Los autos no son los principales culpables de la contaminación por ozono

Las fugas de vapores en gasolineras y tanques domésticos de gas LP; uso indiscriminado de solventes en la industria química, talleres y en los hogares, y la aplicación de recubrimientos como pinturas y barnices son los principales causantes de la contaminación por ozono. Se trata de los compuestos orgánicos volátiles (COV), que también emiten los autos pero en menor proporción.

Nota de la editora: El pasado viernes 6 de mayo, la Universidad Nacional Autónoma de México emitió un comunicado donde se indicaba que mientras menos autos circularan, la contaminación por ozono en la Ciudad de México se incrementaba. Esto no es así. A continuación presentamos la explicación del investigador Ricardo Torres Jardón, donde aclara el tema y alerta sobre el causante principal de lo que el secretario de Medio Ambiente llamó “temporada de ozono”, mismo que no se está combatiendo.

 

Por: Ricardo Torres Jardón 

El ozono como contaminante se forma por una reacción química entre los óxidos de nitrógeno (NOx) y los compuestos orgánicos volátiles (COV). Ambos precursores compiten y, dependiendo cuál de los dos domine más, el ozono se incrementará o disminuirá.

En la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) los vehículos generan el 87 % del total de los NOx y el 31 % de los COV. El 68 % de los COV restantes es emitido por fuentes como fugas de vapores de gasolineras, fugas de gas LP de tanques domésticos; uso indiscriminado de solventes en la industria química, talleres y en los hogares, y aplicación de recubrimientos como pinturas y barnices.

Cuando se aplica el doble Hoy No Circula (con el 40 % del total de autos fuera de circulación), se estima que el NOx disminuye en un 35 % y los COV en un 13 % del total de las emisiones posibles.

En la reacción química entre los NOx y los COV, y a las condiciones geográficas y de composición de los COV, el precursor que determina la formación de ozono son los COV. En general, si los COV son pocos reactivos, una reducción de NOx da por resultado una reducción de ozono. Pero si los COV son altamente reactivos, aún con una reducción en NOx el ozono puede seguir generándose en los niveles típicos e incluso incrementarse.

En la ZMCM los COV son altamente reactivos. Por ello los domingos (día de la semana en que menos autos circulan) es posible que se registre una mayor producción de ozono que incluso podría ser superior a cualquier otro día de la semana. Esto es así porque hay una mayor concentración de COV reactivos sin la competencia de NOx normal de los días hábiles.

A todo lo anterior hay que sumarle la inversión térmica a mediana altitud como consecuencia de la influencia de sistemas de alta presión, ese fenómeno equivalente a una tapa de aire caliente que evita que se dispersen los contaminantes. En esta temporada de calor, una cantidad suficiente de NOx combinada con una concentración de COV muy reactivos acelera la producción de ozono.

Por ello, aunque la reducción en la circulación vehicular disminuya las emisiones de NOx, esto no necesariamente se traducirá en una reducción del ozono. ¿Por qué? Porque el esfuerzo se está enfocando en reducir las emisiones del precursor equivocado. El esfuerzo se debería concentrar sobre todo (y además) en disminuir las emisiones de COV -y no sólo de NOx- de todas las posibles fuentes de emisión, no sólo la de los autos.

 

 

* Ricardo Torres Jardón es investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM especializado en Fisicoquímica Atmosférica. Es egresado de Ingeniería Química por la UNAM y cuenta con una maestría en Ingeniería Ambiental por la UNAM y un doctorado en Ingeniería Ambiental por la Universidad de Cincinnati, Ohio.

 

 

Referencias:

Inventario de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero (Secretaría del Medio Ambiente del DF).

Lei, W., Foy, B. D., Zavala, M., Volkamer, R., & Molina, L. T. (2007).
Characterizing ozone production in the Mexico City Metropolitan Area:
a case study using a chemical transport model. Atmospheric Chemistry
and Physics, 7(5), 1347-1366.

Garzón, J. P., Huertas, J. I., Magana, M., Huertas, M. E., Cárdenas,
B., Watanabe, T., … & Blanco, S. (2015). Volatile organic compounds
in the atmosphere of Mexico City. Atmospheric Environment, 119,
415-429.

Close
Comentarios
  • T Z Bao

    Totalmente en desacuerdo. A niveles constantes de COV un reducción leve de NOx puede o no reducir significativamente el O3, pero con una reducción grande de NOx seguramente cae el O3. Dado que cortar NOx es más fácil, y dado que el NOx es enormemente dañino para la salud independientemente de su papel como generador de O3, tiene mucho más sentido irse por ese camino.

    • Amclaussen

      ¿que parte de la explicación es lo que Ud NO entiende? Diversos estudios, no sólo de la UNAM, sino también del Instituto Mexicano del Petróleo coinciden en que el excesivo énfasis en reducir los NOx es una medida equivocada, es en los Hidrocarburos en los que se debieron enfocar, pero como los “expertazos” de Secretario Pacciano sacaron la norma “al vapor” y sin preguntar, se equivocaron. Además un límite de sólo 250 ppm de NOX es difícil de lograr, sobre todo si los Verificentros siguen sometiendo a los vehiculos a altas temperaturas, pues omiten el importantísimo paso de colocar un ventilador grande frente l radiador del vehiculo, COMO DEBIERA HACERSE. Por ello es que muchos autos NUEVOS están siendo INDEBIDAMENTE rechazados.

  • Salvador Juarez S

    Desgraciadamente el desorden que impera en la ciudad no regula a los talleres clandestinos en plena vía pública de pintura y hojalatería.