José Merino

Columna Invitada

Perfil Espacio de expresión, blogueo y debate.

Ver Más

La cruzada por encontrar explicaciones

Por: José Merino (@PPmerino) 

 

(Gracias a @edufierro y @jesszark por ayudarme a entender que no había mucho que entender, y por todo el trabajo en la base de datos)

(Al final de este texto hay un link a la base de datos, lista de municipios y análisis usado)

 

El Gobierno Federal lanzó con una gran campaña de marketing (como suelen anunciar todo últimamente) “la Cruzada contra el Hambre”, sin dar mayores detalles sobre los criterios de selección de los 400 municipios elegidos para ser cubiertos.

Lo único que sabemos es que la selección se basa en dos tipos de pobreza, extrema y alimentaria; y en dos mediciones, porcentaje de la población en cada una de las pobrezas y/o el número total de personas en cada una de las pobrezas.

Nada más.

En México Evalúa publicaron un documento con un análisis estadístico que concluía que las razones de selección eran electorales: si había elecciones locales este año, había mayor probabilidad de ser seleccionado.

Javier Márquez replicó en su blog el análisis de México Evalúa y, luego de corregir errores en el procesamiento de datos y el análisis econométrico, concluyó que no, que tener elecciones locales este año no sólo no elevaba la probabilidad de ser seleccionado, sino que de hecho la reducía (con significancia estadística).

Comparto por completo las correcciones de Márquez al estudio de México Evalúa, no haré leña del árbol caído, pero no deja de sorprender que se publique un documento con errores elementales en la mezcla de datos (las claves del IFE y de Coneval no son las mismas), y en estimaciones econométricas (correr un modelo lineal para una variable dicotómica, además agregando efectos fijos por entidad, cuando el número de municipios por estado, quitando a Chiapas, Oaxaca, Puebla, Estado de México, Guerrero y Veracruz son de un dígito… en fin).

Dicho todo esto, seguía pensando que algún criterio electoral debía tener la selección, y había sólo de dos sopas: si era de cara al 2015, se debieron elegir municipios volátiles para asegurar una mayoría; si era de cara al 2018, se debía maximizar un bloque de electores pro-PRI y/o minimizar un bloque de electores a favor del partido que comparte esa masa electoral: el PRD.

Basta ver un par de gráficas para darse cuenta que hay varianza: ni están todos los que son, ni son todos los que están.

Blog Merino Fig 1

Blog Merino Fig 2

En los cuadros rojos hay municipios con un porcentaje pequeño de pobres y/o un número reducido de ellos, pero que no obstante, fueron seleccionados en la cruzada. En contraste, en los cuadros verdes vemos municipios con un porcentaje elevadísimo de pobres que no fueron seleccionados en el programa.

Pero aún, una simple gráfica muestra que la proporción de municipios ganados por AMLO en 2012 es mucho mayor en los municipios incluidos en el programa que en aquellos no seleccionados.

Blog Merino Fig 3

¡Bingo!, pensé… he ahí el asunto: quieren arrebatar a López Obrador una masa de apoyo electoral de aquí al 2018.

Lo cierto es que votar por López Obrador está asociado a condiciones sociodemográficas… como niveles de pobreza, entonces, tendríamos que explicar la probabilidad de ser seleccionado por resultados electorales dados niveles de pobreza, de otro modo, nuestra relación es un artificio que captura el efecto de otras variables… y así fue (más o menos).

¿Por qué están los que están?

Si hacemos caso a la justificación oficial, que no incluye detalles metodológicos, podemos explicar la probabilidad de ser seleccionado (i.e. modelo probit con errores robustos) con base en número y porcentaje de pobres alimentarios y extremos.

Haciendo este ejercicio, obtenemos lo siguiente:

Municipios que no están y no deberían estar: 2,003

Municipios que deberían estar y están: 318

Municipios que no deberían estar pero están: 82

Municipios que deberían estar pero no están: 53

En otras palabras, sólo con estas cuatro mediciones de pobreza predecimos correctamente 95% de los municipios… eso dejaría tres opciones: 1. El programa seleccionó municipios sin criterios electorales, sólo resulta ser que ahí hay más amloístas; 2. Se lanzó el programa justamente porque se iban a incluir más que proporcionalmente a municipios amloístas, 3. Ese 5% de municipios es clave electoralmente, por volatilidad.

Blog Merino Fig 4

¿Cuáles son los que no encajan?

Los 10 municipios con mayor probabilidad de estar, dados porcentajes y/o número de pobres, pero que no están:

Municipio (estado): probabilidad%

Santa María Tonameca (Oax): 93.8%

Huautla de Jiménez (Oax):  93.7%

Zitlala (Gro):  92.8%

Bochil (Chis): 92.3%

Nuevo Laredo (Tam): 91.2%

Chichiquila (Pue): 90.3%

Chemax (Yuc): 89.2%

Zirándaro (Gro): 88.1%

Benito Juárez (Ver): 86.8%

Cuetzalan del Progreso (Pue): 86.6%

Los 10 municipios con menor probabilidad de estar, dados porcentajes y/o número de pobres, pero que están:

Municipio (estado): probabilidad%

El Carmen Tequexquitla (Tlax): 0.02%

Ziltlaltepec de Trinidad Sánchez Santos (Tlax):  0.3%

Tecoman (Col): 1.4%

Ixtapan del Oro (EdoMex): 1.6%

Oaxaca de Juárez (Oax): 2.7%

Etchojoa (Son): 3.1%

Los Cabos (BCS): 3.3%

Copala (Gro): 4.8%

Campeche (Cam): 5.0%

Cuernavaca (Mor): 7.2%

(Al final hay un link para ver la lista completa)

¿Por qué están algunos que no son y no están algunos que son?

Asumamos que el programa fue diseñado con fines electorales y que ese 5% que no encaja tiene razones electorales. Para comprobar lo anterior, tendría que ser cierto que la elección de municipios que no deberían estar y/o el rechazo a municipios que deberían estar se asocia estadísticamente a variables electorales.

No los voy a aburrir con el modelo y demás (al final hay un link para que quien quiera vea los detalles), aquí tienen los resultados:

Blog Merino Fig 5

Puedo decirles cinco cosas:

  1. Si el municipio ya recibe transferencias importantes de Oportunidades, es más probable que sea seleccionado dado que no debería, o bien, si no las recibe, es más probable que no lo seleccionen aunque deberían.
  2. Las elecciones locales reducen la probabilidad de selección, pero evidentemente eso no dice nada causalmente… si Oaxaca y Puebla tuviesen elecciones locales el signo sería positivo y significativo. En todo caso, la conclusión de México Evalúa era, como ya había dicho Javier Márquez, errónea.
  3. Por alguna razón (lo digo sin maldad), entre mayor sea la participación electoral, menor es la probabilidad de ser seleccionado aunque no debería, o de no ser seleccionado aunque debería.
  4. A mayor población, mayor probabilidad de ser seleccionado… se deba o no.
  5. El voto por AMLO sólo eleva la probabilidad de ser seleccionado dado que no debería. Si nos movemos de un municipio con 0% de votos hacia AMLO a uno con 100% de voto por AMLO, la probabilidad crece en 16%…

Acá, buscándole tres pies al gato

Cuando 95% de los casos se predicen correctamente con sólo usar mediciones de pobreza, es difícil pensar que se trata de un programa con fines electorales. Para colmo, el 5% restante no parece explicarse por variables electorales, y francamente, el efecto del voto por AMLO para elegir a los que no deberían, es tan pequeño en un número tan pequeño de municipios que no parece reflejar un programa para asegurar una base electoral en el 2018.

¿Es posible que el programa se haya lanzado porque al atender a municipios pobres y/o con muchos pobres se atiende al mismo tiempo a poblaciones con simpatías amloístas más que proporcionalmente? Posible, lo es… pero difícil de probar.

Al final de todo el proceso de juntar la base, analizarla, correr modelos, explicar ese 5% que no encaja… me sentí ridículo, como me hizo ver un amigo: estaba buscando explicaciones electorales en un programa que, más que generar simpatías entre segmentos electorales clave vía transferencia de recursos, es simple y llanamente marketing, y por ello incorporó medio que al tin-marín municipios de entidades que no deberían, para que en el slogan salga que es un “programa nacional”.

Para corregirme la plana

En este enlace pueden acceder a la base de datos en .dta y .xls, la lista de municipios que no encajan, y el do file con el que hice las estimaciones. Con suerte, alguien encuentra lo que yo no.

 

* José Merino es Politólogo por el CIDE y la New York University, y profesor del ITAM.

 

Related

Deja un comentario