necesidad de abrir a la inversión privada el sector. Con lo poco que sé de economía, me basta para entender que la inversión en aguas profundas que se planea hacer por parte de los privados requiere de recursos que Pemex, con su régimen fiscal y financiero, no puede costear. Sin embargo, hay una cuestión que no deja de inquietarme: si bien los beneficios planteados por la reforma son una apuesta por el crecimiento del sector y de la economía en general, los costos asociados son una garantía. Me explico. Se está apostando por atraer inversión extranjera, que producirá trabajo y bajará los costos de los energéticos, lo cual hará a la economía, en su conjunto, más competitiva. Pero sólo es eso, es una apuesta. ¿Qué garantía tenemos de que no pasemos de un esquema monopólico a uno oligopólico que dé lugar a la colusión entre los privados? ¿Qué seguridad tenemos de que baje el precio de la luz? ¿Cuánta certeza tenemos de que habrá sanciones adecuadas por las autoridades hacia quienes cometan una falta grave? En cambio, garantía sí tenemos de que habrá mayores riesgos ambientales y que la enorme corrupción que persiste hoy en día en el sector energético persistirá. Garantía tenemos de que no haya procesos de rendición de cuentas porque lo que tenemos es una Reforma Energética que se esforzó día y noche para parecer atractiva a la inversión privada, que no le debe nada a nadie. Se ofrece un ambiente propicio a la rentabilidad económica y a la explotación, pero también amplio en discrecionalidad y corrupción con las autoridades. Los costos de esta reforma son muy claros para mi, sus beneficios... no tanto....more"

    Luis Daniel Cubría Trujillo
  • "Interesante el comentario de Raúl Benitez....more"

    Tatiana Clouthier
  • "Me parece que es una enorme oportunidad de modernizar estos importantes sectores en nuestro país, a la vez que es un reto de ejecución no menor. Ojalá que la ejecución/implementación no eche a perder los beneficios que la reforma puede traer. Hay que seguir muy de cerca el proceso pues ahí está la clave para hacer buena o mala la reforma....more"

    Juan Ignacio Gil Antón
  • "Como muchas otras cosas en la vida, abre retos, amenazas y oportunidades. Gran parte del éxito que pueda tener la recién aprobada Reforma Energética dependeré de su debida implementación, de que su puesta en marcha se haga apropiadamente ya que de no ser el caso, los problemas van a sobrar. Pongo un par de ejemplos: 1) Se crea la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección Ambiental (ANSIPA) la cual va a asumir funciones de la SEMARNAT y la PROFEPA para ponerlas en marcha en el sector de los hidrocarburos. ¿Tendrá dicha Agencia la fuerza suficiente y que se requiere para regular al sector? ¿Será otra Agencia sin recursos, sin personal y sin la infraestructura que se requiere para llevar a cabo su trabajo correctamente? 2) Se podrá ahora llevar a cabo en el país la "fracturación hidráulica" conocida como el “Fracking”. Sabemos que dicha actividad tiene serias implicaciones ambientales que de no atenderse en tiempo y forma podrían convertirse en un permanente dolor de cabeza para el gobierno federal. ¿Qué reglas se van a imponer para que esta actividad sea lo más sustentable posible?...more"

    Gustavo Alanís Ortega
  • "La macroeconomía no es mi fuerte, así es que voy a hacer un comentario sobre el impacto político. Enrique Peña Nieto logró consensos parlamentarios tremendos, en parte debido a que los dos partidos de oposición (en el Congreso, porque afuera hay más, como los tres nuevos inscritos en el INE) están muy debilitados y divididos. Entre escándalos y divisiones, el PAN hasta vergüenza le da al expresidente Calderón. Y en el flanco a la izquierda, ésta se dividió una vez más, quedando dos grandes bloques, PRD y Morena, como dice la frase marxista que escuchamos los setenteros: "la izquierda unida jamás será vencida", la que aplica es "la izquierda dividida siempre será vencida". Por ello, además de que la sociedad civil en este país casi no cuenta, pues las reformas pasaron a pesar de las dudas en la opinión pública, como bien señala el moderador en los porcentajes de apoyo a la Reforma expresados en levantamientos de opinión. En el 2015 cambiará el mapa político en muchos estados y municipios. Si la cosa está como parece que está, el PRI seguirá acumulando ventajas, ahora le falta al Presidente que las promesas sobre precios de energéticos y crecimiento económico se cumplan, y así quedará el bloque histórico (como dice Gramsci) que gobernó México entre 1017 y 2000 otra vez reconstituido. El tema es que para que exista crecimiento e inversión privada (nacional y extranjera), los inversionistas necesitan climas de seguridad garantizados. El famoso sindicato petrolero, ¿quién lo quiere?, invertir en Tamaulipas, con quién se negociará: ¿con el cártel del Golfo?, para vender gasolinas de calidad y que el consumidor compre litros de a litro, a quién ¿a los expendedores que tienen franquicias de PEMEX? o ¿habrá distribución a través de Shell, RESPSOL, Texaco, y demás?. La gente común y corriente comprará la gasolina en lugares donde no le echen agua y los litros si serán completos. Por supuesto, la clave está en los organismos reguladores del Estado. ¿Funcionarán? ¿podrán contener al cártel de los Petroleros y al del Golfo? En fin, para que el PRI recupere el poder por las buenas, necesita reconstituir esas partes del sistema que están totalmente descompuestas, o su reinado será efímero, pues no crecerá la economía, y no bajarán los precios de la energía. Si cumple las promesas, que la nación se lo premie, y si no lo hace, que lo castigue....more"

    Raúl Benitez Manaut
  • "Finalmente, la muy discutida Reforma Energética es ley. La semana pasada, el presidente Enrique Peña Nieto firmó la legislación implementando la Reforma Energética que abre a la empresa privada el sector energético del país desde la nacionalización de la industria en 1938. Dos días después, el Gobierno aceleró el proceso, anunciando con un mes de anticipación, los resultados de la llamada “ronda cero” que le reserva a Pemex más de 80% de las reservas probadas y probables. El Gobierno espera que la reforma atraiga miles de millones de dólares de inversión extranjera y privada en los próximos años, permitiendo a México revertir una caída sustancial en la producción de crudo, y al mismo tiempo, bajar los precios de la energía dentro del país, dándole un gran ímpetus a la industria y economía para llegar a tasas de crecimiento de cerca del 5% al año. Se espera que las primeras licitaciones bajo las nuevas leyes estarán listas para el primer trimestre de 2015. Los anuncios de la reforma llega al mismo momento que parece que la economía mexicana sigue estancada. El Banco de México acaba de bajar su estimado del crecimiento del país este año a un 2.4% de un estimado previo de 2.8%, comparado a un crecimiento de solo 1.1% el año pasado. El Gobierno tampoco ha logrado venderle al público la necesidad de las reformas. Una encuesta reciente en el periódico Reforma arrojó que solo un 34% de los mexicanos están de acuerdo con las reformas energéticas, mientras que un 40% las ven como malas o muy malas. Entonces, ¿Podrá revertir las reformas al estancamiento económico de México? ¿Qué significan para el país? ¿Podrá EPN y el PRI capitalizar políticamente en las elecciones intermedias para el 2015?...more"

    Pájaro Político