Nevado de Toluca: un patrimonio vital en estado de emergencia

Lo que hace estratégico al Nevado de Toluca y a otras montañas altas del centro de México es que las especies pueden sobrevivir casi en el mismo sitio a pesar de grandes cambios climáticos: para alcanzar una temperatura adecuada si el clima cambia, basta con realizar un pequeño movimiento horizontal y el cambio de altitud hará el trabajo. A ello hay que sumarle que es la fábrica de agua para las regiones hidrológicas del Lerma-Santiago y del Balsas.

Por: Alicia Mastretta Yanes (@AliciaMstt)

¿Qué está pasando en el Nevado de Toluca? ¿Por qué importa? Es lo que voy a tratar de responder en este texto. Voy a comenzar por la segunda pregunta, pues soy bióloga y biológicos son los motivos por los que como sociedad debemos preocuparnos por el Nevado de Toluca.

Los servicios ambientales que la biodiversidad del Nevado de Toluca nos brinda son cruciales. Es la fábrica de agua para las regiones hidrológicas del Lerma-Santiago y del Balsas: gracias a esto es que las zonas urbanas, industriales y agrícolas de Toluca, de Valle de Bravo y parte de la Ciudad de México tienen agua. Los bosques del ex Parque Nacional también producen oxígeno, retienen dióxido de carbono, evitan que la erosión genere deslaves peligrosos y forman parte del patrimonio cultural y de la identidad del centro de México.

Desde el punto de vista del resto de los seres vivos, el Nevado de Toluca no es un sitio cualquiera. Es parte de la llamada “Zona de Transición Mexicana”, un punto único en el mundo donde se mezclan las biotas Neárticas (que llegaron de Estados Unidos y Canadá) y Neotropicales (que se extienden desde el Amazonas hasta aquí),1 y donde la diversidad de ambientes y el aislamiento topográfico ha favorecido la especiación de miles de especies que sólo existen en las montañas del centro de México2.

Además, y muy relevante si consideramos los inminentes retos del cambio climático, el Nevado de Toluca en un sitio de gran elevación (en su mayoría más de 3,000 metros sobre el nivel del mar y algunas zonas arriba de 4,000) inmerso en una latitud tropical. Montaña de gran altitud + latitud tropical. Para las disciplinas de la evolución y la macroecología, dicha suma se traduce en zonas de estabilidad climática de largo plazo3–6, es decir sitios que permiten la subsistencia de la biodiversidad a pesar de los cambios climáticos de la Tierra3–5. En los últimos dos millones de años, nuestro planeta ha atravesado varios periodos glaciales (como hace 20 mil años, cuando la línea de nieve de los volcanes del centro de México estaba alrededor de 1,000 metros más abajo)7, interglaciales (como el actual) y ahora se encamina a un futuro de mayor temperatura debido al cambio climático causado por las actividades humanas8. Durante los cambios climáticos la biodiversidad se mueve para “seguir” las temperaturas adecuadas. Muchas especies de los bosques de Estados Unidos estuvieron “refugiadas” en México durante el último periodo glacial. Lo que hace estratégico al Nevado de Toluca y a otras montañas altas del centro de México es que las especies pueden sobrevivir casi en el mismo sitio a pesar de grandes cambios climáticos: para alcanzar una temperatura adecuada si el clima cambia, basta con realizar un pequeño movimiento horizontal y el cambio de altitud hará el trabajo.

Proteger el Nevado de Toluca es no sólo conservar las especies que actualmente existen ahí, sino garantizar que el motor que genera la biodiversidad se mantenga en el mediano y largo plazo. Por eso es relevante proteger sus ecosistemas naturales aunque algunas de sus especies se hayan extinto ya.

La Faja Volcánica Tansmexicana (FVTM, el sistema de volcanes del centro de México que va del Nevado de Colima al Cofre de Perote) pareciera un sitio común para quienes crecimos en sus faldas, pero no lo es. Estos volcanes y la biodiversidad que albergan son únicos, uno de nuestros más grandes privilegios, los emblemas de nuestro horizonte. Invito a los lectores a entrar en Google Earth y ampliar la imagen hasta poder ver el trazo de las ciudades, los campos de cultivo y los bosques. Verán que estos volcanes, estas Áreas Naturales Protegidas, son las últimas extensiones de bosques del centro de México. Nuestras ciudades no pueden subsistir sin sus servicios ambientales. No podemos perderlos.

 

La recategorización del Nevado de Toluca, su programa de manejo y la propuesta de un grupo de científicos a la CONANP

En el Nevado de Toluca la deforestación es grave, hay sitios donde se extrae grava y una parte se ha abierto a actividades agropecuarias. El resultado es que algunas regiones del Nevado de Toluca están seriamente erosionadas. Que la situación llegara a esto es fruto de un abandono institucional histórico del Área Natural Protegida y de políticas públicas contradictorias que fomentaron el cambio de uso de suelo. Como resultado el Área Natural Protegida Nevado de Toluca fue recategorizada de Parque Nacional a Área de Protección de Flora y Fauna (APFF). La justificación de dicho Decreto es permitir que se apliquen programas de manejo sustentable de los bosques y contrarrestar así las actividades ilegales que están deteriorando su biodiversidad.

Lo que nos preocupa a un grupo de científicos y otros sectores de la sociedad es que si no se maneja de manera adecuada y con los recursos suficientes, el cambio de categoría en lugar de frenar el deterioro del Nevado pueda incrementar la extracción de recursos forestales (incluso de forma legal) y facilitar el crecimiento de las zonas agrícolas y urbanas. La raíz del temor es que las APFF tienen menos restricciones en el manejo de los recursos naturales y en el uso del suelo que los Parques Nacionales. Otra preocupación es que si se llevan a cabo plantaciones forestales, que si bien son vegetación arbórea, éstas se hagan con especies comerciales de modo que se pierda el verdadero valor biológico que aún posee el Nevado de Toluca.

¿Qué estará permitido? ¿En qué zonas y cómo se manejará el Nevado de Toluca para garantizar la conservación de su biodiversidad y revertir su pérdida? Eso lo determinan la zonificación y el Programa de Manejo del Área Natural Protegida.

Actualmente la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) está elaborando el Plan de Manejo correspondiente al APFF Nevado de Toluca. Esto involucra a académicos, autoridades locales y otros grupos. Es indispensable que la CONANP garantice la transparencia total de este proceso. Las decisiones deben hacerse con base en criterios técnicos y las observaciones de grupos académicos y pobladores locales deben ser verdaderamente tomadas en cuenta antes de presentar una versión final del documento.

De acuerdo con el Borrador del Programa de Manejo que la CONANP subió a Internet para su consulta pública en noviembre del 2013, en la APFF Nevado de Toluca habrá zonas dedicadas desde a la protección de los ecosistemas hasta el aprovechamiento forestal sustentable y las actividades agrícolas. Lo preocupante de esa primera propuesta es que las Subzonas de Preservación (donde sólo se permiten actividades de conservación y de muy bajo impacto) abarcan sólo los pastizales de alta montaña (que sí son importantes y albergan especies únicas de las montañas más altas de México), pero dejan fuera (casi) por completo a los bosques de oyamel y pino. De igual modo, la Subzona de Protección propuesta (dedicada enteramente a la conservación) está marcada en una zona rocosa, casi desprovista de vegetación, mientras que quedan carentes de la debida protección regiones cercanas dónde crecen las especies de plantas más raras del Nevado de Toluca.

De forma independiente y en respuesta a la consulta pública, el 29 de noviembre, un grupo de 38 científicos de diversas instituciones, vinculados a la investigación de la FVTM mandamos una carta y un anexo técnico a la CONANP, donde propusimos una serie de modificaciones al actual Programa de Manejo. Tras una reunión con la CONANP el pasado diciembre, ampliamos nuestras sugerencias y presentamos una propuesta de rezonificación más detallada y otras recomendaciones y propuestas, como el que se establezca un sistema de monitoreo estricto o que se cree un Pago por Servicios Ambientales especial para el Nevado de Toluca, que sea verdaderamente redituable para los dueños de la tierra comprometidos con la conservación.

 

Zonificación Nevado de Toluca OKZonificación del Área de Protección de Flora y Fauna Nevado de Toluca acorde al Borrador de Programa de Manejo publicado en Octubre del 2013 (izquierda) y acorde a la presente propuesta (derecha). La imagen satelital de fondo corresponde a Google Earth DigitalGlobe 2014 actualizada en Mayo del 2013. Los detalles con la justificación de cada polígono propuesto se explican en este enlace y los archivos para visualizar los mapas en Google Earth pueden descargarse de aquí para los polígonos originales y aquí para los polígonos propuestos.

 

Nuestra propuesta de rezonificación en resumen consiste en: 1) la creación de un nuevo polígono de Subzona de Preservación en la región Noroeste del Nevado de Toluca; 2) la Ampliación del polígono de la Subzona de Preservación que rodea el Cráter hacia las cañadas del sur; 3) la Ampliación del polígono Subzona de Preservación de un núcleo de la mariposa monarca; 4) La creación de una Subzona de Recuperación en las áreas bajas del sureste (que conectaría con bosques importantes fuera del APFF), y 5) Cambio en la delimitación del polígono de la Subzona de Protección para que incluya las poblaciones de especies endémicas de la FVTM.

Nuestra propuesta está abierta a la discusión. El Programa de Manejo aún no está terminado y es el momento para que académicos, habitantes locales y ciudadanos en general lo evaluemos y discutamos cómo mejorarlo. El siguiente paso es garantizar que la CONANP y las demás instancias relacionadas con el manejo de recursos naturales cuenten con el presupuesto y el personal para ponerlo en práctica.

El último paso es no quitar el dedo del renglón. El futuro del Nevado de Toluca no puede confiarse únicamente a la publicación de un Programa de Manejo adecuado. Éste podría cambiar en cinco años o puede quedarse en papel, como ha sucedido con algunos decretos. El verdadero camino para salvaguardar nuestro patrimonio natural y garantizar así nuestro futuro como nación es replantear el peso que le damos a la conservación en nuestras políticas nacionales. México pasa por momentos difíciles en muchos frentes. Pero la pérdida de la biodiversidad es irreversible y frenarla no menos urgente.

Carta Nevado Firmas by Mayra Zepeda Arriaga

Anexo Modificaciones Nevado by Mayra Zepeda Arriaga

Propuestas Nevado by Mayra Zepeda Arriaga

* Alicia Mastretta Yanes es Bióloga egresada de la UNAM y actualmente cursa su doctorado en la University of East Anglia, Inglaterra. Su proyecto de doctorado explora la relación entre las características físicas del paisaje y la distribución de la diversidad genética en plantas de alta montaña de México.

 

 

Referencias:

1. Halffter, G. Biogeography of the Montane Entomofauna of Mexico and Central America. Annu. Rev. Entomol. 32, 95–114 (1987).

2. Koleff, P. et al. in Cap. Nat. México I: Conocimiento actual de la biodiversidad, 323–364 (CONABIO, 2008).

3. Loarie, S. R. et al. The velocity of climate change. Nature 462, 1052–1055 (2009).

4. Sandel, B. et al. The Influence of Late Quaternary Climate-Change Velocity on Species Endemism. Science 334, 660 –664 (2011).

5. Carnaval, A. C., Hickerson, M. J., Haddad, C. F. B., Rodrigues, M. T. & Moritz, C. Stability Predicts Genetic Diversity in the Brazilian Atlantic Forest Hotspot. Science 323, 785 –789 (2009).

6. Fjeldså, J., Lambin, E. & Mertens, B. Correlation between endemism and local ecoclimatic stability documented by comparing Andean bird distributions and remotely sensed land surface data. Ecography 22, 63–78 (1999).

7. Vázquez-Selem, L. & Heine, K. in Quat. Glaciat. – Extent Chronol. – Closer Look (Ehlers, J., Gibbard, P. L. & Hughes, P.) Volume 15, 849–861 (Elsevier, 2011).

8. Solomon, S. Climate change 2007-the physical science basis: Working group I contribution to the fourth assessment report of the IPCC. 4, (Cambridge University Press, 2007).

Close
Comentarios