2018: Año de las mujeres que luchan

Este 2018 es particularmente para México un año trascendental, con elecciones en las cuales dos mujeres buscan aparecer en la boleta electoral y con la evaluación frente al Comité CEDAW.

Por: Atziri Ávila (@AtzirieAvila)

Como en el mundo, las mujeres en México seguimos enfrentando desigualdad, discriminación y violencia por el hecho de ser mujeres.

De acuerdo a datos registrados por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), de enero a junio de 2017 hubo 914 asesinatos de mujeres en 17 estados del país: Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guanajuato, Nuevo León, Jalisco, Oaxaca, Sonora, Chihuahua, Puebla, Coahuila, Sinaloa, Campeche, Hidalgo Chiapas, Quintana Roo y Colima; tan sólo el 49% de los casos es investigado como feminicidio.

A pesar de la existencia de la tipificación del delito y protocolos para su investigación ministerial, pericial y policial, “existe un desconocimiento y falta de voluntad política para aplicar la debida diligencia, perspectiva de género y más aún para sancionar a los responsables”.

En el caso de las defensoras de los derechos humanos, la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos (IM-Defensoras) registró 3,280 agresiones en su contra de 2013 a 2016: 1,360 en México, 1,009 en Honduras, 738 en Guatemala y 173 en El Salvador, ubicando a México como el país más violento de Mesoamérica para quienes nos dedicamos a esta labor.

Los datos de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México refieren que de las 1,360 agresiones documentadas 35% tienen componente de género, y las agresiones son principalmente: intimidación y hostigamiento (457); calumnias, señalamientos y campañas de desprestigio (197); amenazas, advertencias y ultimátum (140); restricciones a la libertad de expresión (71); ataques al patrimonio personal (53); criminalización y judicialización (51); detención arbitraria y privación ilegal de la libertad (51). De igual forma, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se ha documentado el asesinato de 22 defensoras de derechos humanos, 5 en el estado de Guerrero.

A ese contexto se suma la aprobación de la Ley de Seguridad Interior que pondera la militarización del país y que abre la puerta al incremento de las violaciones a los derechos humanos.

Si bien este 2018 el Estado mexicano será evaluado por el Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) de la ONU, sobre las acciones implementadas para erradicar la violencia de género y garantizar los derechos de las mujeres, los avances y cumplimiento de las recomendaciones emitidas por el Comité en 2012 son insuficientes.

Evidencia de ello, es la desaparición de mujeres y su posible vínculo con otros delitos como la trata, pornografía infantil, etc.

Según información proporcionada al OCNF por las procuradurías estatales, en los primeros seis meses de 2017 desaparecieron, 3,174 mujeres, de las cuales se localizó con vida un 49%, mientras que el 50% siguen desaparecidas.

A ello se suma el incremento de la violencia y la saña con que las mujeres son agredidas y violentadas, lo que ha derivado en que en 12 estados del país (Estado de México, Morelos, Michoacán, Chiapas, Veracruz, Sinaloa, Nuevo León, Colima, San Luis Potosí, Guerrero, Quintana Roo y Nayarit) se declarara la Alerta por Violencia de Género contra las mujeres, frente a las que la falta de voluntad política para su efectiva implementación, obstaculiza que este mecanismo sea efectivo.

#2018M

Frente a un contexto adverso y en el que prevalece la inacción e indiferencia del sistema, surgen también iniciativas del movimiento feminista a nivel nacional e internacional.

“En muchos países ya se plantean acciones para el 8 de marzo, como un Paro Internacional de Mujeres que muestre que, cuando nosotras paramos, se para el mundo. Pero más allá de ese día, el deseo de transformarlo todo tiene que ser una marea que no se detenga en todo el año. ¡En 2018 todos los días tienen que ser días de las mujeres!”, advierte la convocatoria lanzada desde Latinoamérica el último día del 2017 y que con la frase ¡Prepárate, que llega el #2018M! interpela a millones de mujeres en el mundo para que el 2018 sea un año en donde la agenda de las mujeres sea transversal en todos los asuntos de la vida social y democrática de nuestros países.

Surgen también llamados a la organización, a juntarnos e intercambiar contextos y acciones como la convocatoria al Primer Encuentro Internacional, político, artístico, deportivo y cultural realizado por comandantas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

“Bien que lo sabemos que el mal sistema no sólo nos explota, nos reprime, nos roba y nos desprecia como seres humanos, también nos vuelve a explotar, reprimir, robar y despreciar como mujeres que somos”, afirma la convocatoria a mujeres de México y el mundo enviada desde las montañas del Sureste mexicano.

Este 2018 es particularmente para México un año trascendental: elecciones, dos mujeres que buscan aparecer en la boleta electoral, Margarita Zavala y María de Jesús Patricio (primer mujer indígena en intentarlo); evaluación de México frente al Comité CEDAW; participación de otras mujeres en busca de cargos de representación popular; luchas contra los fundamentalismos y jerarquías que buscan violentar el Estado Laico y decidir sobre el cuerpo de las mujeres, etc.

Es un año con grandes retos para las mujeres, para quienes con su esfuerzo construyen día a día nuevas realidades y la enorme posibilidad de continuar creando y fortaleciendo nuestro poder colectivo. Sabernos juntas y reconocer que nuestros derechos son irrenunciables es un gran aliciente, y un gran motivo para continuar organizándonos acompañarnos y hacer de este nuestro año, el año de las mujeres que luchan.

 

 

* Atziri Ávila es comunicóloga social, activista, integrante de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México.

Close
Comentarios