Hackity App: sin interacción offline no funciona

Se trata de una webapp que funciona como plataforma para la participación ciudadana, donde los vecinos pueden aportar ideas, soluciones y reportar problemas y desperfectos del espacio urbano.

HackityApp

Sin actividades presenciales y correlato offline, las herramientas tecnológicas que pretenden canalizar la participación ciudadana pierden gran parte de su esencia.

Por eso resultan sugerentes los talleres realizados desde Medialab-Prado (Madrid-España), en los que se invita a la comunidad a repensar el diseño del espacio público de cara a solucionar problemas sociales.

“No nos parece que tenga sentido sentarnos y hacer el prototipo de un banco: abrir un Autocad, montar la estructura, buscar los materiales, ver si funciona ergonómicamente, si es sostenible… Todos esos requisitos de diseño son interesantes, pero hay uno anterior que es cómo la gente quiere usar ese banco y para qué lo necesita”.

Así lo explicaba Eusebio Reyero, CEO de Hackity App, la apuesta tecnológica que viene a complementar el trabajo que se hace desde el laboratorio ciudadano de Madrid.

Se trata de una webapp que funciona como plataforma para la participación ciudadana, donde los vecinos pueden aportar ideas, soluciones y reportar problemas y desperfectos del espacio urbano. Sólo necesitan subir una fotografía y describir la solución o el problema. A su vez, los ciudadanos y los colectivos pueden comentar y apoyar las propuestas de otros, incentivando a la Administración a la puesta en marcha de la misma.

De una forma similar, cruzando el Atlántico, se está actuando desde el municipio de Vicente López, en Argentina. apps4citizens estuvo con Luis Parodi, Subsecretario de Participación Ciudadana y Transparencia, que explicó cómo funcionan los Foros Vecinales.

“Son espacios de participación ciudadana en la que los vecinos deciden en qué gastar parte del presupuesto municipal. En la actualidad el 11,11 % del total (aproximadamente 3 millones de dólares) está sujeto a la decisión de los ciudadanos, que se reúnen a principios de año para expresar sus propuestas para el barrio”.

Junto a los funcionarios elaboran los proyectos que, en caso de ser factibles, serán luego sometidos a la votación de los vecinos. “Los más votados se ejecutan durante el año siguiente”, indicaba Parodi, quien agrega que muchas veces los reclamos ciudadanos trascienden el presupuesto participativo y se transforman en políticas públicas.

Es interesante pensar cómo una aplicación como Hackity App puede potenciar el trabajo que se está haciendo desde el municipio, actuando como facilitadora de mecanismos que existen y funcionan presencialmente.

Si quieres conocer esta o alguna de las aplicaciones de Activismo y Participación Ciudadana, puedes hacerlo participando como experto de la appteca de apps4citizens, una plataforma que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento útil para mejorar la calidad democrática de la toma de decisiones a través del compromiso social y político colectivo.

 

@apps4citizens

Close
Comentarios