TimeRepublik: la moneda del verdadero crowdfunding

Con la aplicación TimeRepublik, si necesitas ayuda con un proyecto en la escuela o con tu negocio, sólo debes ofrecer una hora de tus servicios; a cambio recibes una hora en tu cuenta, que podrás utilizar para pagarle a otra persona de la cual requieras sus servicios.

time-republik

La sharing economy es aquella que se produce entre personas que se conocen, o tienen intención de hacerlo, y deciden intercambiar productos y/o servicios sin ánimo de lucro. Cuando hay una empresa que intermedia entre dos personas que no se conocen ni lo desean, y alquilan sus casas, vehículos, etc., con el fin exclusivo de ganar dinero, estamos en presencia de un intercambio comercial, no de economía colaborativa.

En contraposición, ajustándose a los principios de la economía colaborativa, es destacable la aparición de la aplicación TimeRepublik, la República del Tiempo. En este universo de intercambio de servicios peer-to-peer, la “moneda” es la hora de trabajo.

Una vez registrado, el usuario debe completar su perfil señalando sus habilidades y destrezas, e inmediatamente podrá empezar a navegar por el newsfeed, donde encontrará las publicaciones de otros usuarios, así como hacer las propias solicitando colaboración.

time-republik-2

Como explica su fundador Gabriele Donati, “si necesitas ayuda con un proyecto en la escuela o con tu negocio, o sólo quieres construir algo para ti, TimeRepublik lo hace posible: sólo debes ofrecer una hora de tus servicios, recibiendo a cambio una hora en tu cuenta que podrás utilizar para pagarle a otra persona de la cual requieras sus servicios”.

time-republik-3

No hay remuneraciones diferentes. Todas las horas (del carpitentero, desarrollador, arquitecto, médico…) valen lo mismo. Éstos serán evaluados por sus pares, de modo que se construya una comunidad con altos niveles de confianza. Además de las calificaciones, el usuario irá recibiendo medallas que aumentarán su reputación, teniendo así más posibilidades de conexión con otras personas en cualquier lugar del mundo.

La idea no es sólo quitar el dinero del medio, sino también la frivolidad, y la mercantilización de las personas. Que resurjan las relaciones humanas, trascendiendo la mera prestación de servicios. “La gente está cansada de estar en plataformas donde todos crean personas de ficción, con maravillosas vidas, pero que al final del día llegan a sus casas y no hay nadie”.

Además, para alguien desempleado o un alumno que quiere ir introduciéndose en el mundo laboral, es una forma ideal para crear un porfolio con los trabajos realizados, que no podrían visualizarse de otra forma.

Si quieres valorar esta aplicación, puedes hacerlo participando como experto de la appteca de apps4citizens, una plataforma que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento útil para mejorar la calidad democrática de la toma de decisiones a través del compromiso social y político colectivo.

 

@apps4citizens

Close
Comentarios