La inevitabilidad de convertirse en víctima 

Y nos tocó. Entraron a nuestra casa a robar. Queríamos que fuera broma por el día pero no. Sabíamos que nos iba a pasar, y nos pasó. 

Por: Suhayla Bazbaz (@SuhaylaCCIS)

Era cuestión de tiempo. Sabíamos que iba a pasar. No teníamos claro si nos tocaría estar o no, si lo harían profesionales o amateurs, si serían metódicos o erráticos, si sucedería de día o de noche, entre semana o en fin de semana, si sobreviviríamos o no, pero sabíamos que iba a pasar.

Empezaron con el robo de autopartes y luego de los autos completos. Surgieron los robos a negocios como aquél cuyo video se viralizó y del que me enteré por los balazos que escuché en la cuadra. Pusieron policias afuera de ciertos negocios, rondines y alarmas vecinales. Siguieron con el robo a transeúntes. Finalmente llegaron los robos a casa-habitación.

Y nos tocó. Entraron a nuestra casa a robar. Queríamos que fuera broma por el día pero no. Sabíamos que nos iba a pasar, y nos pasó.

Como si convertirse en víctima fuera inevitable. Y es que lo es. Resulta inevitable porque no hemos decidido -como país, como ciudad, como colonia- que no estamos predestinados a ser víctimas.

Porque no hemos emprendido un verdadero proceso de prevención/disuasión/contención/investigación/sanción de las distintas violencias que se sufren todos los días en los diferentes entornos y contextos.

Porque seguimos creyendo que este fenómeno multicausal y multifactorial se resuelve con varitas mágicas: Fuerzas Armadas, mando único, reversa al Sistema de Justicia Penal Acusatorio, patrullas, becas, cámaras de videovigilancia, linchamientos, etcétera.

Hasta que la ciudadanía presione a las autoridades de todos los Poderes de la Unión y órdenes de gobierno y éstas instrumenten las políticas, programas y acciones que realmente se necesitan, convertirse en víctima seguirá siendo inevitable, solo cuestión de tiempo. Pensar lo contrario es ser inocente.

 

* Suhayla Bazbaz es fundadora y Directora General de la asociación civil Cohesión Comunitaria e Innovación Social.

Close
Comentarios