Entre Guy Kawasaki y unos zapatos rojos

En el Consumer Electronic Show, la feria de tecnología más importante del mundo, la presencia de empresarios, compradores, productores e innovadores del sureste asiático era francamente apabullante. Había acceso a la información en cuatro idiomas: inglés, coreano, mandarín y japonés. Había hispano parlantes, pero eran una franca minoría.

“A mis casi 60 años puedo darme el lujo de decir lo que quiero y a no necesitar quedar bien con nadie, dos terceras partes de mí ya están muertas”, fueron las palabras de Guy Kawasaki, cofundador de Alltop.com, socio fundador  de Garage Technology Partners y todo un Twittstar con sus 1, 221, 932 de followers, en NMX  (New Media Expo) en Las Vegas la semana pasada.

Con una gran sencillez y claridad, característica de lo líderes que disfrutan lo que hacen, habló sobre la importancia del contenido de calidad en Internet y de las sorpresas permanentes que la innovación nos depara. ¿Cuáles serán las tendencias de Internet en los próximos cinco años? “No soy mago. Nadie lo sabe. Hace cinco años las apuestas eran que MySpace sería el GRAN espacio digital… y miren lo que es hoy.”

En un mundo que nos tiene permanentemente sorprendidos con su potencial y con los usos que se le pueden dar, Internet sigue siendo como el gran viejo oeste: un lugar al que todos quieren llegar a encontrar oro.

Durante tres días estuvimos reunidos blogueros, expertos en social media, empresarios y generadores de contenido en Las Vegas, discutiendo, analizando y conociendo las tendencias de negocios en las redes sociales. Rick Calvert y Dave Cynkin, los fundadores de NMX, lograron reunir a expertos en todas las áreas, desde Scott Monty de Ford, hasta Amy Jo Martin, pasando por Leo Laporte y Dana White. Usos diversos para las herramientas digitales.

Mientras concluía NMX iniciaba otro mega evento en la Ciudad del Pecado: CES  (Consumer Electronic Show) LA feria de tecnología más importante en el mundo. Simplemente impresionante.  El número de asistentes al foro fue de aproximadamente 150 mil personas (los taxistas insistían en que la cifra podría ser este año de unos 200 mil, pero no es un dato oficial), en donde se presentaron más de 20 mil productos y participaron más de 3 mil marcas.  Los números, en sí mismos, ya son noticia.

Entre las cosas que más destacaron se encuentran, sin duda alguna, las televisiones de ultradefinición, las tabletas para controlar todo en el hogar (desde las luces hasta la calefacción) y que nos permiten hablar de casas interconectadas; las PaperTabs o tabletas que pueden enrrollarse (esto si es computación portátil y no broma); los GPS que pueden rastrear tu equipaje; los lentes de realidad aumentada; los cubiertos inteligentes (los nuevos aliados de las dietas, que ni qué); cámaras fotográficas más pequeñas y de mayor definición y los “lap-tablets” (tablets y laptops al mismo tiempo).

No puedo dejar de contar que entre las cosa que más me impresionaron fueron las impresoras “tridimensionales”. Si, en efecto, impresoras caseras con las que puedes “imprimir” objetos.  Lo que tienes que hacer es tener el diseño digital del objeto que te interesa “imprimir”, y la impresora con su tinta/resina crea el objeto.   Me tocó ver un zapato rojo “impreso” por este medio (cuyo proceso tardó más de 13 horas) y me quedé con los ojos cuadrados.  Puedes hacer desde guitarras, hasta juguetes, pulseras… en fin, todo lo que la imaginación te provoque.

1

De sobra está decir que además de las innovaciones tecnológicas, el perfil de los asistentes era impresionante: desde el ex presidente Bill Clinton, hasta Arianna Huffington, sin dejar de lado a los CEOs de las grandes empresas tecnológicas del mundo, y por supuesto, Gary Shapiro, el gran Ninja de la Innovación, Presidente y CEO de la CEA (Consumer Electronics Association).

 2

Así que entre Guy Kawasaki y este zapato rojo, no pude evitar reflexionar sobre el papel de México en este mercado y en este ámbito. La presencia de empresarios, compradores, productores e innovadores del sureste asiático era francamente apabullante. Había acceso a la información en cuatro idiomas: inglés, coreano, mandarín y japonés.  Había hispano parlantes, pero claramente, no eran –al menos en lo que pude observar directamente- la mayoría. Eran franca minoría.

En la sección de startups e investigación: cero mexicanos.  Me sorprendió positivamente encontrar un stand del Gobierno de Tamaulipas promoviendo la inversión en electrónica en ciertos puntos del estado (todo un reto considerando la inseguridad que está viviendo). Me parece una política “echada pa´delante” buscar presencia en un foro así.  Ojalá hubiera habido mayor presencia de diversos sectores, empresarios, inversionistas, innovadores con sello “Made in Mexico” por allá.

La innovación, sin duda alguna, es algo que no llevamos en la sangre y no existen políticas públicas que la fomenten ni una cultura política que la incentive de fondo.  Me atrevo a decir que esto es casi una tragedia en un mundo interconectado en el que es necesario repensar cómo ser competitivos para  sobrevivir.  Mientras no existan políticas –ni una visión generalizada-  para fomentar la innovación, para vincular de manera asertiva y acelerada la investigación científico-tecnológica con el desarrollo productivo, con la salud, con la vida cotidiana de miles de personas, mientras los bajos estándares educativos mantengan a generaciones enteras en la ignorancia, mientras no se busque atraer el talento nacional o extranjero, mientras se siga pensando que las tecnologías de la comunicación son un lujo y no una herramienta de desarrollo… estamos destinados a seguir siendo observadores de las transformaciones y no actores de las mismas.

Close
Comentarios