¡Seamos voluntarixs por el derecho a aprender!

Voluntarium busca potencializar la inclusión social participativa, construir espacios de diálogo, activar y fortalecer capacidades en jóvenes.

Por: Metzeri Jiménez García

El 5 de diciembre se celebró el “Día Internacional de los Voluntarios” y en Mexicanos Primero cumplimos un año con Voluntarium, nuestro programa de voluntariado por el derecho a aprender. ¿Te sumas?

Encuentro de voluntariado 2015.

Encuentro de voluntariado 2015.

El voluntariado hoy

Sepamos algo: todxs somos o hemos sido voluntarixs. A lo largo de nuestras vidas nos hemos involucrado en distintas actividades en la escuela, oficina, iglesia, barrio o comunidad ofreciendo nuestro tiempo y esfuerzo sin que la remuneración económica sea el principal incentivo.

Ésta es la definición de la labor voluntaria que, desde nuestra infancia, practicamos en mayor o menor medida, aunque no nos demos cuenta de ello.

En este artículo me dirijo a ti –como voluntario o voluntaria– en el marco de esta celebración internacional para encontrarnos, reconocernos y celebrarnos juntos. Aprovecharé también para compartirte un poco de lo que algunas personas voluntarias estamos haciendo por el derecho a aprender de niñas, niños y jóvenes en México, y cómo tú también puedes ser parte para lograr la garantía del mismo.

Piensa en alguna ocasión en la que te hayas ofrecido como voluntaria o voluntario (y que lo hayas disfrutado). Seguramente experimentaste solidaridad (aportabas algo), armonía (algo mejoraba) y sentido de comunidad (pertenecías a algo). Reportes sostienen que el voluntariado crece y se nutre con dichos valores (UNV, 2011). Las actividades de voluntariado fomentan la cohesión comunitaria, la creación de espacios para la participación, la adquisición de nuevas habilidades para quienes realizan labores voluntarias, mejores prácticas para el ejercicio de rendición de cuentas y la inclusión social (UNV, 2011, UNV, 2015). Se dice incluso que las personas que practican el voluntariado son más felices y viven más[1].)

Sin embargo, en México muchas personas que realizan labores de voluntariado no se identifican como tales (Butcher, 2008), ni el Estado reconoce o fomenta dichas labores. Sin este reconocimiento, aún cuando hay personas como tú que realizan labores de voluntariado formal, la falta de información impide poder ubicar y promover todo ese potencial de participación. Jaqueline Butcher, especialista y pionera en temas de investigación sobre voluntariado en México, es muy clara cuando dice: “El trabajo voluntario ha sido poco valorado al no ser conocido en su completa dimensión.”[2]

Voluntarium: por el derecho a aprender

Voluntarium” es -en latín- un adjetivo plural y neutro para describir una acción voluntaria. Bajo este nombre, el programa de voluntariado de Mexicanos Primero cumple su primer año. Durante este periodo han participado 200 personas en actividades de observación y activismo, y registramos la labor de 42 personas que se han integrado de manera constante a la organización para sumar su talento a la causa con el propósito de generar impacto en tres sentidos:

a) Impacto en la persona voluntaria. Debe existir un antes y un después en la propia persona, de tal forma que en cada una se promueva su aprendizaje y su desarrollo personal y profesional.

b) Impacto en la organización. Que la persona se involucre de lleno con el equipo para que los proyectos en los que participa sean una oportunidad para aprender. Así la persona voluntaria aprende de la organización y viceversa para, en conjunto, construir una comunidad de práctica en torno al derecho a aprender.

c) Impacto en la causa. Que sus aportaciones fortalezcan proyectos, procesos y actividades que Mexicanos Primero realiza día a día de tal forma que logremos engrosar las acciones encaminadas a nuestro principal objetivo: que se garantice el derecho a aprender de niñas, niños y jóvenes en México.

Actividad en Encuentro de voluntariado 2015.

Actividad en Encuentro de voluntariado 2015.

La labor de estas 42 personas voluntarias que se han integrado al equipo de manera constante (33 de ellas son mujeres) representa casi 6 mil horas (237 días) donadas a la causa. Sin embargo, las horas (la manera más básica y común de cuantificar su labor) pasan a un segundo plano cuando cada voluntaria y voluntario nos contagia su pasión, alegría y compromiso de los cuales aprendemos todos los días. Entre pasantes, becarios o servicio social no hay distinciones. Su labor cobra relevancia y suma en cada proyecto al tiempo en que su mayor gratificación es hacer una diferencia y participar.

Voluntarixs en evento En Voz Alta Yucatán.

Voluntarixs en evento En Voz Alta Yucatán.

Voluntarium pone atención en el ciclo de cada persona como voluntaria: desde que se prepara su perfil, se le selecciona, se le acompaña con formación y evaluación hasta que decide terminar una etapa con Mexicanos Primero (para iniciar una nueva o tomar un rumbo distinto).

Para esto, impulsamos un programa de tutorías para seguir el proceso formativo de cada persona. Así, hemos sido testigos de algunas de las principales cualidades que se le reconocen al voluntariado. Para nosotros es importante en este espacio enfatizar la cualidad de ser un semillero de ciudadanía. Me explico: a la organización llegan personas de contextos diferentes impulsados por una inquietud de hacer “algo para mejorar la educación en México”. Cuando llegan, se integran a un equipo movido por la pasión en torno al derecho a aprender. Comienza entonces un sentido de agrupación y cohesión a partir del propio interés por “participar”. En su proceso individual, cada voluntaria y voluntario se sumerge en información sobre los proyectos en los que se involucran, pasan por su proceso de inducción y conocen más sobre el estado de la educación en el país. Es decir, comparten ahora un mecanismo esencial: información. “Sabía que la educación estaba mal, pero ahora sé qué tan mal está y qué puedo hacer”, comentó una de las voluntarias al término de su servicio. (Ana Berón). Así comienzan a ejercitar su ciudadanía de manera responsable y comprometida.

Meses atrás, cuando la Propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación presentaba graves recortes a la educación, nos quedamos una noche conversando y generando ideas para una campaña que era necesaria.

“No puede ser que le metan unas tijerotas al presupuesto”, comentó otra de las voluntarias. Al cabo de un tiempo de rebotar ideas y compartir experiencias, uno de nosotros comentó: “¿Y si hacemos unas tijeras así de grandes y las llevamos a la calle para visibilizar el tamaño del recorte?”. Ese fue el comienzo, hacer algo y evitar que se recortara el presupuesto educativo.

Nota de consulta aquí.

Romper prejuicios que relegan la participación de niñas y niños en las escuelas y construir nuevas posibilidades sobre el potencial de cada persona y comunidades es lo que hacemos con la mayoría de las personas voluntarias.

Ellas acuden a las escuelas tanto en proyectos participativos como de investigación con el impulso por hacer algo y aprender en el camino. Además de acercase a las escuelas públicas participan también en campañas e iniciativas donde nos apropiamos del espacio público, intercambiamos experiencias y dialogamos con más personas para fortalecer y nutrir nuestras acciones.

“Es impactante estar en calle y ver todo tipo de reacciones. Me quedo con la sensación de agradecimiento de una maestra que vio nuestro cartel con los ojos llorosos”, comentó Xime Ravelo cuando activamos la campaña #YoSíCreoEnLosMaestros.

Campaña #YoSíCreoEnLosMaestros

Campaña #YoSíCreoEnLosMaestros

Campaña #NoAlRecorte Educativo

Campaña #NoAlRecorteEducativo

Campaña #NoAlRecorte Educativo

Campaña #NoAlRecorteEducativo

Campaña #NoAlRecorte Educativo

Campaña #NoAlRecorteEducativo

El voluntariado que queremos

Desde el área de participación nos sumamos a la tercera de las inclusiones que garantizan el derecho a aprender: que todas y todos participen[3]. Específicamente con nuestro programa de voluntariado trabajamos para crear nuevas sinergias dirigidas a ejercer ciudadanía.

Ser voluntaria o voluntario “hace posible que las personas adquieran nuevas destrezas y conciencia de sus derechos. A través de él, los individuos desarrollan las habilidades necesarias para implicarse y participar en esferas que van más allá de su hogar o localidad […]; y crear agrupaciones cuya actividad trascienda lo local para situarse en un plano nacional o incluso mundial” (UNV, 2015, p. VXII). Sin embargo, la actividad voluntaria tiene retos importantes que van desde la profesionalización hasta la política pública, pasando por la falta de datos y la cultura dentro y fuera de las organizaciones de la sociedad civil que favorezcan su promoción. En suma, faltan mecanismos para que el voluntariado sea reconocido y, en consecuencia, promovido de manera formal.

Un dato: algunos países como Alemania cuentan con una ley de voluntariado que reconoce las labores voluntarias y propicia, entre otras cosas, un presupuesto dirigido a promover las acciones dentro y fuera del país[4]. En la región se han sumado a estos esfuerzos Honduras, Colombia y Perú (VNU, 2015, p.41).

El reconocimiento institucional es un paso, pero éste debe responder al deseo y esfuerzo de las personas para participar y entrar a espacios más abiertos para plantear, compartir, delegar y ejercer el poder. El voluntariado, como lo hemos mencionado, representa un mecanismo para lograrlo.

Aún nos falta camino, pero Voluntarium busca potencializar la inclusión social participativa, construir espacios de diálogo, activar y fortalecer capacidades en jóvenes, entre otras más pues consideramos que en el voluntariado está un pilar necesario y fundamental para la sostenibilidad de una causa que nos llama a todxs: el derecho a aprender.

En el marco del Día Internacional del Voluntariado queremos invitarte a ser parte de nuestra causa. No hay edades específicas y apelamos porque cualquiera participe. Si tu motivación es participar y tu causa es la educativa en Mexicanos Primero tenemos un lugar para ti.

Conoce lo que estamos haciendo y continua la conversación aquí.

Actividad en Encuentro de Voluntariado 2015

Actividad en Encuentro de Voluntariado 2015

 

 

@Mexicanos1o

 

Referencias:

Butcher, J. (2008). México Solidario. Participación ciudadana y voluntariado. Limusa, México. 296 p.

VNU (2011), Informe sobre el estado del voluntariado en el mundo. Valores universales para alcanzar el bienestar mundial (consultado aquí).

VNU (2015). Informe sobre el estado del voluntariado en el mundo. Transformar la gobernanza (consultado aquí).

 

 

[1] “Volunteering: Why doing good is good for you”, disponible aquí. (Consulta: 28 de noviembre de 2016).

[2] Butcher, Jacqueline (2013). “La importancia de la participación social”, México Social, disponible aquí (consulta: 28 de noviembre de 2016).

[3] En Mexicanos Primero consideramos que para garantizar el derecho a aprender se requiere que todas y todos: estén en la escuela, que aprendan lo que quieren y necesitan, y que sean parte activa de su proceso educativo. A esto le llamamos la triple inclusión.

[4] Disponible aquí (consultado: 29 noviembre 2016).

Close
Comentarios