Urge justicia con sentido humano para migrantes

Estoy convencido de que a golpe de sentencias podemos incidir para cambiar las leyes y las políticas de los gobiernos para atender los derechos de los migrantes con una perspectiva humanista.

Por: Armando I. Maitret Hernández

La tragedia en San Antonio, Texas, es una más de las muchas que todos los días viven los migrantes en el mundo. De por sí es una tragedia separarse de sus familias, raíces y tradiciones y cultura, como para perder la vida o sufrir daños irreparables a manos de una delincuencia transnacional que no teme a nada ni a nadie, y que opera con la mayor de las impunidades. Una mafia que destruye los sueños y aspiraciones de personas que lo único que buscan y desean es una oportunidad de mejorar su vida y la de los suyos, que huyen del hambre o inseguridad, para sufrir en el camino más hambre y vejaciones, un atentado contra la humanidad.

Hoy debemos reflexionar sobre nuestro compromiso con la humanidad, de la falta de voluntad y responsabilidad de los gobiernos y de la sociedad con personas cuyo único móvil es vivir mejor.

¿Y qué tanto hacemos para evitar ese tipo de tragedias? Los migrantes son un grupo vulnerable al que poca atención se le pone y en el que los impartidores de justicia de todos los países podemos contribuir en su protección e incidir con nuestras decisiones al diseño de políticas públicas que ayuden a solucionar sus problemas.

Estoy convencido de que como en muchos otros temas, a golpe de sentencias podemos incidir para cambiar las leyes y las políticas de los gobiernos, y que se enfoquen a atender los derechos de los migrantes, con una perspectiva humanista.

El trabajo que hay que hacer es titánico, pues en este momento estamos lejos de saber siquiera el número de sentencias que se han emitido en materia de migrantes o sujetas de protección internacional, o cómo se ha incorporado a la agenda judicial de los países de nuestro continente una atención especial a esos casos.

Pocos tribunales en la región han puesto la debida atención sobre esto. Por ejemplo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México emitió el Protocolo de Actuación para Quienes Imparten Justicia en Casos que Afecten a Personas Migrantes y Sujetas de Protección Internacional, como una herramienta que proporciona elementos normativos y jurisprudenciales a quienes imparten justicia, para que éstos puedan hacer resoluciones con una perspectiva de derechos humanos que contribuyan al pleno reconocimiento de los derechos de las personas a quienes se dirige la protección.

Por otro lado, hay varias organizaciones que nos hemos preocupado y queremos contribuir con ese objetivo. Por ello, desde el año pasado se constituyó un esfuerzo entre varias instituciones para reconocer a través de un premio a los impartidores de justicia del Continente Americano que a través de sus sentencias o resoluciones estén protegiendo los derechos humanos de ese grupo vulnerable.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados; la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia, A.C. (AMIJ); la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Relatoría sobre los Derechos de los Migrantes; Sin Fronteras, I.A.P.; la Alianza para las Migraciones en Centroamérica y México, y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos han unido su liderazgo, trabajo y prestigio para visibilizar y premiar aquellas sentencias que se han emitido bajo las más altas normas y estándares en derechos humanos y las buenas prácticas que han servido para garantizar el acceso a la justicia y el goce efectivo de esos derechos de las personas migrantes o sujetas de protección internacional en las Américas.

La convocatoria del certamen de este año, consultable en las páginas de internet de las instituciones involucradas, está abierta y se pueden postular sentencias o resoluciones hasta el 28 de agosto próximo, para que sean premiadas a finales de septiembre.

Este ejercicio no es una competencia entre sentencias o entre jueces, sino un mecanismo para incentivar la protección de derechos humanos, un estímulo que motive, que inspire a desempeñar el rol que la sociedad espera de quienes impartimos justicia. Es una invitación a que cada vez más los jueces se asuman como guardianes de la Constitución y los tratados internacionales y que con esos instrumentos de su lado, ayuden a cambiar la vida de las personas migrantes o sujetas a protección internacional.

El certamen es un mecanismo que ha probado sus bondades, pues en México, a lo largo de 7 años, la AMIJ convocó a los impartidores de justicia para que participaran en sus 3 categorías, “Proyectos de Excelencia e Innovación Judicial”, “Acceso a la Justicia y Derechos Humanos” y “Perspectiva de Género”. El objetivo del reconocimiento fue socializar las mejores prácticas, con el ánimo de generar incentivos para proteger derechos y que los mismos impartidores de justicia resultaran inspiradores para otros, siempre en el ánimo de prestar el mejor servicio de justicia posible.

Después de ese tiempo, lo que se generó es que en los órganos impartidores de justicia de México ya se hable con mucha regularidad sobre justicia con perspectiva de derechos humanos o perspectiva de género, lo que muestra resultados positivos, porque se lograron altas e importantes contribuciones a una cultura de protección de los derechos de las personas.

Creo fuertemente que hacer visibles, socializar, reconocer y difundir sentencias de los órganos impartidores de justicia de todo el Continente, en las que se han protegido derechos de este grupo vulnerable, nos ayudará a sensibilizarnos sobre el tema, a comprometernos con el conocimiento de sus causas, efectos y soluciones; y lo más importante, a través de nuestra función estaremos en la posibilidad de cambiar y mejorar la vida de las personas migrantes o sujetas a protección internacional, anteponiendo a la persona y sus derechos a cualquier otro interés o desviación del poder, con lo que podemos imprimir el enfoque humano que debe tener la impartición de justicia.

 

* Armando I. Maitret Hernández es Magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Close
Comentarios